Buscar

MUNDIARIO

Antes de ser famosos: Bernard Sanders, el autollamado terror de Wall Street

Su familia paterna murió en el holocausto de los nazis y él en su juventud fue un intrépido y talentoso deportista. Así era su vida antes de la fama.

Antes de ser famosos: Bernard Sanders, el autollamado terror de Wall Street
Bernie Sanders.
Bernie Sanders.

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

Antes de ser famosos es una serie exclusiva de MUNDIARIO en la que se descubre y estudia la vida de ciertas celebridades antes de alcanzar la fama. En episodios anteriores se ha explorado la biografía de célebres líderes del crimen organizado, deportistas, estrellas porno y hasta empresas virtuales. El nuevo episodio está dedicado a Bernie Sanders, el autodenominado terror de Wall Street.

Biografía

Bernard Sanders nació el 8 de septiembre de 1941 en Brooklyn, Nueva York. Su padre, Ellius, era un judío nacido en Polonia quien no hablaba nada de inglés. Su madre, Dorothy, también era de raíces judías. En el caso de su familia paterna, ésta murió en un campo de concentración nazi ubicado en tierras polacas.

Bernie acudió a la secundaria James Madison, donde, por increíble que parezca, fue un ávido deportista. Llegó a ser capitán del equipo de corredores. De hecho llegó a quedar en tercer lugar del campeonato estatal de carreras en interiores. Pero mezclaba los deportes con su interés en la política.

Bernie Sanders. / thewashingtonpost.com

Bernie Sanders finaliza una carrera en la secundaria.

Como ya se mencionó, la familia de Sanders murió a manos del tiránico régimen de Hitler, cuya historia le motivó a involucrarse en temas políticos. En la secundaria se postuló para ser el presidente de la misma, pero quedó en último lugar de tres competidores. Aquella fue tan sólo la primera derrota de su currículum.

Inicios en el activismo

Para 1962 sus dos padres habían muerto con tan sólo tres años entre ellos. Sólo y estudiando para entonces en la Universidad de Chicago, Sanders inició su carrera como activista.

Sanders inició como líder de un congreso para la no violencia y manifestaciones antisegregación. Una de esas manifestaciones llegó a mover incluso al presidente de la casa de estudios. Guiados por el neyorquino, un grupo de estudiantes fueron a protestar y acampar a las afueras de la casa del presidente de la universidad por la evidente división entre blancos y negros en las residencias de estudiantes. Al presidente le movió el gesto y prometió investigar la discriminación.

Otra de sus memorables apariciones fue durante una protesta en Chicago. El tema de la protesta era nuevamente la segregación y discriminación en las escuelas públicas. Sanders lideró la movilización y la policía intentó arrestarlo, a lo que él obviamente se resistió. Finalmente fue atrapado y multado por oponerse a las fuerzas policiales. La multa fue de $ 25.00, que para los 60’ era demasiado dinero.

También lideró varios movimientos antiguerra, puntualmente la guerra de Vietnam. No obstante siempre ha sido respetuoso con aquellos que han servido al Ejército en distintos conflictos, no sólo los del país asiático.

Entrada a la política

Se enroló como miembro del Partido Unión de la Libertad en 1971. En 1972 y 1974 corrió por una plaza en el Senado y por el puesto de Gobernador de Vermont en 1976. Perdió todas las elecciones en las que participó y decidió retirarse del partido.

Trabajó para una organización civil como escritor. Esta organización fue su gran plataforma a la opinión pública, pues gracias a ella se hizo de un nombre e incluso hizo un documental en el que le agradecía al socialismo por convertirlo en el hombre que era. “Al socialismo le debo todo lo que soy, mis principios y mis valores, y no los cambiaría ni por todo el dinero de Rockefeller”, avisaba en aquel material.

Un amigo le recomendó lanzarse a la alcaldía de Berlington, Vermont. El alcalde de entonces se llamaba Gordon Paquette, del Partido Demócrata. Paquette se asombró por el joven insurgente que se presentaba para destronarlo tras seis mandatos seguidos. Lo llegó a calificar de ser peligroso, pero su discurso no caló en los vecinos, quienes le dieron su primer triunfo a Sanders en 1981, también su primer triunfo como candidato independiente. Aquella victoria se decidió sólo por 10 votos. A partir de ahí, Sanders fue reelegido para su posición en tres ocasiones consecutivas. Lo cierto es que Bernard hizo un gran trabajo pese a los malos augurios de demócratas y republicanos.

Su legado en la ciudad es notable. Muchos medios han catalogado a Berlington como una de las mejores ciudades para vivir en todo Estados Unidos.

Aprovechando su insurgente fama, se tomó la molestia de escribirle cartas a Ronald Reagan. Las cartas le sirvieron para descargar su inconformidad con la administración de uno de los más grandes íconos del Partido Republicano.

En 1990 se postuló y ganó un puesto en la Cámara de Representantes. Sanders fue el primero en lograr esta hazaña en cuatro décadas.

Su fama se disparaba con cada palabra que pronunciaba, pues la mayoría iban cargadas de críticas antisistema, ese discurso populista que tanto gusta en todas partes. Cargó en su momento contra George W. Bush por la invasión a Irak.

Para 2005 ya era un personaje mayúsculo en Washington. Se postuló al Senado a nombre de Vermont. Fue reelegido en 2012. Fue su último cargo antes de lanzarse por la candidatura presidencial del Partido Demócrata. En esa última expedición puso en serios aprietos a los nombres más tradicionales del partido, por lo que Hillary Clinton debió amañar el proceso primario para deshacerse del hombre antiestablishment más alocado de Estados Unidos, con el permiso de Donald Trump.

Esa fue la historia de Bernie Sanders, el hombre que puso a temblar a la familia Clinton, antes de ser famoso.

Episodios anteriores:

- Psy.

- El Chapo Guzmán.

- Melania Trump.

- Alexis Texas.

- Al Capone

- The Undertaker.

- Google.

- Osama bin Laden.

- Bill Nye.

- Hugh Heffner. @hmorales_gt