La Junta Electoral ratifica la candidatura de Olona a las elecciones andaluzas

Macarena Olona, candidata de Vox a las elecciones andaluzas de 2022. / @Vox
Macarena Olona, candidata de Vox a las elecciones andaluzas de 2022. / @Vox

La candidata de Vox denuncia a la alcaldesa socialista de Salobreña, por haberla dado de baja del padrón electoral por el presunto empadronamiento fraudulento de Olona.

La Junta Electoral ratifica la candidatura de Olona a las elecciones andaluzas

La Junta Electoral de Granada da por válida la candidatura de la aspirante ultraderechista, Macarena Olona, a la presidencia de la Junta de Andalucía del próximo 19 de junio, toda vez que el órgano administrativo considerara que el empadronamiento de la política en el municipio costero de Salobreña, es un “acto administrativo firme”, por lo que podrá concurrir en los comicios como estaba previsto.

La política alicantina se había empadronado a finales del año pasado en este municipio a orillas del Mediterráneo, con miras a participar en las elecciones de junio. Pero después de que el dueño de la vivienda relatara a la Cadena Ser que Olona no vivía realmente en el domicilio, fue denunciada ante la Junta Electoral para inhabilitar su candidatura y dada de baja del padrón electoral por la alcaldesa socialista del municipio.

Pero este organismo ha fallado a favor de la dirigente de Vox, al razonar que “se ha comprobado que concurren las condiciones legales para ser elegida” y “que a la fecha del dictado del presente acuerdo el empadronamiento de la candidata Macarena Olona es un acto administrativo firme”. Por lo tanto, el órgano granadino considera que Olona estaba empadronada al momento de inscribir su candidatura, por lo que es válida.

La Junta Electoral de Andalucía, por otra parte, ha informado de que ha recibido ya la candidatura proclamada por la Junta Electoral Provincial de Granada, donde Olona figura como la número uno de la lista de Vox. El partido Andaluces Levantaos, había interpuesto la denuncia para inhabilitar su padrón y la candidatura, por considerar que su empadronamiento habría sido fraudulento.

Andaluces Levantaos rechaza el fallo

La Junta ha resuelto que el empadronamiento de Macarena Olona es válido, por lo que podrá presentarse como estaba previsto a las elecciones del J-19. De lo contrario, es decir, de haberse inhabilitado políticamente a la candidata, “se comprometerían garantías constitucionales reconocidas como el principio de legalidad, de seguridad jurídica y de interdicción de la arbitrariedad”, esgrima el órgano comicial provincial.

Los magistrados señalan que, igualmente el rechazo a la candidatura de Olona pudiera suponer el quebrantamiento al “derecho de acceso en condiciones de igualdad a las funciones y cargos públicos”. Por otro lado, esgrimen que la inscripción de Olona en el Censo electoral de Salobreña es igualmente válida, y que su suspensión del “no tendría un efecto retroactivo” en la proclamación de su candidatura.

Por su parte, Andaluces Levantaos han manifestado su rechazo a la decisión de la Junta, y han advertido de que recurrirán a otros mecanismos legales para frenar la participación de la candidata ultra en las elecciones. La coalición de izquierdas deberá presentar un recurso ante el Juzgado de lo Contencioso Administrativo para fraguar la boleta de Vox.

Olona denuncia a la alcaldesa por prevaricación

El fallo de la Junta Electoral ha coincidido con la interposición de la denuncia de Macarena Olona contra la alcaldesa del pueblo, María Eugenia Rufino, la líder socialista que dio de baja el padrón de la candidata y puso en el aire la carrera de Vox a por San Telmo.

Olona ha puesto su denuncia a la Guardia Civil, por prevaricación administrativa, delito electoral y la vulneración de los derechos fundamentales, al quitarle su derecho al voto tras la suspensión de Olona del padrón electoral de Salobreña. Según consta la denuncia, Vox acusa a Rufino de haber “utilizado torciteramente” las instituciones municipales como el propio Consistorio, con “fines políticos”, negándole a Vox su derecho de concurrir en el proceso electoral.

La política alicantina ha impugnado lo que considera como la mayor consecuencia negativa tras su escándalo, que es la “vulneración del derecho a la privacidad”. Se ha vulnerado la privacidad de Macarena Olona a pesar de vivir con escolta permanente por encontrarse amenazada de muerte por su actividad política. Esto no le ha importado ni al Ayuntamiento de Salobreña, ni a su alcaldesa, quienes han actuado movidos por intereses políticos”, concluye el partido en un comunicado. @mundiario

La Junta Electoral ratifica la candidatura de Olona a las elecciones andaluzas
Comentarios