La OIT advierte que el covid-19 ha incrementado la discriminación laboral

Cartel de Igualdad de género en América Latina y el Caribe / OIT
Cartel de Igualdad de género en América Latina y el Caribe / OIT

Un nuevo estudio muestra que los temas de igualdad e inclusión laboral son percibidos como privilegios dentro de las empresas.

La OIT advierte que el covid-19 ha incrementado la discriminación laboral

El nuevo informe de la Organización Mundial del Trabajo (OIT),  Transformar las empresas a través de la diversidad y la inclusión, expone que una de cada cuatro personas no se siente valorada en el trabajo, y aquellos que sí lo hacen, son quienes ocupan cargos más altos. Curiosamente, el documento hace alusión a que los elevados niveles de igualdad e inclusión dentro de las empresas, están asociados a una mayor productividad y rendimiento; aún así, sólo un tercio de las empresas hace mediciones al respecto.

En vista de que el texto ofrece nuevos enfoques que permiten a las empresas eliminar todas las formas de discriminación dentro de las áreas de trabajo, se hace mención de los distintos factores por los que la población mundial recibe tratos desiguales, tales como la edad, género, orientación sexual, grupos étnicos/raciales/religiosos, discapacidad y aquellas personas que padecen el VIH.

Precisamente, el estudio busca que el tema de la inclusión deje de ser visto como un privilegio para los cargos de mayor rango dentro de las empresas, puesto que juega un “papel fundamental [...] en el alto desempeño de la fuerza de trabajo, las empresas, las economías y las sociedades a nivel mundial”; percepción que es más visible tras la pandemia mundial por SARS-CoV-2.

Resultados obtenidos del informe

Según la investigación de la OIT, sólo el 25% de los encuestados dijo que “las mujeres constituían una proporción importante (40-60 por ciento) de la alta dirección, y una tercera parte dijo que no había personas con discapacidad en cargos directivos”. Si bien el informe denota que el 71% de las mujeres encuestadas consideran que sus opiniones son valoradas en su trabajo, que el 79% de personas con discapacidad tienen una sensación de pertenencia y que el 81 por ciento de los encuestados con VIH son tratados respetuosamente, estos grupos minorizados siguen el patrón de tener una experiencia menos positiva de los factores que contribuyen a la inclusión e igualdad laboral.

Para Manuela Tomei, Directora del Departamento Condiciones del Trabajo e Igualdad de la OIT, “la pandemia de COVID-19 reveló y exacerbó las desigualdades existentes en nuestras economías y sociedades. Un lugar de trabajo equitativo, diverso e inclusivo es un motor clave de la resiliencia y la recuperación”. Si bien es cierto, dos terceras partes de los encuestados dijo que la pandemia aumentó la sensibilidad de sus jefes para intensificar la promoción de la diversidad y la inclusión. 

Al respecto, la Directora de la Oficina de Actividades para los Empleadores de la OIT, Deborah France-Massin, dijo que “los empleados necesitan sentirse valorizados, respetados, tratados con justicia y capacitados a través de prácticas empresariales inclusivas, una cultura organizacional inclusiva y un liderazgo inclusivo”; valores que el informe considera vitales, puesto que el cambio climático, además de las incertidumbres políticas y económicas exponenciarán esta toma de conciencia.

La desigualdad laboral en España

Aún cuando la OIT trabaja con los mandantes a fin de mejorar los niveles de inclusión y diversidad en los lugares de trabajo, la brecha sigue existiendo. Tan solo en 2021, el Instituto Nacional de Estadística (INE) en España reportó que la discriminación salarial entre hombres y mujeres era de 21.4%, lo que significó una diferencia de 4915 euros anuales, según los datos del Sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda.

De igual modo, a partir de los datos publicados por el periódico La Razón, se sabe que el 82% de las mujeres encuestadas dijeron haberse visto afectadas negativamente por la pandemia, ya que se les han adjudicado más labores el hogar, aunado a una diferencia de hasta seis euros en función del salario medio anual que los hombres, así como un mayor índice de desempleo desde 2021 a la fecha.

Es importante recordar que dentro de los objetivos de la Agenda 2030, se encuentra “promover el crecimiento económico inclusivo y sostenible, el empleo y el trabajo decente para todos”. @mundiario

La OIT advierte que el covid-19 ha incrementado la discriminación laboral
Comentarios