Las afganas se hacen más invisibles ante el nuevo ultimátum talibán

Mujeres usan el burka. / Pixabay.
Mujeres usan el burka. / Pixabay.

En caso de no obedecer la orden talibán, las afganas podrán ser despedidas o se castigará a un miembro masculino de su familia.

Las afganas se hacen más invisibles ante el nuevo ultimátum talibán

La igualdad de género en Afganistán es una utopía. Y es que este domingo las presentadoras y periodistas afganas han perdido la expresión ante las cámaras, ¿por qué? Pues han cumplido el mandato de los talibanes en el que ordenan el uso obligatorio del burka o vestimentas similares que cubran todo el rostro de la mujer.

Ante esto, la presentadora del canal Arayan, Basira Joya, manifestó que “el burka y todo lo demás que nos imponen no nos detendrá y seguiremos nuestra batalla por nuestros derechos”. Asimismo, señaló que “el islam es una religión de bondad y nunca impone algo a hombres o mujeres”.

El Gobierno talibán comunicó la exigencia el pasado 7 de mayo, sin embargo, presentó su ultimátum a los medios de comunicación el jueves, al considerar que las trabajadoras de este rubro son la representación de la imagen en la sociedad y desempeñan un papel vital en la propagación de las virtudes. De hecho, Mohammad Sadiq Akif, director de medios y portavoz del todopoderoso Ministerio de la Propagación de la Virtud y Prevención del Vicio, aseguró a EFE que “la orden del velo es común para todas, pero las trabajadoras de los medios no la han implementado, por lo tanto, les pedimos específicamente obedecer la orden”.

“Esto era lo que querían los compatriotas, que la sociedad tenga una imagen y un modelo a seguir en los medios de comunicación y también que tenga un impacto importante en la sociedad, por lo tanto, sentimos la necesidad de compartir con los medios este problema, ya que definitivamente juegan un papel vital”, agregó.

Castigos ante la desobediencia

En este sentido, Khpolwak Sapai, periodista y director de Tolo News, principal canal privado de noticias, compartió en sus redes sociales imágenes de su personal femenino con el rostro cubierto: "Hoy tenemos un profundo pesar", expresó.

Por su parte, Sadiq Akif celebró el cumplimiento de la orden, pero advirtió que en caso de que deban volver a llamarles la atención, se verán obligados a actuar siguiendo las acciones anunciadas previamente, que consisten en el despido automático o el aviso a un tutor o miembro masculino de la familia, y si persisten el incumplimiento, éste será llamado a declarar, podrá "ser detenido tres días" y "entregado a los tribunales para recibir su castigo" como última instancia.

Reducción de los derechos de la mujer en Afganistán

Desde la llegada de los talibanes al poder en agosto de 2021, las mujeres han sufrido una serie de reducciones a sus derechos, como el cierre de las escuelas para las adolescentes, la prohibición de que muchas mujeres acudan a sus puestos de trabajo o la obligatoriedad de que al viajar vayan acompañadas por un varón de la familia. Acciones implementadas en el periodo en que los talibanes gobernaron el país de 1996 al 2001.

Situación que va en completa contrariedad con las declaraciones iniciales, en las que prometían respetar los derechos de las afganas. Asimismo, estas regulaciones vienen de parte del Ministerio de la Propagación de la Virtud y Prevención del Vicio, una institución muy activa durante el primer régimen talibán y que se extinguió con la invasión estadounidense, pero que tras la vuelta al poder, se ha instalado como una suerte de paradoja en el ahora extinto Ministerio de la Mujer. @mundiario

Las afganas se hacen más invisibles ante el nuevo ultimátum talibán
Comentarios