¿Xavi está preocupado por la lentitud en el cierre de los nuevos fichajes?

Joan Laporta durante la presentación de Franck Kessié. / @fcbarcelona
Joan Laporta durante la presentación de Franck Kessié. / @fcbarcelona
Joan Laporta ya ha presentado a dos nuevos futbolistas para el proyecto de la temporada 2022-23, pero aún faltan muchos más efectivos para tener contento a su técnico.
¿Xavi está preocupado por la lentitud en el cierre de los nuevos fichajes?

Joan Laporta ya ha presentado a las más recientes incorporaciones que ha hecho el FC Barcelona, de cara a la temporada 2022-23. Primero fue Franck Kessié, un tanque que llega al Camp Nou con la idea de reforzar la medular con un perfil tipo Casemiro, que en la plantilla no existía. El otro es Andreas Christensen, un buen defensor que servirá para tener más y mejores opciones en el fondo de la zaga, y que seguramente le irá restando minutos en el once titular a Gerard Piqué, que ha perdido la etiqueta de titular indiscutible para su técnico, que lo ve más como un problema que como una solución deportiva, por sus excesiva exposición mediática. 

Xavi agradece el esfuerzo que está haciendo su presidente, para reforzar al equipo, pero seguramente debe estar angustiado porque cada día está más cerca el estreno en LaLiga ante el Rayo Vallecano, y el grueso de las figuras que pidió no terminan de llegar, sin olvidar que todavía está en el aire el futuro de Ousmane Dembélé

Las benditas palancas no terminan de activarse definitivamente y eso es un verdadero problema para los blaugranas, porque no pueden ofrecer más dinero, por los jugadores que tienen en agenda. Raphinha aparcó su salida del Leeds, a la espera de lo que haga Laporta, porque está loco por aterrizar en la capital catalana, a pesar de que Arsenal y Chelsea le ofrecen a su club el dinero que piden por su estrella.

Ni hablar del caso de Robert Lewandowski. El atacante polaco del Bayern Múnich sigue protagonizando uno de los culebrones del verano. Sport destaca que el campeón de la Bundesliga está extrañado ante la falta de nuevas ofertas del Barça. Laporta se quedó en los 40 millones más incentivos, mientras que el club bávaro aparentemente exige más de 50 millones por su delantero. 

Tampoco hay que olvidar a César Azpilicueta y a Marcos Alonso. Por los momentos no hay novedades con los dos jugadores españoles del Chelsea. Se sabe que en las oficinas de Stamford Bridge ya tienen una oferta de 13 millones por cada uno, pero de momento no parecen interesados en aceptarla. Thomas Tuchel está armando un equipo fuerte, y no ve con buenos ojos la salida de efectivos de la calidad y experiencia del navarro y el madrileño, que han sido fundamentales en los últimos éxitos deportivos del club.

¿Bernardo Silva y Rubén Neves?

También se ha especulado desde el pasado mes de mayo, sobre el interés azulgrana en dos jugadores portugueses. Bernardo Silva sería un refuerzo espectacular, porque se trata de un futbolista que puede jugar indistintamente como falso nueve, extremo, interior o mediapunta. Además, el habilidoso lusitano estaría encantado de jugar para Xavi, pero hay un problema: cuesta unos 100 millones de euros. 

Si la operación de Frenkie de Jong termina de concretarse, las posibilidades de que el lusitano juegue en el FC Barcelona esta misma temporada son bastante altas, pero en caso de que el internacional neerlandés decida quedarse, es prácticamente imposible que el futbolista del Manchester City abandone Etihad Stadium, 

En cuanto a Rubén Neves, la prensa catalana asegura que el centrocampista del Wolverhampton no es una prioridad para este momento, pero lo ven como una opción a partir de 2023, cuando Sergio Busquets necesite más tiempo de descanso. @mundiario

¿Xavi está preocupado por la lentitud en el cierre de los nuevos fichajes?
Comentarios