La polémica de García-Gallardo opaca el ascenso de Feijóo al Senado

Alberto Núñez Feijóo toma posesión de su escaño en el Senado. / @NunezFeijoo
Alberto Núñez Feijóo toma posesión de su escaño en el Senado. / @NunezFeijoo

El líder de los populares ha tomado posesión de su escaño en la cámara alta, desde donde proclamó al PP como la “antítesis del sanchsimo”.

La polémica de García-Gallardo opaca el ascenso de Feijóo al Senado

El presidente del Partido Popular (PP) Alberto Núñez Feijóo ha evitado condenar las palabras del recién estrenado vicepresidente del Gobierno de coalición de Castilla y León, Juan García-Gallardo, después de que se desatara la polémica por las declaraciones que hizo el dirigente de Vox contra la izquierda, el aborto y en la que se vio involucrada la diputada socialista Noelia Fuentes.

García-Gallardo dijo a la representante Fuentes, una diputada con discapacidad, que “le voy a contestar como si fuera una persona como las demás”, pero su micrófono fue apagado precipitadamente por el presidente Alfonso Fernández Mañueco, el popular sentado a su lado en el escaño del Ejecutivo regional.

Previamente el dirigente de Vox había cargado contra la “hipocresía” de la izquierda y contra la ley del aborto, alegando que es un mecanismo que permite “triturar niños con discapacidad”. Tras los comentarios, los militantes del PP y del Ejecutivo de Castilla y León han obviado la polémica, que ha sido condenada por los dirigentes socialistas del Gobierno español este miércoles en el Congreso.

Feijóo ha hecho una escueta valoración de las declaraciones de García-Gallardo, asegurando desconocer el “contenido” y el “alcance” de las palabras que ha dicho el dirigente de Vox, aunque las calificó como “sorprendentes”. “Me permitirá que no haga de comentarista de los comentarios de un vicepresidente”, ha dicho Feijóo en respuesta a las preguntas tras su toma de posesión en el Senado.

Feijóo asciende a la Cámara alta

El jefe del partido conservador por fin ha tomado posesión como senador por Galicia, después de que cediera la presidencia de la Xunta y las riendas del PP regional para optar al Senado, en un intento por dar oposición cara a cara contra Pedro Sánchez, en medio de las sesiones de control a las que el presidente del Gobierno acudirá cuando lo considere pertinente.

Desde su comparecencia a los medios tras su juramentación, Feijóo ha cargado severamente contra el PSOE y especialmente contra Sánchez, alegando que las relaciones con el partido del Gobierno están rotas, y aseguró que su partido se está alejando de las acciones de los socialistas para pasar a ser “la antítesis del sanchismo”.

El líder popular ha ironizado las acciones del presidente Sánchez y de los demás miembros del Gobierno, al explicar que creía que, tras la reunión entre ambos en Moncloa, ambos partidos pudieran acercarse y crear puntos comunes por el Estado en medio de la crispación política.  “Me sorprende que el Gobierno quiera hablar con un partido de mangantes”, ha dicho Feijóo en respuesta a los comentarios de Sánchez contra el PP, en una de sus declaraciones en el Congreso.

No obstante, resaltó los comentarios ácidos de los socialistas contra el PP, incluso después de respaldar al Gobierno tras la crisis por el espionaje ‘Pegasus’, de la que se espera que Sánchez comparezca el jueves en el Congreso. El líder popular se pone en línea con la postura de que el PP es un “partido de Estado” al asegurar que respaldarán al Ejecutivo en la crisis del espionaje “si sus explicaciones con convincentes, completas y sinceras”, y no si “decide preservar en la falsedad y ocultación de información”.

Por el momento, ha asegurado que las comunicaciones entre ambas formaciones están “rotas” y que será muy difícil alcanzar acuerdos a corto plazo. Para los populares, el PSOE se ha distado del “partido de la Transición”, por lo que no encontrarán puntos comunes con los socialistas. @mundiario

La polémica de García-Gallardo opaca el ascenso de Feijóo al Senado
Comentarios