Así es el plan de acción de la OIT para luchar contra el trabajo infantil

Un niño turco trabajando en el campo. El 70% del trabajo infantil ocurre en la agricultura / ONU
Un niño turco trabajando en el campo. El 70% del trabajo infantil ocurre en la agricultura / ONU

Guy Ryder, señaló el trabajo infantil como una violación de los derechos humanos e indicó que el objetivo debe ser que todos los niños, “estén libres de él”.

Así es el plan de acción de la OIT para luchar contra el trabajo infantil

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) informó que en el mundo laboran unos 160 millones de niños, por lo que este lunes se dio inicio a la 5ª Conferencia Mundial sobre la Erradicación del Trabajo Infantil, que se celebrará por cinco días consecutivos en Durbán, Sudáfrica.

Este problema que arrastra a uno de cada diez del total de la población infantil global ha ido en aumento a raíz de la pandemia de la Covid-19, misma que incrementó las carencias y desigualdades de los más pobres.

Por consiguiente, la reunión hizo un fuerte llamado a la acción para aplicar medidas urgentes que acaben con este flagelo. De hecho, Guy Ryder, director general de la OIT, dijo que no podemos resignarnos a que exista este lastre universal. “No debemos hacerlo. Lo esencial es abordar las causas profundas, como la pobreza de los hogares”, agregó.

Aumento evidente

Según la OIT, solo en los últimos cuatro años más de ocho millones de niños se sumaron a esta violación de los derechos humanos que puede generar daños físicos y mentales.

En este sentido, el presidente sudafricano, Cyril Rhamaphosa, presente en la inauguración de la Conferencia, consideró el trabajo infantil como un enemigo. “Es un enemigo del desarrollo de nuestros niños y un enemigo del progreso. Ninguna civilización, ningún país y ninguna economía pueden considerarse a la vanguardia del progreso si su éxito y su riqueza se han construido sobre las espaldas de los niños”.

Por otro lado, los niños están expuestos a diversos trabajos que varían desde el sector agrícola, los servicios y la industria, siendo más frecuente en zonas rurales que urbanas.

Restringen sus derechos

El trabajo infantil coarta los derechos de los niños, quienes en ocasiones no tienen acceso a la educación y limita sus oportunidades en el futuro, lo que genera círculos viciosos intergeneracionales de pobreza e incluso, más trabajo infantil.

Por su parte, la OIT y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), han presentado una lista de acciones para hacer frente a este flagelo. La misma consiste en fomentar una protección social adecuada para todos, aumentar el gasto de educación gratuita y de calidad, además de promover el trabajo decente para los adultos, poner fin a las normativas de género ineficaces e invertir en sistemas de protección infantil. @mundiario

Así es el plan de acción de la OIT para luchar contra el trabajo infantil
Comentarios