Paraguay despide a Marcelo Pecci, el fiscal asesinado en Colombia

Marcelo Pecci, fiscal antinarcóticos paraguayo asesinado en Colombia . / RR.SS.
Marcelo Pecci, fiscal antinarcóticos paraguayo asesinado en Colombia . / RR.SS.

El fiscal general de Colombia, Fernando Barbosa, informó que las autoridades manejan más de 120 pruebas que los podrían llevar hasta los autores intelectuales del crimen.

Paraguay despide a Marcelo Pecci, el fiscal asesinado en Colombia

En una caravana con unas cuatro carrozas fúnebres, el vehículo que transportaba el cuerpo sin vida del fiscal antidrogas, Marcelo Pecci, llegó hasta el cementerio de La Recoleta en Asunción, la capital de Paraguay, donde fue recibido con la Marcha Fúnebre de Beethoven entonado por una banda militar, en el mismo camposanto donde muchos héroes y literarios paraguayos son enterrados al morir.

Con homenajes en el Colegio San José, la sede del club de fútbol guaraní y la estación de bomberos local, familiares, amigos, colegas y figuras del Gobierno y de la Justicia despidieron el cadáver del fiscal paraguayo asesinado en las playas de la isla de Barú, en Cartagena de Indias, al norte de Colombia, mientras pasaba su luna de miel con su esposa, la periodista Claudia Aguilera.

Su padre, el exjuez Francisco Pecci, despidió al letrado en un discurso donde condenó el asesinato de su hijo, a manos de presuntos sicarios del “terrible mundo del narcotráfico”. “El narcotráfico asesinó a mi hijo por hacer bien su trabajo. Que encuentren o no al culpable es harina de otro costal. Estos son sicarios que actúan enviados por otros”, manifestó, para recordar que el fiscal Marcelo “alguna vez me dijo que si le sucedía algo era voluntad de Dios”.

El cuerpo del reconocido fiscal antidrogas, cuyo homicidio ha causado un fuerte revuelo internacional en todo el continente americano, fue enterrado envuelto en una bandera con los colores paraguayos, en presencia de su círculo íntimo, compañeros de la Unidad contra el Narcotráfico, la fiscal general del Estado Sandra Quiñonez, otros agentes del Ministerio Público y del Gobierno, así como el agregado de Justicia de la embajada de EE UU, Brian Skaret.

Colombia asegura tener “más de 120 pruebas”

En su visita a la región del Eje Cafetero, el fiscal general de la nación de Colombia, Fernando Barbosa, ha comentado los más recientes avances de la investigación contra los presuntos autores del crimen del fiscal Pecci, asesinado por la espalda por un presunto sicario que llegó desde la playa, y le disparó certeros tiros estando su víctima de espaldas, como constata un vídeo de seguridad del hotel donde se produjo el homicidio.

Barbosa indicó que, aparte de las autoridades colombianas, paraguayas y agencias norteamericanas, el caso está siendo liderado por un grupo de fiscales expertos y especializados de Medicina Legal, el Cuerpo Técnico de Investigación Criminal y Judicial (CTI) y la Dirección de Investigación Criminal e Interpol (Dijín). Este grupo de élite habría conseguido ya más de 120 pruebas que podrían demostrar la responsabilidad de dos hombres como autores materiales del hecho y a otras personas, como autores intelectuales.

“Al momento, hemos podido hacer un trabajo investigativo muy contundente, tenemos más de 120 - 130 evidencias, que nos permite añadir información técnica alrededor de este lamentable hecho”, indicó el funcionario colombiano, quien recalcó que “el objetivo” es buscar a todos los implicados en el hecho, al que atribuyen como parte de una “persecución” de una de las tantas bandas y organizaciones criminales que Pecci, de 45 años, logró desmembrar en su carrera.

“Hay una comisión del Ministerio Público de Paraguay que está integrada, hay interés de las agencias norteamericanas en el caso y por ende, también están todos colaborando. Lo importante es decir que hay un trabajo en conjunto para lograr el esclarecimiento de este hecho, tenemos acuerdos de cooperación, estamos haciendo una tarea conjunta”, señaló el fiscal.

Avanzan las pesquisas para esclarecer el crimen

Pecci fue asesinado el 10 de mayo, estando de pie bajo una sombrilla en la playa del hotel en el que se hospedaba con su mujer, recién casados el 30 de abril y a la espera de un hijo. Los vídeos de vigilancia muestran cómo dos sujetos aún no identificados se acercaron a la orilla de la playa, desde el mar en una moto acuática. Uno de los dos hombres, presunto sicario, se bajó del vehículo y se acercó hasta estar detrás de su víctima, cuando disparó contra Pecci a quemarropa, según los análisis preliminares forenses, asesinándolo frente a los demás turistas y huéspedes.

La línea que siguen las investigaciones ha llevado a conseguir una grabación de vigilancia de un local cercano al sitio del suceso, en la que se ha logrado identificar al presunto tirador usando gafas oscuras y un sombrero. Su imagen fue difundida por medios y redes, ofreciendo hasta 2.000 millones de pesos colombianos (500.000 dólares) por información que logre dar con la identidad real del sospechoso.

El comisario de la Policía Nacional del Paraguay, Nimio Cardozo quien viajó a Cartagena tras el homicidio, dijo a los medios que los presuntos sicarios habrían tardado unos “13 minutos” desde que alquilaron la moto acuática, cometieron el crimen y devolvieron el mismo vehículo. El funcionario paraguayo añadió que, tras las inspecciones técnicas en la playa, se encontraron “tres casquillos de pistola 9 milímetros”. @mundiario

Paraguay despide a Marcelo Pecci, el fiscal asesinado en Colombia
Comentarios