Los territorios ucranianos ocupados convocan un referéndum exprés de anexión a Rusia

Manifestantes prorrusos en Odessa. / Mundiario
Manifestantes prorrusos en Odessa. / Mundiario

Las autoridades separatistas de Donetsk, Lugansk, Zaporiyia y Jersón han anunciado un plebiscito de integración que será celebrado del 23 al 27 de septiembre.

Los territorios ucranianos ocupados convocan un referéndum exprés de anexión a Rusia

Las autoridades de las provincias ucranianas ocupadas por las tropas rusas en el Donbás, Donetsk y Lugansk, han anunciado que entre el 23 y el 27 de septiembre se llevarán a cabo sendos referendos de integración a Rusia. Poco después se conoció que otras dos provincias parcialmente ocupadas se habrían sumado a la iniciativa, bajo el amparo de Moscú.

Los separatistas prorrusos de las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, reconocidas por Rusia desde febrero, han convocado dos plebiscitos en un periodo de prácticamente una semana para concretar su anexión a la Federación Rusa. Tras conocerse la noticia, las autoridades de ocupación de las provincias sureñas de Zaporiyia y Jersón han anunciado que también llevarán a cabo sus propios referendos, con el mismo fin, esta semana.

“¿Está usted a favor del ingreso de la república popular de Lugansk en Rusia en calidad de sujeto de la Federación Rusa?”, será la pregunta que deberá ser respondida en las urnas, cuando la mayoría de la población de la región está desplazada y asediada por la guerra. La misma interrogante se propondrá en el referéndum de Donetsk.

Dennis Pushilin, líder de los prorrusos en Donetsk, ha enviado una carta dirigida al presidente ruso Vladimir Putin, en la que le pide que “estudie lo antes posible, en caso de que la decisión del referéndum sea positiva, de lo que no tenemos dudas, el asunto del ingreso de la República Popular de Donetsk en la Federación Rusa”.

Rusia apoya los plebiscitos

Este movimiento en cuatro de los territorios ocupados se produce días después de que las fuerzas ucranianas consiguieran remontar la guerra, liberando aproximadamente 8.000 kilómetros cuadrados solo en la región de Járkov. De hecho, los soldados comandados por Kiev han conseguido atravesar al lado oriental del río Oskil el pasado fin de semana a la altura de la ciudad de Kupiansk, lo que les situaría a las puertas de la provincia de Lugansk.

Además, el gobernador ucraniano de Lugansk, Serhiy Gaidai, ha sostenido que pese a la captura de ciudades como Severodonetsk y Lisichansk, en julio, aún hay varias localidades que no han caído bajo dominio ruso en medio de la guerra iniciada el 24 de febrero de este año.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, ha demostrado su apoyo a los plebiscitos de anexión anunciados por las regiones prorrusas este martes. “Desde el comienzo mismo de la operación militar especial en general y en el período que la precedió, dijimos que los pueblos de los respectivos territorios debían decidir su destino”, ha indicado Lavrov en declaraciones a un programa de televisión ruso. “Y toda la situación actual confirma que quieren ser dueños de su propio destino”, ha añadido.

Su homólogo ucraniano, Dmitro Kuleba, se ha pronunciado en redes sociales denunciando los plebiscitos como “chantaje”. El canciller Kuleba ha tachado las convocatorias como “referendos de la vergüenza que no cambiarán nada” y ha prometido que Kiev “eliminará la amenaza rusa” surgida del “miedo al fracaso”. @mundiario

Los territorios ucranianos ocupados convocan un referéndum exprés de anexión a Rusia
Comentarios