El servicio de inteligencia de EE UU advierte de que Rusia planea invadir Ucrania a principios de 2022

Concentración militar rusa cerca de Ucrania. Maxar Technologies
Concentración militar rusa cerca de Ucrania. / Maxar Technologies
Un documento clasificado detalla que el Kremlin contaría con un contingente formado por “175.000 soldados, junto con tanques, artillería y equipos” para la ofensiva militar. 
El servicio de inteligencia de EE UU advierte de que Rusia planea invadir Ucrania a principios de 2022

Rusia planea invadir Ucrania “tan pronto como a principios de 2022”. Así lo ha advertido el servicio de inteligencia de Estados Unidos en un documento clasificado, al que ha tenido acceso este viernes The Washington Post, que ofrece detalles sobre la supuesta estrategia del Kremlin para lanzar una operación militar contra varios frentes ucranianos. 

De acuerdo con la información de los servicios secretos estadounidenses, que ha sido corroborada por un funcionario de la Casa Blanca y que incluye fotografías por satélite de los últimos días, el contingente con el que cuenta Moscú para la ofensiva militar estaría formado por “175.000 soldados, junto con tanques, artillería y equipos”. 

El informe además detalla la ubicación de "100 grupos tácticos de batallón con un personal estimado de 175.000, junto con blindaje, artillería y equipo" cerca de la linde oriental de Ucrania. "Rusia planea una ofensiva militar contra Ucrania tan pronto como a comienzos de 2022 con el doble de fuerza de lo que vimos durante los ejercicios rusos de la pasada primavera cerca de la frontera ucraniana", subraya la publicación de The Post"El documento de inteligencia estadounidense muestra a las fuerzas rusas concentradas en cuatro lugares. Actualmente, se despliegan 50 grupos tácticos en el campo de batalla, junto con tanques y artillería "recién llegados", añade. 

El Ministerio ruso de Exteriores, por su parte, ha asegurado que el contenido del documento de los servicios secretos es falso y ha acusado a Washington de intentar “agravar” la situación para culpabilizar a Moscú.

Rusia, Ucrania y la OTAN

El cruce de acusaciones llega en un momento de máxima tensión entre Estados Unidos y Rusia por la escalada militar en la frontera rusa-ucraniana. Una crisis que, de acuerdo con algunos analistas, amenaza con abrir un nuevo capítulo en la última guerra activa de Europa: el conflicto del este de Ucrania entre las tropas de Kiev y los separatistas prorrusos, que están apoyados política y militarmente por el Kremlin.

Washington calcula que en las últimas semanas el Kremlin ha desplazado unos 70.000 soldados al límite territorial (Kiev eleva la cifra a 94.000), en una maniobra que busca presionar para obtener una garantía de que Ucrania abandonará sus planes de ingresar en la OTAN. Así, Vladimir Putin ha exigido a la exrepública soviética descartar "cualquier movimiento adicional de la OTAN hacia el este y el despliegue de sistemas de armas que nos amenacen en las proximidades del territorio ruso".

Entre tanto, el Ministerio de Defensa ucraniano ha alertado de que las tropas rusas han sido desplegadas en las zonas limítrofes en el noreste, este y sur del país, incluidos alrededor de 90.000 soldados de infantería, fuerzas aéreas y marítimas. Según Kiev, los uniformados de Moscú han realizado ejercicios militares a gran escala en más de 30 campos de concentración en seis regiones diferentes.

The Washington Post.

Un documento de inteligencia estadounidense sobre el movimiento militar ruso. / The Washington Post.

Occidente, en alerta máxima 

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba, ha instado a Occidente a preparar sanciones económicas contra Moscú como medidas “disuasivas” para frenar lo que considera "el enfrentamiento potencialmente más peligroso desde la Guerra Fría".

Putin ha llegado a amenazar incluso con utilizar un arma hipersónica recién probada si la OTAN cruza “líneas rojas” y despliega misiles en territorio ucraniano. Y ha pedido iniciar conversaciones “serias” con EE UU y sus aliados. 

En respuesta, Joe Biden, ha asegurado que se lo pondrá “muy, muy difícil” a Rusia si aspira a invadir a Ucrania y que no acepta las “líneas rojas de nadie”, en referencia a las exigencias que Moscú planteó a través del ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, en una tensa reunión con su homólogo estadounidense, Antony Blinken.

"El manual de estrategia ruso es denunciar una provocación para hacer algo que llevaban tiempo planeando. Nos preocupan las pruebas sobre los planes agresivos de Rusia contra Ucrania. Estos planes incluyen esfuerzos de desestabilización desde dentro así como operaciones militares a gran escala", insistió el miércoles el secretario de Estado de EE UU. "Como sucede ahora, cuando Rusia invadió Ucrania en 2014 aumentó notablemente las fuerzas de combate cerca de la frontera. Entonces, como ahora, intensificaron la desinformación para retratar a Ucrania como el agresor para justificar una acción militar que ya estaba planeada. Hemos visto de nuevo esta táctica repetida en las últimas 24 horas", añadió.

 

Así, el representante estadounidense ha instando a Rusia a retirar las tropas de la frontera y a replegarlas a sus posiciones “propias de tiempos de paz” o de lo contrario Washington levantará severas sanciones económicas. Biden, por su parte, ha advertido de que su Administración está “ultimando lo que creo que será el conjunto de iniciativas más completo y significativo para que sea muy, muy difícil para [Vladímir] Putin seguir adelante y hacer lo que nos preocupa que pueda hacer”. “Somos conscientes desde hace mucho de las acciones de Rusia y espero tener una larga conversación con Putin”, declaró el demócrata desde la Casa Blanca.

Este sábado, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, ha confirmado que ambos mandatarios tendrán una reunión por videollamada el próximo martes para tratar las tensiones militares sobre Ucrania “y otros temas”.  "Las relaciones bilaterales, por supuesto Ucrania y el cumplimiento de los acuerdos alcanzados en Ginebra son los principales (puntos) de la agenda", explicó. @mundiario 

El servicio de inteligencia de EE UU advierte de que Rusia planea invadir Ucrania a principios de 2022
Comentarios