Rusia, precios de la energía y ómicron: así ha sido la última cumbre europea del año

Cumbre de Asociación Oriental. / Twitter @eucopresident
Cumbre de Asociación Oriental. / Twitter @eucopresident
Los Veintisiete blindan su postura frente a una hipotética invasión de Rusia a Ucrania, debaten el futuro de las “inversiones verdes" y estudian nuevas medidas para frenar la nueva variante.
Rusia, precios de la energía y ómicron: así ha sido la última cumbre europea del año

Los líderes de la Unión Europea celebran la última cumbre del año con varios debates sobre la mesa: las posibles sanciones políticas y económicas “sin precedentes” que impondrían a Rusia si invade Ucrania, el avance de la variante ómicron, el aumento de los precios de la energía o la situación económica del bloque comunitario.

Uno de los ejes principales del encuentro de los Veintisiete, reunidos este jueves en Bruselas, ha sido la tensión entre Moscú y Kiev, que en las últimas semanas ha escalado a su punto más álgido por la movilización de las tropas rusas en la frontera ucrania. Así, el borrador provisional de conclusiones de la reunión blinda la postura de la UE frente al conflicto militar y lanza un mensaje directo al presidente Vladimir Putin: “cualquier nueva agresión militar contra Ucrania tendrá enormes consecuencias”, se lee en el texto.

El bloque comunitario ha afirmado que confía en que el Kremlin se avenga a negociar una desescalada, pero ha adelantado que, en caso contrario, aprobará sanciones “contundentes”, “severas”, “serias” contra Rusia. Los tipos de castigos –que la Comisión Europea lleva meses preparando- no se han revelado, pero todo apunta a que Europa presionaría hasta aislar a Moscú política y económicamente del resto del mundo.

“El Consejo Europeo subraya la necesidad urgente de que Rusia rebaje las tensiones causadas por la concentración militar en su frontera con Ucrania y la retórica agresiva”, señala el texto provisional que los Veintisiete esperan aprobar. En su primera cumbre de la UE como líder alemán, Olaf Scholz ha subrayado "una vez más que la inviolabilidad de las fronteras es una base importante para la paz en Europa, y que juntos haremos todo lo posible para asegurar que esta inviolabilidad perdure". “Esperamos lo mejor, pero nos preparamos para lo peor”, resumió, por su parte, el alto representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell. En esa misma línea se expresó un día antes Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, que recalcó en una comparecencia este miércoles que “habrá enormes consecuencias y un alto precio a pagar en caso de una nueva agresión militar cometida por Rusia contra Ucrania”.

El precio de la energía

Pero la amenaza rusa no es lo único que le quita el sueño a los socios comunitarios. El aumento de los precios de la energía, por ejemplo, es uno de los puntos que lidera España. Fuentes de la delegación española han adelantado que el Gobierno de Pedro Sánchez abogará en la cumbre por “medidas coordinadas” para afrontar el alza de la energía, que en el país encadena ya tres jornadas consecutivas en máximos históricos.

En su llegada a Bruselas, el líder socialista ha considerado "insuficiente" la propuesta formulada por Bruselas respecto a la posibilidad de compras centralizadas de gas y ha insistido en que "es fundamental que la UE tome medidas de forma más intensa y mucho más rápidas".

En paralelo, los líderes de la UE discuten si deben incluir o no el gas y la energía nuclear en la lista de energías consideradas virtuosas para el medio ambiente, un tema que genera controversia entre los socios. Francia es uno de los países defensores de esta opción, ya que la energía nuclear suministra el 70% de la electricidad en el país. Pero otros, como Alemania y Austria, se oponen: el canciller austriaco, Karl Nehammer, ha señalado que "estamos en contra del lavado verde de la energía nuclear (...). Tenemos aliados, incluido Luxemburgo, pero por supuesto también oponentes poderosos que apoyan la energía nuclear".

 

La amenaza de las nuevas variante

En la cumbre que cierra 2021, los Veintisiete además abordarán la amenaza de las nuevas variantes del coronavirus, que ya han obligado a varios Estados miembros a retomar las restricciones más extremas ante el repunte de contagios, hospitalizaciones y muertes.

Por ello, la UE espera coordinar nuevas medidas conjuntas para enfrentar el avance de la variante ómicron. "Lo que sabemos sobre Ómicron es bastante preocupante", ha subrayado el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotaki, que ha pedido a sus socios un enfoque orientado hacia la "aceleración de la vacunación y, en particular, la administración de dosis de refuerzo". "Si necesitamos tomar medidas adicionales sobre pruebas adicionales creo que solo tienen que ser aplicadas en Navidades para que ganemos tiempo adicional para dar dosis de refuerzo a toda la gente que podamos", insistió.

Pedro Sánchez entre tanto ha señalado que el bloque debe "seguir con la vacunación y continuar con las dosis de refuerzo que necesitamos todas las generaciones para seguir estando inmunizados". "Esa va a ser la posición que mantiene el Gobierno de España. También de reconocimiento del trabajo que están haciendo países africanos en la secuenciación, en la transparencia, en compartir esa información con el resto de la comunidad internacional ante las nuevas variantes como la ómicron. @mundiario

Rusia, precios de la energía y ómicron: así ha sido la última cumbre europea del año
Comentarios