La OTAN activa sus defensas ante el riesgo de ataques químicos, biológicos y nucleares en Ucrania

Cumbre extraordinaria de los líderes de la OTAN en Bruselas. / @POTUS
Cumbre extraordinaria de los líderes de la OTAN en Bruselas. / @POTUS

La Alianza Atlántica ha aprobado reforzar el frente oriental, además de acelerar la inversión en Defensa y el envío de equipamiento a Ucrania. 

La OTAN activa sus defensas ante el riesgo de ataques químicos, biológicos y nucleares en Ucrania

Durante la esperada y extraordinaria cumbre de los líderes de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), los aliados han acordado este jueves, cuando se cumple un mes de la guerra de Vladimir Putin, nuevas medidas para hacerle frente a la invasión de Rusia, como la activación de la defensa aliada contra ataques químicos y nucleares, ante el riesgo de que estas armas sean utilizadas contra Ucrania.

Después de una sesión histórica, el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, quien ha detallado que el organismo enviará equipos de protección contra amenazas “químicas, biológicas, radiológicas y nucleares”, después de entender, entre los 30 miembros, que deben estar “preparados” para cualquier escenario después de que Rusia no descartara usar tecnología nuclear en Ucrania.

“Esto incluye equipos de detección, equipamiento médico, adiestramiento contra la descontaminación y gestión de crisis”, ha explicado el funcionario noruego, quien ya confirmó que la OTAN adoptó la misma postura que EE UU: temen que Moscú fabrique una operación de bandera falsa para justificar el uso de este tipo de armamento. Si llega a darse un uso de estas armas no convencionales por parte de Rusia, eso “cambiará totalmente la naturaleza del conflicto”, y tendría “grandes consecuencias”, que Stoltenberg ambiguamente no ha develado.

Los aliados confirmaron que sospechan que uno o varios ataques de estas magnitudes, como el empleo de sustancias tóxicas, nucleares o patógenos extremadamente mortales en Ucrania, y que sus efectos alcancen territorios aliados.

Zelenski toma la palabra

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, compareció de manera virtual y pregrabada en la cumbre, como se había adelantado. El líder ucraniano pidió a la OTAN que le brinde a su país “ayuda militar sin restricciones”, para poder combatir al mismo nivel que Rusia, pues actualmente luchan en “condiciones desiguales”.

“Para salvar a la gente y nuestras ciudades, Ucrania necesita una ayuda militar sin restricciones. Igual que Rusia usa sin restricciones todo su arsenal contra nosotros”, declaró Zelenski. “El ejército ucraniano resiste desde hace un mes en condiciones desiguales. Repito lo mismo desde hace un mes”.

Y, aunque esta vez no se manifestó a favor del decreto de una zona de exclusión aérea como ha pedido hasta el momento, sí solicitó una postura mucho más concreta para aumentar el envío de material ofensivo a Ucrania. “Tienen miles de aviones de caza. Pero todavía no nos dieron ninguno”, lamentó. “Ucrania pidió el 1 % de todos sus tanques. Dénnoslos o véndannoslos, pero seguimos sin tener una respuesta clara”, aseguró.

La OTAN se comprometió a seguir apoyando “activamente” a las tropas ucranianas, al mismo tiempo que se decidió la realización de ejercicios militares y la entrega de mayor apoyo de países no miembros, pero que reciben gran presión por parte de Rusia, como Georgia o Moldavia. “Seguimos estando unidos y decididos en nuestra determinación a oponernos a la agresión rusa, ayudar al Gobierno y al pueblo de Ucrania, y defender la seguridad de todos los aliados”, proclamaron los líderes.

Incrementan las inversiones a la seguridad

Los líderes de la Alianza Euro-Atlántica también han pactado la aceleración de las inversiones en materia de seguridad, hasta alcanzar la meta del 2 % del Producto Interno Bruto (PIB), en aras de concretar planes de cara a la cumbre a celebrarse en Madrid el próximo junio.

En este sentido, se han comprometido a “aumentar más nuestra capacidad individual y colectiva para resistir todo tipo de ataques” para alcanzar el 2 % deseado y presentar planes adicionales para optimizar la seguridad y la defensa de los Estados miembros.

Los aliados así, han acordado extender el mandato de Stoltenberg al frente de la organización, así como han aprobado el despliegue de cuatro nuevos batallones multinacionales, en Bulgaria, Hungría, Rumanía y Eslovaquia, para blindar el flanco oriental y robustecer la frontera junto a las tropas instaladas en Polonia, Estonia, Letonia y Lituania. @mundiario

La OTAN activa sus defensas ante el riesgo de ataques químicos, biológicos y nucleares en Ucrania
Comentarios