Choque entre Alemania y Ucrania por la anexión a la OTAN y el gasoducto ruso

Olaf Scholz, canciller alemán; y Volodímir Zelenski, presidente de Ucrania. / RR SS.
Olaf Scholz, canciller alemán; y Volodímir Zelenski, presidente de Ucrania. / RR SS.

El canciller alemán Scholz señaló que la inclusión de Kiev al tratado no estaba sobre la mesa mientras que el presidente Zelenski mantuvo que el Nord Stream 2 es un arma rusa.

Choque entre Alemania y Ucrania por la anexión a la OTAN y el gasoducto ruso

Las diferencias entre Alemania y Ucrania se hacen notar tras una reunión entre el canciller Olaf Scholz y el presidente Volodímir Zelenski, en especial en torno al Nord Stream 2, un gasoducto ruso que pasará gas natural a Berlín sin necesidad de pasar por Ucrania. “Entendemos que es un arma geopolítica”, dijo frontalmente el presidente ucraniano a su homólogo alemán durante una rueda de prensa.

El canciller alemán ha recibido críticas por su tibia respuesta contra el Kremlin y las tropas rusas apostadas en la frontera ucraniana. Igualmente Scholz ha evitado a toda costa referirse al gasoducto, que está a la espera de aprobación. En cambio, respondió al mandatario ucraniano que Moscú no decide quién entra en la OTAN, pero agregó que Ucrania no está nada cerca de unirse a la alianza.

En el año 2008, tanto Ucrania como Georgia recibieron una invitación para unirse a la Alianza Atlántica, pero desde entonces su entrada está congelada con la obvia oposición del Kremlin. “Es extraño ver cómo el Gobierno ruso está planeando como un gran problema político algo que prácticamente no está en la agenda”, destacó el canciller alemán.

Zelenski por su parte recordó la intención de Ucrania de ingresar a la OTAN consagrándolo en su Constitución, además, el actual conflicto no solo afecta a su país, es algo que debe importar a la UE por completo. “Es en Ucrania donde se decide hoy el futuro de la arquitectura de seguridad europea, de la que forma parte nuestro Estado”, destacó.

 

Scholz se ha limitado a decir que espera a la respuesta de Rusia de las opciones que han puesto sobre la mesa tanto EE UU como la OTAN. Este martes, el canciller se reunirá con el presidente Vladímir Putin, en Moscú, y afirmó que no comprende el despliegue militar ruso ya que no “hay razones sensatas” para un ataque contra Kiev.

Alemania se niega a enviar armamento militar a Ucrania, pero ha lanzado un paquete de ayudas de 150 millones de euros que llegarán en los próximos días y otros 150 millones para un futuro cercano. El canciller alemán, como otros socios europeos, descarta que haya un ataque armado pero EE UU ha dado la voz de alarma asegurando que los próximos días serán esenciales. @mundiario

Choque entre Alemania y Ucrania por la anexión a la OTAN y el gasoducto ruso
Comentarios