Las bandas criminales impiden que medio millón de niños asistan a clases en Haití

Niños de regreso a la escuela tras el terremoto de Haití en agosto de 2021 / UNICEF
Niños de regreso a la escuela tras el terremoto de Haití en agosto de 2021 / UNICEF

UNICEF señaló que en diez días de enfrentamientos fueron asesinados doce menores, seis de ellos en un solo día.

Las bandas criminales impiden que medio millón de niños asistan a clases en Haití

Desde el pasado 24 de abril se han registrado un sinnúmero de conflictos entre bandas armadas en Puerto Príncipe, capital de Haití. Ante esto, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), informó que 500.000 niños no pueden asistir a clases e incluso, son reclutados por los delincuentes para formar parte de esta guerra entre pandillas.

Asimismo, Bruno Maes, representante de UNICEF en Haití, aseguró que “las familias, las mujeres, y los niños, niñas y adolescentes tienen miedo de salir de casa. Los niños y niñas tienen miedo de ir a la escuela. Ningún niño, niña o adolescente puede ir a la escuela mientras las balas vuelan en el aire, es inseguro y esto no puede ser”.

Por su parte, las pandillas exigían a los directores de las escuelas pagar a los líderes criminales para garantizar la seguridad del recinto, sin embargo, ante la escasez de dinero, casi 1700 escuelas se han visto obligadas a cerrar sus puertas. De hecho, según datos del Ministerio de Educación Nacional y Formación Profesional (MENFP), estas están distribuidas en toda el área metropolitana de Puerto Príncipe, Croix-des-Bouquets con 772, 446 en Tabarre, 274 en Cité Soleil y otras 200 más en Martissant, Fontamara, Centre-Ville y Bas-Delmas.

Niños armados

Al respecto, UNICEF señaló que los menores en peligro de abandonar la escuela  son reclutados por las bandas e incluso, se les asigna una paga semanal. De igual forma, la Organización de Naciones Unidas (ONU), expresó que estas pandillas utilizan actos de violencia sexual en las que integran la violación en grupo de niños, para aterrorizar e intimidar aún más a la población.

Maes rechazó estos hechos y aseguró que los niños no deben estar envueltos en estas circunstancias, deben “tener la oportunidad de desarrollar todo su potencial”. “Dar a los niños armas para luchar y utilizarlos como soldados o espías es una violación de sus derechos como niños y está condenado por las leyes nacionales e internacionales. Me entristece que los niños que están dispuestos a aprender y los profesores dispuestos a educar no puedan hacerlo porque se sienten inseguros”, agregó.

Aumentan los números de desplazados

Debido a los peligros, 9000 personas fueron desplazadas de Croix-des-Bouquets, Tabarre y Cité Soleil, según informó la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

"Las mujeres y los niños de la capital de Haití temen por su vida y la de sus hijos. Sufren secuestros, casas quemadas, asesinatos y desplazamientos, ya que sus vidas están en constante peligro por la persistente violencia de las bandas urbanas. Las familias haitianas, ya afectadas por los efectos adversos del COVID-19, además de las catástrofes naturales del país, siguen huyendo para salvar sus vidas", manifestó el representante de UNICEF en Haití.

Ante esta evidente crisis, el ministerio de Educación y UNICEF crearán una emisora de radio FM que cubra el déficit educacional que presentan los niños. @mundiario

Las bandas criminales impiden que medio millón de niños asistan a clases en Haití
Comentarios