Las mujeres de Afganistán, un grupo menospreciado por el régimen talibán

Familia afgana desplazada / OIM
Familia afgana desplazada / OIM

Tras un año de los talibanes en el poder, varios organismos de la ONU han alertado que existe un deterioro continuo de los derechos de las mujeres y niñas afganas.

Las mujeres de Afganistán, un grupo menospreciado por el régimen talibán

El primer aniversario de la toma del poder por parte de los talibanes en Afganistán se cumplió este lunes 15 de agosto, período que se ha caracterizado por un constante deterioro “de la situación en que viven las mujeres y niñas afganas”, según informó ONU Mujeres.

De hecho, el organismo considera que “la exclusión de las mujeres en todos los aspectos de la vida priva al pueblo afgano de la mitad de su talento y energías, impide a las mujeres liderar los esfuerzos para construir comunidades resistentes y reduce la capacidad del país para recuperarse de la crisis”.

“Ha sido un año de creciente falta de respeto a su derecho a vivir una vida libre e igualitaria, negándoles la oportunidad de ganarse la vida, el acceso a la atención sanitaria y a la educación, y la posibilidad de escapar de situaciones de violencia”, añadió la agencia de la ONU.

Y es que, Afganistán es el único país del mundo en el que se prohíbe la escuela secundaria a las niñas, donde las mujeres están totalmente excluidas de la participación política, donde deben cubrirse la cara en público y además, deben estar acompañadas de un hombre de su familia para poder salir de sus casas.

Eliminar las restricciones

Ante esta situación, ONU Mujeres insta a las autoridades afganas a eliminar cualquier limitación o violación a los derechos de las féminas afganas. “Pedimos a las autoridades de facto que garanticen que las mujeres periodistas, las defensoras de los derechos humanos y los agentes de la sociedad civil gocen de libertad de expresión, tengan acceso a la información y puedan trabajar de forma libre e independiente, sin temor a represalias o ataques”, agregaron.

Sin embargo, para esto también será necesario el apoyo de la comunidad internacional, por lo que destacaron la importancia de apostar por las mujeres en la creación de servicios y puestos de trabajo y empresas dirigidas por mujeres. “Esto incluye no sólo el apoyo a la prestación de asistencia humanitaria, sino también los esfuerzos continuos e incesantes a nivel político para lograr el cambio”, señalan. Además, lamentaron que “décadas de progreso en materia de igualdad de género y derechos de la mujer se han esfumado en apenas unos meses”.  

Mayores riesgos de explotación y abusos

De acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el apartar a las niñas de la secundaria supone una pérdida en términos económicos del 2,5% del PIB anual del país.

A propósito, este organismo de la ONU presentó un nuevo estudio en el que calculan que, si la actual generación de tres millones de niñas y adolescentes pudiesen acabar su educación secundaria e incluso, participar posteriormente en el mercado laboral, aportarían un aproximado de 5400 millones de dólares a la economía de Afganistán.

Por su parte, Mohamed Ayoya, representante de UNICEF en Afganistán, considera como “impactante y decepcionante” el impedimento de que las niñas regresen a la secundaria. Acción que “no solo viola el derecho fundamental de las niñas a la educación, sino que las expone a una mayor ansiedad y a más riesgos de explotación y abuso, incluyendo la trata de niños y el matrimonio precoz y forzado”.

No obstante, esta no es la única preocupación del organismo, pues también hay un grave aumento de desnutrición infantil, pasando de 30.000 niños en junio de 2021 a 57.000 en el mismo mes de este año, un incremento del 90%. Incluso, los menores se ven obligados a trabar para mantener a sus familias.

Por otro lado, el Fondo de Población de las Naciones Unidas manifestó que, el aumento de los precios de los alimentos y del combustible ha provocado que el 95% de la población no dispongan de suficientes alimentos. @mundiario

Las mujeres de Afganistán, un grupo menospreciado por el régimen talibán
Comentarios