Antes de ser famosos: Coca-Cola, la bebida que empezó como viagra líquido

Botella inflable de Coca-Cola
Botella inflable de Coca-Cola.

Es probablemente la marca de refrescos por antonomasia, pero sus orígenes apuntaban a un producto muy distinto del que le distingue hoy en día.

Antes de ser famosos: Coca-Cola, la bebida que empezó como viagra líquido

Antes de ser famosos es una serie exclusiva de MUNDIARIO en la que se descubre y estudia la vida de ciertas celebridades antes de alcanzar la fama. En episodios anteriores se ha explorado la biografía de célebres líderes del crimen organizado, deportistas, estrellas porno y hasta empresas virtuales. El episodio de hoy está dedicado a una de las marcas más famosas a nivel mundial: Coca-Cola.

Biografía

Coca-Cola fue presentada originalmente por John Pemberton en Atlanta, Georgia en Estados Unidos. Pemberton era un prestigioso farmacéutico de esta ciudad y presentó su invento puntualmente el 8 de mayo de 1886. Inicialmente, la bebida fue patentada por su creador como un medicamento.

Pemberton sirvió como coronel en la guerra civil de los Estados Unidos. Tenía también una fuerte adicción a la morfina a raíz de un ataque sufrido en el pecho durante un combate.

John Pemberton.

John Pemberton, farmacéutico de Georgia.

Este combatiente había oído rumores de un químico británico llamado Angelo Mariani, quien combinaba cocaína y vino en 1863 como medicamento para el dolor. Aquella bebida se hizo famosa rápidamente en la isla británica y se llegó al punto que el Papa León XIII pidió que se le enviara un vaso con la dichosa bebida. Los rumores motivaron a Pemberton a iniciar sus propios experimentos con alcohol, cocaína y canela para hacer su propia versión de la creación de Mariani. Cuando la hubo creado, empezó a promoverla como un medicamento para los órganos sexuales. Sí, viagra líquido.

Las primeras botellas se vendían a cinco centavos la unidad.

Al par de años de haber lanzado su medicamento, las leyes en el Estado de Georgia cambiaron, incluyendo las de las regulaciones de medicamentos y bebidas, por lo que Pemberton se vio obligado a cambiar su fórmula. Ahí fue donde creó el Pemberton’s French Wine Coca (Vino Francés de Coca de Pemberton). Este vino estaba hecho a base de coca, vino, alcohol y cafeína. No obstante, nuevas investigaciones determinaron que la bebida mantenía una alta carga de cocaína hasta 1929.

Como sea, con su nueva bebida en el mercado, Pemberton decidió cambiar también el nombre y empezó a llamarla como se le conoce hoy en día: Coca-Cola. Escudaba su bebida con el lema: The Temperament Beverage (La bebida del temperamento). Y así nació también el imperdible logo con sus letras rojas que todavía se mantiene a estas alturas del siglo XXI.

Venta de la empresa

El éxito era tal que la bebida empezó a llamar la atención de varios empresarios. Pemberton decidió entonces que lo mejor era vender la marca antes de dar espacio al nacimiento de cualquier competidora. Su compra fue cerrada a un grupo de hombres de negocios, de quienes el más sobresaliente era Asa Griggs Candler. La venta dio lugar a que naciera The Coca-Cola Company en 1891.

Asa Griggs Candler.

Asa Griggs Candler.

Pemberton murió súbitamente al poco tiempo de esto y dejó sus participaciones en la compañía a su hijo Charlie. Pero su vástago también murió súbita y misteriosamente, por lo que todo quedó en manos de Candler.

Con el creador y su hijo fuera del camino, Candler expandió el mercado y empezó a vender la bebida en diferentes envases y en más ciudades, pues hasta el momento se comerciaba casi en su totalidad en Atlanta y sus vecinas inmediatas. Pero Asa se dio cuenta de que a su producto le seguía faltando algún distintivo que le alejara de las competidoras, y ahí fue donde ordenó un diseño –otro- que cambiaría otra vez la historia de la marca: su botella.

Decenas de diseños llegaron a sus despachos y Candler no se decidió hasta 1916, cuando eligió la silueta que todavía a día de hoy mantienen sus botellas de cualquier material. Aquello fue un nuevo inicio para la marca, que al poco tiempo crearía al modelo de Santa Claus (o Papá Noel, en algunos países) como también lo conocemos hoy en día. Candler supo explotar al máximo las virtudes de la empresa que había adquirido a Pemberton por 2.300 dólares, por cierto.

Su entrada al mundo de los deportes

En 1928 Coca-Cola se convirtió en la primera empresa de la historia en patrocinar unos Juegos Olímpicos, que en ese año se celebraban en Ámsterdam, Países Bajos.. Para esta época, según investigaciones de autoridades reguladoras, la bebida todavía contenía cocaína, pero eso le importó poco al Comité Olímpico Internacional. La estrategia de mercado, como sea, dejó satisfecho a Candler –quien moriría al año siguiente- y firmaron contratos para patrocinar a la MLB y la NFL, entre otras ligas y competiciones deportivas oficiales.

Afiche de Coca-Cola. / Pinterest.com

Afiche oficial de Coca-Cola para los Juegos Olímpicos de 1928.

Para la década de los 40’, la marca ya era un ícono de la cultura estadounidense.

Recelo de su fórmula

La empresa siempre ha guardado con extremo cuidado la fórmula que da sabor a su bebida estrella. De hecho, apenas dos personas tienen derecho a conocer cuál es la combinación exacta de ingredientes para poder hacer una Coca-Cola. Cuando tienen que viajar a un mismo destino, lo hacen en aviones separados en caso de que una nave se accidente.

A estas alturas, la marca es una de las más conocidas, sino la más conocida en todo el planeta. Su logo, su eslogan, su botella y hasta su fórmula la convierten en una empresa única en prácticamente todas las industrias. Esta fue su historia antes de ser la matriarca de las bebidas carbonatadas. Esa fue su historia, antes de ser famosa.

Episodios anteriores:

 

 
 

Antes de ser famosos: Coca-Cola, la bebida que empezó como viagra líquido
Comentarios