La nueva normalidad: olas de calor, escasez de precipitaciones y riesgos de incendios

Una imagen de la sequía. / RR SS.
Una imagen de la sequía. / RR SS.

El Gobierno británico declaró el estado de sequía en las zonas centro, este y sur de Inglaterra, lo que permite a las compañías de agua endurecer sus restricciones.

La nueva normalidad: olas de calor, escasez de precipitaciones y riesgos de incendios

Las altas temperaturas y un prolongado periodo sin lluvias han llevado al Gobierno británico a declarar formalmente la sequía en ocho zonas de Inglaterra, entre las que se incluyen Londres, Cornualles y Devon. En este sentido, el anuncio hecho este viernes por el ministerio de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales otorga a las compañías suministradoras de agua potable el poder para imponer restricciones sobre el uso del vital líquido con el objetivo de conservar las reservas.

Ahora bien, la alternativa más eficaz para paliar esta situación sería intensas precipitaciones, pues una lluvia ordinaria no sería suficiente para hacer frente a esta problemática. Sin embargo, el pronóstico no es positivo, por el contrario, solo se habla de la segunda ola de calor declarada por la Oficina de Meteorología (Met) este jueves y cuya duración se espera se prolongue hasta el domingo.

De hecho, el secretario de Estado del Agua, Steve Double, manifestó a los medios el miércoles que la nación británica está “experimentando una segunda ola de calor después de lo que fue el julio más seco registrado en partes del país. El Gobierno y otros socios ya están tomando medidas, incluida la Agencia de Medio Ambiente, para gestionar los impactos”.

Riesgos de incendios

Las restricciones de las compañías de agua en Gales y el sur de Inglaterra se basan en la prohibición del uso de mangueras para regar los jardines o lavar los automóviles. Sin embargo, son estas zonas las que están en alerta ámbar por la actual ola de calor que estará vigente hasta el domingo con temperaturas de hasta 37 grados.

Por su parte, la Met, ha declarado que existe un riesgo “excepcional” de incendios debido a que los pastos están muy secos por la escasez de precipitaciones, por lo que instan a la población a evitar hacer barbacoas. @mundiario

La nueva normalidad: olas de calor, escasez de precipitaciones y riesgos de incendios
Comentarios