Arranca la campaña electoral en Andalucía: las claves del 19-J, un ensayo para las elecciones generales

Juan Manuel Moreno Bonilla.
Juan Manuel Moreno Bonilla.

Juanma Moreno manda en todas las encuestas para presidir nuevamente el antiguo bastión del PSOE, pero Vox no está dispuesto a cederle la Junta si no le incluye en el Gobierno.

Arranca la campaña electoral en Andalucía: las claves del 19-J, un ensayo para las elecciones generales

Andalucía es la próxima cita electoral en la que podremos ver a los partidos jugarlo todo, por unos comicios que según apuntan analistas tendrán repercusiones a nivel nacional, de cara a las elecciones generales del año que viene. No es solamente que esta sea la comunidad autónoma más poblada de España, es que generalmente sus resultados indican las próximas tendencias políticas, como la entrada de Ciudadanos, Podemos y Vox al Congreso de los Diputados.

Los tres ‘juanes’ se enfrentan contra tres mujeres por la presidencia de la Junta. Juanma Moreno (PP), Juan Espadas (PSOE), Juan Marín (Cs), Macarena Olona (Vox), Inmaculada Nieto (Por Andalucía) y finalmente Teresa Rodríguez (Adelante Andalucía). Estos son los principales personajes que se batirán a duelo en esta campaña, y cómo no, empezando por el primer debate electoral que será transmitido por RTVE el 6 de junio.

Las formaciones políticas están listas para hacerse con los 109 escaños del Parlamento andaluz, con miras a aumentar sus horquillas, o como es el caso de otros partidos, a jugarse la vida por permanecer en el escenario político de la región por la XI legislatura. Con estas elecciones que tendrán efectos a nivel nacional, aquí te presentamos las claves del 19-J:

1. El presidente Moreno y sus precauciones

Los sondeos prevén, en mayor o menor medida, una amplia victoria para el actual presidente de la Junta. El líder popular ha aumentado drásticamente su respaldo desde las últimas elecciones en 2018, cuando no consiguieron ganar las elecciones, pero que gracias a un acuerdo entre el PP y Cs lograron evitar que el PSOE llegara a hospedarse por otra temporada en el Palacio de San Telmo.

En un territorio conocido por ser un histórico bastión socialista, las encuestas favorecen a Juanma Moreno Bonilla para que se haga nuevamente con el poder autonómico. Ante las estimaciones del roce a la mayoría absoluta, la incógnita que no se ha podido descifrar o al menos predecir es si el popular podrá gobernar en solitario, o si tendrá la necesidad de apoyarse en Vox para formar el segundo Gobierno que deja entrar a la ultraderecha en la vicepresidencia, después de que, en Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco no cumpliera las expectativas y necesitara de los votos a favor de los procuradores de Vox.

Esos son pasos que Moreno no quiere seguir. Ya al ritmo de la precampaña ha dejado caer varias veces la posibilidad de repetir las elecciones para no ir tomado de la mano de Macarena Olona. El popular no descarta esta opción si es que, dado el escenario de aliarse con Vox, este partido le exija peticiones “inasumibles”, como las políticas contra la violencia de género o el cambio climático.

2. El efecto Feijóo

La llegada del expresidente de la Xunta gallega a la dirección nacional del PP ha caído de maravilla al partido. Su ascenso entre los populares, y al Senado, ha coincidido, o provocado, un aumento del respaldo y de la intención del voto para los conservadores según esgrimen los sondeos, incluso los del Centro de Estudios Sociológicos (CIS).

Siendo uno de los políticos mejor valorados a nivel nacional, se presenta en Andalucía como el respaldo de Juanma Moreno, con quien ha demostrado tener una “excelente sintonía”. El relanzamiento de los populares será también el primer examen electoral para Feijóo lejos de Galicia, donde gozaba de una popularidad plena. El último informe del CIS plantea que el PP le pisa los talones al PSOE para llegar a La Moncloa, por lo que la carrera por San Telmo será la oportunidad perfecta para observar las estrategias del gallego de cara a las generales de 2023.

Feijóo mantiene buenas relaciones con los demás barones del PP, ha mostrado unidad con Isabel Díaz Ayuso, cosa que le costó la carrera a Pablo Casado. Pero su abrupta llegada a la presidencia popular coincidió en medio de las negociaciones que provocaron que Juan García-Gallardo y otros tres dirigentes de Vox llegaran al poder autonómico de Castilla y León, lo que le ha permitido al presidente del PP, de alguna manera, librarse de las culpas por ello, algo que no sería posible en Andalucía.

3. El estancamiento socialista

El PSOE se juega recuperar los votos que perdió en 2018. Esta comunidad ha sido gobernada por los socialistas de manera ininterrumpida desde 1982 hasta 2018; ganaron 10 de las 11 elecciones convocadas y la mitad de ellas con mayorías absolutas. De hecho, la del PSOE siguió siendo la lista más votada en las últimas elecciones. Pero entonces ¿por qué el PP los desbancó de San Telmo?

La respuesta es que la pasada candidatura de la rival interna de Pedro Sánchez, Susana Díaz, perdió aproximadamente 400.000 votantes respecto a los anteriores comicios, muchos de los cuales acabaron optando por la abstención. El gran reto para el actual candidato, Juan Espadas, es recuperar esos votos para un PSOE que necesita aire, pero que aún no lo ha podido coger. Ha pesado en la política regional el caso de los ERE, las luchas internas en el partido y que los socialistas hayan sacado, en 2018, su peor resultado electoral en la historia en esa comunidad.

En 1982 los socialistas cosecharon 66 diputados, pues en las elecciones pasadas obtuvieron una cantidad decente, pero no tan positiva, de 33 escaños. Espadas se aferrará al efecto sorpresa toda vez que las encuestas auguran que el PSOE aumente o reduzca un poco su horquilla, o que de plano mantenga sus representantes actuales en el Parlamento, estancándose.

4. El miedo a Olona

La congresista alicantina Macarena Olona ha sido la elegida por Vox para representar a la formación de ultraderecha en la carrera electoral. Siendo una de las figuras más polémicas, prominentes e incluso temidas del Congreso, llega pisando fuerte, sobreponiéndose a polémicas como su presunto empadronamiento fraudulento en el municipio costero de Salobreña.

Pero la meta de Olona es “empadronarse” en San Telmo, y para ello tiene el respaldo de su partido, que sigue creciendo en cada sondeo. Las encuestas para Andalucía prevén que se posicione como tercera fuerza en el Parlamento, duplicando sus actuales 11 diputados. Esto le bastaría como para ser una pieza clave en la investidura y en la estructuración del Gobierno.

Santiago Abascal verá la oportunidad de poder hacer mítines junto a Olona, donde probablemente reafirmen lo que ya ha quedado claro: que le cierran la puerta a un Gobierno en solitario del PP. La ultraderecha busca evitar un escenario como el que le concedieron a Díaz Ayuso en Madrid, bastándole unas cuatro abstenciones para investirla; ahora, han dicho, Vox no dará “votos gratis”.

5. Ciudadanos sigue en caída libre

De haber podido pactar de tú a tú con el PP desde 2018, con 21 y 26 diputados respectivamente que bastaron para arrebatarle el poder al PSOE con el respaldo externo de Vox, ahora Ciudadanos se juega la supervivencia en las Cortes. La hemorragia no parece cesar, toda vez que el partido de Inés Arrimadas se derrumba a nivel nacional y las encuestas cada vez más plantean que su mayor reto sería conseguir un grupo parlamentario propio.

Juan Marín, el candidato presidencial de Ciudadanos, es el vicepresidente de la Junta. A diferencia de otros gobiernos de coalición donde se divorciaron los presidentes populares y los vicepresidentes naranjas (Madrid, Murcia y Castilla y León) y generaron el terremoto político de 2021, Moreno y Marín siempre han mantenido una buena amistad y sólida relación parlamentaria. Pero el PP ahora, en su búsqueda de un Gobierno en solitario, buscará absorber votantes y escaños de los naranjas.

Por su parte, el vicepresidente abogará por su postura de representante del centro, para conseguir esa imagen de bisagra necesaria para que la ultraderecha no entre en el Gobierno. Ciudadanos sigue en declive, y corre el riesgo de quedarse con un único puesto en el Parlamento, y que ese sea el de Juan Marín, como ocurrió hace unos meses en Castilla y León. O de plano pueden quedar fuera del legislativo por completo.

6. La fragmentación de la izquierda

A la izquierda del PSOE el panorama ha sido de lo más complejo. Desde la escisión de la plataforma Adelante Andalucía, las formaciones progresistas lo han llevado mal para buscar su representación en las elecciones. Una salvación ‘in extremis’ auspiciada por la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, pudo aglutinar hasta seis partidos para que concurran bajo la misma marca, y detrás de la lideresa de la Izquierda Unida (IU) Inmaculada Nieto.

En concreto la coalición hospeda a IU, Podemos, Más País, Equo, Alianza Verde e Iniciativa del Pueblo Andaluz. No obstante, Podemos se quedó oficialmente fuera desde que llegaron tarde para inscribir su candidatura. Esto ha sido otro de los factores que ha ampliado las divisiones entre Yolanda Díaz y Podemos, después de que la dirigente amadrinara a Nieto en lugar de al candidato de Podemos.

Las previsiones de las encuestas estiman que esta formación obtenga, cuando mucho, unos ocho diputados, quedando bastante distantes de los 17 que cosecharon en 2017 bajo el nombre de Por Andalucía. La emancipación de Teresa Rodríguez, otrora dirigente morada, dificulta las posibilidades de Nieto toda vez que ambas aspiran a captar los votos del PSOE y los que están a su izquierda.

7. La emancipación de Teresa Rodríguez

Después de que Teresa Rodríguez fuera acusada de transfuguismo, y expulsada de su propio partido del que había conformado un tándem con Antonio Maíllo, la parlamentaria andaluza se reinventó, fundando su propio movimiento a la izquierda del PSOE, con más sentimiento andalucista, y del cual logró rescatar la marca Adelante Andalucía.

Es apenas su tercera candidatura a la presidencia de la Junta, y lo hace en un intento por conservar su escaño en el Parlamento, en vista de la fuerte división de las izquierdas. Su cara en las boletas estará al frente de la rescatada coalición Adelante Andalucía, conformada por Anticapitalistas, Primavera Andaluza, Izquierda Andalucista y Defender Andalucía.

8. Progresa el proyecto de Yolanda Díaz

La vicepresidenta ha dejado entrever en los últimos días cómo va yendo su movimiento, con el que planea aglutinar a todo ese sector a la izquierda del PSOE, conformando su asociación ‘Sumar’, que entrará en fase de escuchas al final del 19-J. Por Andalucía ha sido un ápice de lo que se viene, según tiene entendido la prensa de manos de su círculo de confianza autorizado para dar información.

9. La economía y el descontento rural

Estas elecciones se realizarán en medio de una alta inflación, donde los socialistas deberán defender las políticas del presidente Sánchez. La gestión del Ejecutivo central pasará a examen, y Juan Espadas es quien debe mostrar una imagen fuerte ante las alternativas de la derecha. Los ciudadanos evaluarán, además, los escándalos más recientes como el giro en el Sáhara o las escuchas a los independentistas.

Además, el tradicional respaldo socialista gracias a los núcleos rurales andaluces ha ido perdiendo fuerza en los últimos años. Los habitantes de la España vaciada, cada vez más desanimados con las políticas del PSOE, podrían ir a depositar sus votos a Vox, que ha comenzado a controlar estos territorios y se presenta como “defensor del campo”.

10. Las elecciones desde la playa

El adelanto de las elecciones andaluzas, organizado por Juanma Moreno, tuvo que ser encajado en algún punto entre las fiestas de primavera y el inicio del verano. Moreno optó por fijar la fecha en el calendario, para el 19 de junio, justo antes del final del curso para que la mayor cantidad de ciudadanos pueda acudir a las urnas.

Pero lo cierto es que generalmente las playas comienzan a llenarse a finales de junio, por lo que la abstención podría ser una ficha clave, o no. @mundiario

Arranca la campaña electoral en Andalucía: las claves del 19-J, un ensayo para las elecciones generales
Comentarios