Rusia retira algunas de sus tropas en la frontera con Ucrania

Despliegue de fuerzas rusas en este de ucrania. / Conflict Intelligence Team
Despliegue de fuerzas rusas en este de ucrania. / Conflict Intelligence Team

El Kremlin sorprende anunciando que varias de sus tropas regresan a casa, aunque mantiene las maniobras militares. Todo ocurre cuando Putin recibe al canciller alemán Olaf Scholz.

Rusia retira algunas de sus tropas en la frontera con Ucrania

El Ministerio de Defensa de Rusia anunció que procedería con el retiro de algunas tropas apostadas en la frontera como Ucrania. Puede ser una señal de desescalada o un gesto ante la visita del canciller alemán Olaf Scholz, que viaja hasta Moscú para encontrarse con el presidente Vladímir Putin y tratar el tema de la crisis ucraniana.

El anuncio se vio reflejado de forma inmediata y positiva en los mercados. Esto también ocurre cuando el Kremlin dejaba saber que estaban dispuestos a mantener el diálogo y quizás, a rebajar sus más duras exigencias sobre la presencia de la OTAN en Europa del Este. Pese al retiro de algunas tropas, otros soldados mantendrán las maniobras militares en varios sectores y refuerza la presencia de soldados en otras zonas cercanas a Ucrania.

“Las Fuerzas Armadas rusas continúan con una serie de ejercicios a gran escala”, confirmó el portavoz del ministerio de defensa, Igor Konashenkov, sobre los próximos pasos de Moscú. Igualmente, las maniobras “involucran a todos los distritos militares, las flotas y las Fuerzas Aerotransportadas”, también “barcos de superficie, submarinos y aviación marina en sectores operativos de los océanos del mundo”.

Rusia logró concentrar hasta 140.000 soldados en la frontera ucraniana, en la península de Crimea, anexada de forma ilegal en 2014 y también en suelo bielorruso donde realizan maniobras con los militares de Minsk, según la información que manejan la inteligencia de Ucrania y la de EE UU.

 

Moscú niega que quiera realizar una invasión a gran escala a su país vecino, pero el presidente Joe Biden ha lanzado la voz de la alarma asegurando que esta semana será decisiva debido a que el Kremlin podría lanzar un ataque a gran escala para tomar a Kiev en cuestión de días.

Rusia manifiesta que el único problema de seguridad a gran escala que enfrenta Europa es la presencia de la OTAN en el territorio y son las maniobras bélicas de la alianza en Ucrania las que han causado la crisis. Moscú acusa a Occidente de provocaciones, mientras EE UU destaca que el Kremlin quiere anexionar Ucrania a su territorio a la fuerza.

EE UU puso como día decisivo el 16 de febrero, pero el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, pide mantener la calma ante una posible invasión, asegurando que dichas informaciones solo buscan desestabilizar al país. Queda por ver cómo será el recibimiento al canciller alemán, que el lunes estuvo en Kiev y tuvo un breve enfrentamiento con Zelenski por el gasoducto ruso que llevará gas natural a Alemania y cuya apertura está en juego debido a la actual crisis.  @mundiario

Rusia retira algunas de sus tropas en la frontera con Ucrania
Comentarios