Afganistán viola los derechos de las niñas al impedirles retomar sus estudios

Grupo de niñas en Afganistán / UNICEF
Grupo de niñas en Afganistán / UNICEF

Un comunicado emitido por la ONU y UNICEF apunta a que los talibanes han decidido vetar la  reapertura de las aulas de educación secundaria para las niñas.

 

Afganistán viola los derechos de las niñas al impedirles retomar sus estudios

Desde finales de marzo, la directora ejecutiva del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), Catherine Russell, denunció que “la decisión de las autoridades de facto de retrasar el regreso a la escuela de las estudiantes del séptimo al duodécimo curso supone un enorme revés para las niñas y sus futuros”, decisión que no fue emitida por el número de contagios por covid-19, sino por un debate en torno a los uniformes que  deben portar.

Al respecto, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, mencionó que "denegar la educación viola los derechos humanos de las mujeres y las niñas: va más allá de su derecho a la educación, las deja más expuestas a la violencia, la pobreza y la explotación", idea que sería compartida en el informe ¿Están aprendiendo realmente los niños?, publicado por la UNICEF.

De igual modo, António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas, sostuvo que la medida de los talibanes supone una gran decepción, así como un daño en Afganistán, puesto que la reapertura de escuelas para el sector femenino, era algo que tanto las estudiantes como sus familias esperaban profundamente, ya que en 2021, más de 90 alumnas de una escuela secundaria en Kabul, capital del país, murieron en un ataque perpetrado por el grupo local vinculado al autodenominado Estado Islámico.

Violación a los acuerdos de la Agenda 2030 

Por supuesto, la decisión de negar la educación a las estudiantes del país de Asia del sur, fue considerada como una violación directa a los objetivos fijados en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, en el que se apela a “garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos” (cuarto objetivo), además de “lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas” (quinto objetivo).

Con relación a la noticia, la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA) manifestó en su cuenta oficial de Twitter que es deplorable "el anuncio [...] de los talibanes de ampliar de manera indefinida el veto para las estudiantes de mayores de sexto grado para asistir a la escuela", pues todos los niños y niñas tienen derecho a recibir educación.

La difícil situación de los estudiantes en Afganistán

Aunado a la discriminación por género, la UNICEF reportó que “los ataques contra las escuelas se triplicaron en Afganistán entre 2017 y 2018, pasando de 68 a 192”, lo que ocasionó el cierre de más de 1000 escuelas en el país, y que afectó a medio millón de niños, aumentando la tasa de menores de edad que que no asisten a la escuela (en promedio 3.7 millones), suceso que no había ocurrido desde 2002.

Según los datos recabados por UNICEF, las niñas representan el 60% de los infantes que no reciben educación, de manera que Russell solicita a las autoridades cumplir con su “compromiso con la educación de las niñas sin más demora”, y a los habitantes de Afganistán les pidió defender la educación de las adolescentes. @mundiario

Afganistán viola los derechos de las niñas al impedirles retomar sus estudios
Comentarios