Buscar

MUNDIARIO

Antes de ser famosos: Steve Aoki, el exvocalista de "This machine kills"

Aoki dio sus primeros conciertos en su habitación universitaria por apenas cinco dólares y fue vocalista de una efímera banda. Así era su vida antes de ser famoso.

Antes de ser famosos: Steve Aoki, el exvocalista de "This machine kills"
Steve Aoki.
Steve Aoki.

Antes de ser famosos es una serie exclusiva de MUNDIARIO en la que se descubre y estudia la vida de ciertas celebridades antes de alcanzar la fama. En episodios anteriores se ha explorado la biografía de célebres líderes del crimen organizado, deportistas, estrellas porno y hasta empresas virtuales. El nuevo episodio está dedicado a uno de los DJ más emblemáticos de la actualidad: Steve Aoki.

Biografía

Steven Hiroyuki Aoki nació el 30 de noviembre de 1971 en Miami, Florida. Tiene dos hermanos, un hermano llamado Kevin y una hermana llamada Kana, quienes para el momento de su nacimiento ya eran adolescentes. También tiene una medio hermana llamada Devon, quien es actriz y modelo –de hecho protagonizó la película Sin City-.

Devon Aoki. / Twitter.

Devon Aoki.

Su padre, Hiroaki, fue un luchador olímpico, corredor de coches y un publicista muy reputado. Su entorno siempre lo calificó como alguien muy “alocado”, por usar una palabra pintoresca. Pero pese a su locura, este hombre era fundador y propietario de una importante cadena de restaurantes, por lo que vale decir que era de hecho un millonario. La familia Aoki parecía tenerlo todo, hasta que su padre confesó a su familia que iba a tener un hijo con otra mujer. La madre de Steve, Kana y Kevin, de nombre Kobayashi, decidió marcharse con ellos a California.

En California, Steve fue criado a la japonesa, raíz cultural de sus padres. Asistió a la escuela secundaria de Newport Harbor.  Su adaptación fue difícil pues él era el único estudiante de origen asiático en toda la escuela. Sus hobbies en la época eran patinar y esquiar en la nieve –quién sabe cómo si vivía en California-.

Tras graduarse en 1995, Aoki se enlistó a la Universidad de California en Santa Bárbara. En la universidad tuvo sus primeros acercamientos con la música. Según cuenta, empezó a escuchar música con letras “rebeldes”, las cuales le ayudaron a lidiar con sus inseguridades. De hecho, llegó a ser el vocalista de una banda llamada This Machine Kills (esta máquina mata). Cuando la banda se separó, Steve decidió empezar a probar suerte como DJ, obviamente sin descuidar sus estudios en sociología.

Steve Aoki. / edm.com

Steve Aoki en la secundaria.

Pero la música electrónica realmente lo cautivó. Empezó a dar sus primeros conciertos en su habitación cada vez que quería tomarse un descanso de estudiar. El dormitorio de aquel estudiante llegó a conocerse como The pickle patch y era ya un punto de congregación recurrente para todos sus amigos. El emergente DJ no consumía ningún tipo de sustancia en la época.

Primeros emprendimientos

Para cuando se graduó, Steve inició su propia compañía productora, a la que bautizó como DimMak, inspirada en Bruce Lee. Él mismo consiguió los fondos para su fundación y su primer servicio fue la organización de fiestas en el estado de California. La reputación de la empresa creció de forma positiva y sus fiestas se hicieron la fama de ser completamente descontroladas.

Empezó a generar contactos con otros DJ a fin de tener su propio inventario de artistas. Uno de los primeros fue DJ AM. Fue con él con quien se presentó por primera vez en un club nocturno, en 2004.

Mientras empezaba a hacerse con un nombre propio en la industria, sus padres estaban enfrascados en una seria disputa legal para hacerse con la herencia de Rocky, como apodaban a su padre. Los hermanos de Steve estaban dispuestos a pelear hasta lo último con tal de hacerse con la fortuna de su padre, mas éste desató su ira cuando decidió darle todo lo que tenía a su joven y atractiva novia nueva.

Pero Steve no estaba interesado en ese dinero. Su compañía iba creciendo poco a poco y ahorró para comprarse su primer auto: un Prius. Eso sí, lo pago en billetes de a 20 dólares.

Como empresario cada vez más consagrado, Aoki empezó a poner más interés en sus técnicas de DJ. Empezó a promocionarse y a dar conciertos a precios accesibles. Su base de aficionados fue creciendo como la espuma, y su nombre y rostro eran ya prácticamente una marca conocida dentro de los fanáticos de la música electrónica. Para 2010 tenía un promedio de 250 presentaciones al año. Su padre notó el creciente éxito de su retoño y decidió despojar a su pareja de su herencia y dársela a Steve y a Devon.

Con ese dinero, Steve terminó de hacer crecer su empresa y su marca personal. A estas alturas todos conocen el Cake me!, pero detrás de ese alocado e incansable DJ está la historia de un chico que empezó dando pequeños conciertos en su habitación universitaria y a quien su mismo padre despreció en su momento. Esa fue su historia, antes de ser famoso.

Episodios anteriores: