Los venezolanos desbordan Latinoamérica huyendo del hambre y la inseguridad

Migrantes venezolanos. RR SS.
Migrantes venezolanos. / RR SS.

Hasta un 7% de la población de Venezuela ha terminado por huir a países vecinos como Chile, Colombia, Ecuador o Perú. Es decir, 2,3 millones de personas se han refugiado en otros países desde el 2014 por la crisis política, social y económica que afecta a la nación caribeña, según las estimaciones de la ONU. 

Los venezolanos desbordan Latinoamérica huyendo del hambre y la inseguridad

Aunque Latinoamérica empieza a colocar restricciones, los venezolanos siguen huyendo de su país a pesar de que es probable que pasen muchas dificultades gracias a las trabas fronterizas que cada nación empieza a colocar, la razón es muy sencilla: no huyen porque deseen dejar su país, huyen por miedo a la inseguridad que reina en Venezuela, una que han sorteado desde hace años pero ha incrementado en los últimos tiempos; y principalmente los venezolanos se van por hambre, porque el costo de la vida ha ascendido con la misma voracidad que ha incrementado la inflación en el país, que según el FMI superará el 1.000.000% a finales del 2018, la más alta del mundo.

Mientras nos seguimos adentrando al 2018, la cantidad de venezolanos está desbordando a Latinoamérica, donde temen saturar sus servicios públicos

Hasta el 7% de la población se ha ido de Venezuela para poder buscar un mejor futuro, resultando en 2,3 millones de personas que han abandonado su país desde el 2014, según las estimaciones de la ONU. Una cifra sorprendente si se toma en cuenta que Venezuela no es una nación que este en guerra y que a pesar de esto, obliga a que cada 7 de 100 venezolanos se refugie en otros países. Los mismo datos presentados por las Naciones Unidas expresan que la mayoría que decide irse, lo hace por falta de alimentos, cuyos costos han superado el sueldo mínimo de los venezolanos.

En Colombia, Chile o Perú optaron por medidas para regular el flujo de los venezolanos y al mismo tiempo poder ofrecerles un mejor acceso a trabajos dignos y servicios básicos, pero mientras nos seguimos adentrando al 2018, la cantidad de venezolanos está desbordando a Latinoamérica, donde temen saturar sus servicios públicos, lo que ha llevado a que países como Perú y Ecuador soliciten pasaportes a los recién llegados. Una cuestión polémica que ha generado rechazo desde y fuera de los países por una simple razón: el Gobierno venezolano no está expidiendo pasaportes.

Aunque debido a la presión, Ecuador ha anulado la medida por 45 días, es probable que la reactiven, por lo menos, en el caso de los adultos mientras dejan pasar a los menores de edad. Para muchos expertos, estas medidas solo colaborarán en reajustar la crisis migratoria debido a que resultará en que los venezolanos opten por entrar a los países por otras vías ilegales que podrían llevarlos hasta los traficantes de personas.

Recientemente el Gobierno de Nicolás Maduro lanzó una serie de medidas económicas para intentar sostener la crisis del país, entre ellas, ha eliminado cinco ceros del bolívar, una cuestión que ha hecho en un mes, sin mucha anticipación y sin la propaganda necesaria para preparar a la población, resultando la confusión constante de los venezolanos para comprender los nuevos precios. Hasta ahora, estas medidas no han despertado la confianza de la población que continua huyendo.

Históricamente, Venezuela fue un país que recibía migrantes. En ella crecieron nuevas generaciones de italianos, alemanes, árabes, colombianos, portugueses, españoles… pero esto cambió en 2010, cuando los venezolanos más jóvenes empezaron a migrar hasta otras naciones buscando mejores oportunidades. Como principal destino tomaron EE UU, especificamente Miami; Canadá, España, Portugal o Italia. Pero según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), las salidas de parte de los caribeños hacía el sur entre el 2015 y 2017 ascendió hasta el 900%.

Venezuela fue un país que recibía migrantes. En ella crecieron nuevas generaciones de italianos, alemanes, árabes, colombianos, portugueses, españoles… pero esto cambió en 2010, cuando los venezolanos más jóvenes empezaron a migrar

En Colombia, el país que más venezolanos ha recibido, se han asentado unas 870.000 personas, siendo no solo el principal país de Latinoamérica que ha vivido de primera mano la huida de los venezolanos, sino también un país de tránsito para cientos que buscan otros destinos como Ecuador o Chile. En Perú, la presencia de venezolanos ha aumentado hasta las 400.000 personas, según las cuentas oficiales. Otros destinos para los venezolanos, aunque en menos cantidad, han sido México, Costa Rica, Panamá, Bolivia, Argentina, Uruguay, Brasil, Paraguay  o República Dominicana. Se prevé que debido al desborde los venezolanos en Latinoamérica, las potencias de la región se reúnan para tomar acciones que busquen sostener la crisis sin llegar a cerrarles la puerta a los venezolanos. En Venezuela, el talento joven sigue huyendo, la crisis se perpetúa y el Gobierno ignora la crisis y las consecuencias a futuro. @mundiario

Los venezolanos desbordan Latinoamérica huyendo del hambre y la inseguridad
Comentarios