Ataque de Rusia a Ucrania

Tropas rusas. / RR SS.
Tropas rusas. / RR SS.

Kiev reporta ataques contra diez regiones, principalmente en el este y sur de Ucrania, y Putin advierte de que cualquier interferencia tendrá consecuencias “como nunca se han visto”.

Ataque de Rusia a Ucrania

Estruendos provocados por explosivos son escuchados en Ucrania. La temida invasión rusa en Ucrania ya se ha materializado este jueves, después de que EE UU advirtiera en  numerosas ocasiones previas que, probablemente, se diera esta dramática escalada del conflicto entre Rusia y Occidente; escalada que ha mantenido al mundo en vilo desde el inicio de 2022.

Las tropas rusas han comenzado a desplegarse en el territorio ucraniano después de que, en la madrugada, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, diera la orden de iniciar una “operación militar especial” en las regiones separatistas de Ucrania, Donetsk y Lugansk, en medio de una sorpresiva alocución televisiva que disparó la escalada de las tensiones previas, hasta convertirse en un conflicto bélico.

Alrededor de las cinco de la mañana en Ucrania se comenzaron a registrar explosiones en las principales ciudades del país, incluyendo Kiev, la capital. Mientras Putin realizaba su corta intervención, las primeras detonaciones tuvieron lugar, así como los primeros reportes de ataques y contingentes rusos en ciudades estratégicas.

A medida que el pánico va ganando terreno, incluso en las calles de Kiev, ciudadanos de varias ciudades y de la capital ucrania dejan sus hogares con algunas pertenencias para desplazarse a otras partes del país que consideran más seguras o ajenas a los puntos en guerra. Según Ucrania, las tropas rusas han penetrado en la región de Kiev y, a mediodía de este jueves, se enconttraban a solo 150 kilómetros de la capital.

Desmilitarización del régimen ucraniano

“Hemos tomado la decisión de dirigir una operación militar especial”, dijo Putin, justificando estas acciones como “la desmilitarización y desnazificación” de Ucrania, refiriéndose a las denuncias del Kremlin de que el Gobierno del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, está guiado por la extrema derecha.

“A cualquiera que considere interferir desde el exterior: si lo hacen, se enfrentarán a mayores consecuencias a las que se hayan enfrentado en la historia. Todas las decisiones relevantes han sido tomadas ya. Espero que me escuchen", ha concluido el mandatario ruso.

“A cualquiera que considere interferir desde el exterior: si lo hacen, se enfrentarán a mayores consecuencias a las que se hayan enfrentado en la historia. Todas las decisiones relevantes han sido tomadas ya. Espero que me escuchen", advierte el mandatario ruso

Estas acciones ofensivas tienen lugar después de que los gobiernos de las repúblicas autoproclamadas de Donetsk y Lugansk, en la oriental región ucraniana del Donbás, le enviaran una petición formal a Moscú para que suministre respaldo militar a los grupos prorrusos y “ayude a repeler las agresiones de fuerzas armadas ucranianas”.

En su alocución Putin les pidió a las fuerzas del país vecino que depongan las armas, y aunque afirmó que “no se trata de ocupar Ucrania”, los más de 200.000 soldados concentrados en sus fronteras las últimas semanas, los ejercicios militares en las líneas limítrofes y el reconocimiento a las regiones separatistas, indican que el conflicto continúa escalando a una velocidad vertiginosa.

Sobre el papel, las fuerzas militares rusas superan ampliamente en recursos humanos y tecnológicos a las ucranianas.

Biden condena el ataque

Varias agencias de noticias internacionales y ciudadanos ucranianos han denunciado que, desde la madrugada, iniciaron las detonaciones en varias ciudades como Kiev, y otras urbes ubicadas al este del país como Járkov y Kramatorsk. La prensa también señala que las tropas rusas habrían aterrizado en las ciudades portuarias al sur del país como Odessa y Mariupol.

 

Horas antes de la orden de invasión, EE UU había alertado de que esto podía suceder a finales de esta semana, debido a la continua movilización de tropas de Moscú a Ucrania. Por su parte, el presidente estadounidense, Joe Biden, condenó el ataque “no provocado e injustificado” al territorio, Gobierno y ciudadanos ucranianos.

“El presidente Putin ha escogido una guerra premeditada que traerá pérdidas catastróficas de vidas y sufrimiento humano”, ha dicho Biden en un comunicado emitido por la Casa Blanca.

“Sólo Rusia es responsable por la muerte y destrucción que este ataque provoque, y EE UU, sus aliados y sus socios responderán de forma unida y decisiva. Rusia le rendirá cuentas al mundo”, sentenció el mandatario, cuya oficina de prensa confirmó que mantiene reuniones telefónicas con el presidente ucraniano Zelenski.

 

A través de su cuenta de Twitter, Biden confirmó que en su reunión de emergencia con Zelenski, esta madrugada, le había transmitido su solidaridad y apoyo. Al mismo tiempo confirmó que en las próximas horas se reuniría con los demás líderes del G7, de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y demás aliados para imponer sanciones más duras, y cumplir lo encomendado por el Gobierno ucraniano: que Occidente actúe "claramente" contra las agresiones de Rusia. @mundiario

La UE ultima nuevas sanciones contra Rusia

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, presentarán a los líderes europeos un nuevo paquete de medidas "que afectará al Kremlin, a la capacidad de Rusia de modernizarse y a la financiación de la guerra" en Ucrania.

"No es una cuestión de bloques. Es de vida o muerte". Así resume Bruselas la situación desatada tras la decisión del presidente ruso, Vladímir Putin, de atacar Ucrania tres días después de reconocer las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk. "Putin está trayendo la guerra de nuevo a Europa", lamentó la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

En el plano militar, la Alianza Atlántica activó sus planes defensa y anunció nuevos envíos de tropas a su flanco oriental, ya que los países bálticos y vecinos de Rusia invocaron el artículo 4, que permite pedir ayuda en caso de ver amenazada su integridad territorial. "Que nadie se equivoque. Un ataque contra uno de nosotros será un ataque contra todos. Esa es la garantía de nuestra defensa colectiva", advirtió este jueves el secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, tras una reunión extraordinaria del Consejo Atlántico. @mundiario

Ataque de Rusia a Ucrania
Comentarios