Feijóo entiende, a diferencia de Casado, que le conviene acercarse a Díaz Ayuso

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso y el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, en el Congreso del partido de Madrid. / @IDiazAyuso
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso y el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, en el Congreso del partido de Madrid. / @IDiazAyuso

El presidente popular admite que existe “un choque de estilos” entre él y la presidenta madrileña, a quien ha dejado pista libre para liderar el PP de Madrid. “Desde hoy, Isabel, tú y tu equipo sois más libres”, ha dicho.

Feijóo entiende, a diferencia de Casado, que le conviene acercarse a Díaz Ayuso

Después de reproches y una pugna interna que terminó fracturando al Partido Popular (PP), y que le costó su carrera política a Pablo Casado, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, deja de ser la única baronesa del PP que no preside su respectiva dirección regional, al hacerse finalmente con la oficina de Madrid.

Ayuso ha concretado su meta este fin de semana, marcada por un convulso trayecto por el liderazgo del partido en su región, y asumiendo completamente el poder en este cónclave, que se celebra en el Ifema de Madrid. La política no ha perdido tiempo, ya ha sido elegida presidenta del PP de la Comunidad de Madrid con el 99,12 % de los votos, siendo coronada como la nueva baronesa del partido regional tras anunciar su nuevo tren ejecutivo, renovando la estructura del antiguo equipo, eliminando todo rastro del ‘casadismo’ con el que guardaba todavía fuertes vínculos.

La nueva dirección ejecutiva será conformada por cuatro vicesecretarías. La alcaldesa de Arroyomolinos, Ana Millán, será la vicesecretaria de Organización; su homólogo de Tres Cantos, Jesús Moreno, se ocupa de Acción Política; el presidente del PP en el distrito de Salamanca, Jorge Rodrigo, estará al mando de la vicesecretaría Electoral; y la portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Inmaculada Sanz, se encargará de la cartera Sectorial como representante de la corte del alcalde madrileño, José Luis Martínez-Almeida.

Ayuso llegó prometiendo un cambio, demostrado a través de la renovación de su equipo. Al evento estuvieron invitados los expresidentes Mariano Rajoy y José María Aznar, pero la presidenta de Madrid obvió reservar un asiento para Casado, quien no se apareció en la cita.

Feijóo da libertad plena a Díaz Ayuso en Madrid

Quien sí estuvo presente fue el actual presidente nacional del PP, Alberto Núñez Feijóo, que demostró su pleno apoyo a Díaz Ayuso en medio del cónclave, aunque un paso más sustancial fue, en primera instancia, respaldar la celebración de un Congreso que se venía retrasando por la antigua administración, algo que Feijóo reprochó desde su puesto de presidente de la Xunta el año pasado, cuando Ayuso venía reclamando dirigir su oficina regional.

“Desde hoy, Isabel, tú y tu equipo sois más libres”, ha sentenciado el líder de los populares, que demostró su buena sintonía con Ayuso, al mismo tiempo que dejó entrever sus diferencias discursivas al enviar un contundente mensaje al Gobierno del presidente Pedro Sánchez. Esta particularidad, incluso, fue destacada por el mismo Feijóo en medio de sus palabras, al admitir que existe “un choque de estilos” entre ambos.

“Isabel y yo somos personas distintas y de generaciones distintas, con formaciones distintas. Yo vengo de las tierras altas y ella del centro de la meseta, pero los dos creemos que a la política se viene a servir y no a servirse. Los dos creemos en una política donde solo tenemos el objetivo de acertar”, ha remarcado el presidente popular.

“Luego dirán lo que ha querido decir ella, lo que ha querido decir él... y cuando no hay choque de nada, hay choque de estilos. Pero podrán intentar fricciones, divisiones... lógico, esto es política. Nosotros no somos puzzles, somos piezas que formamos esta gran familia del PP”, ha respondido Ayuso por su parte.

El PP carga contra el Gobierno

Desde sus diferencias discursivas han dejado entrever una intención diferente. Feijóo está más interesado en gestionar la economía que ir enredándose en “temas menores y cortinas de humo”, mientras que Ayuso confía en que es momento de una lucha cultural que frene las pretensiones del comunismo y de la izquierda en España.

Y es que Ayuso ha tocado todos los frentes ideológicos en su discurso. Ha pasado de criticar el feminismo propugnado por la ministra de Igualdad Irene Montero, hasta tocar el tema de los toros, el aborto, la educación o el Estado plurinacional. La madrileña ha cargado contra las “imposiciones” de la izquierda, “para los que cuentan que los porros son libertad, que ETA es invención y que para rabiosa actualidad, el franquismo”.

La baronesa ha enviado un claro toque de atención a la dirección de Núñez Feijóo, diciendo que “el PP ha de dejar su sello, el de sus convicciones e ideas” y que “la centroderecha no puede dejar que la izquierda colonice los problemas y arreglar solo la economía”, en respuesta a la actitud tibia de Feijóo en medio de la crispación política nacional.

A pesar de eso, Feijóo y Ayuso han lanzado una fuerte ofensiva contra Sánchez desde el congreso madrileño. Mientras el gallego criticaba a un Gobierno “débil”, “dividido” y que “no está preparado” y cargaba contra “el peor Gobierno de la democracia”, Ayuso hacía lo propio remarcando el carácter “autoritario” del Gobierno y su dependencia de los partidos independentistas. “Los amigos del terrorismo, de las narcodictaduras, de las dictaduras populistas están en el Gobierno central”, zanjó Ayuso. @mundiario

Feijóo entiende, a diferencia de Casado, que le conviene acercarse a Díaz Ayuso
Comentarios