La OTAN abre la puerta a la adhesión de Finlandia y Suecia a la Alianza

Reunión entre Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN, y los cancilleres de Finlandia, Ann Lide y Suecia, Peeka Haavisto. / @AnnLide
Reunión entre Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN, y los cancilleres de Finlandia, Ann Lide y Suecia, Peeka Haavisto. / @AnnLide

El secretario general de la alianza transatlántica dijo que los Estados miembros recibirían a Helsinki y Estocolmo “con los brazos abiertos” si deciden unirse.

La OTAN abre la puerta a la adhesión de Finlandia y Suecia a la Alianza

Hasta hace dos meses, la idea de que Finlandia y Suecia, dos países neutrales que apostaban por la no alineación militar, entraran en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), podía no ser viable, sino poco imaginada al menos en la opinión pública de ambas naciones.

Sin embargo, tras los acontecimientos bélicos del último mes en Ucrania, cuando las tropas rusas invadieron al país vecino por órdenes del Kremlin, en el marco de una “operación militar especial para desnazificar Ucrania”, los dos países nórdicos se pusieron alerta, especialmente después de que el Ministerio de Exteriores ruso les amenazara con no alinearse con Occidente, pues recibirían “graves consecuencias” de hacerlo.

Ahora, después de que el presidente ruso Vladimir Putin desplegara miles de soldados en su frontera con Finlandia a finales de febrero, no sólo parece existir cierto impulso para contradecir a Rusia, asumiendo los riesgos de ingresar a la OTAN, sino que la propia organización “recibiría con los brazos abiertos” a las dos naciones, de acuerdo con las declaraciones del secretario general del organismo.

Stoltenberg está convencido

El secretario general de la unión transatlántica, el exprimer ministro noruego, Jens Stoltenberg, ha afirmado la víspera de la primera reunión oficial de los miembros tras la masacre de Bucha al norte de Ucrania, que el organismo que dirige considera que Finlandia y Suecia “pueden sumarse fácilmente si deciden pedirlo”, y que está convencido de que los Estados miembros encontrarán “una forma de abordar este asunto”.

El funcionario agregó que ambos países reúnen los requisitos necesarios para ingresar a la OTAN, “respecto a la interoperabilidad y el control democrático sobre las Fuerzas Armadas”.

Sin embargo, se trataría de un movimiento sumamente arriesgado, que ha sido previsto y condenado por Rusia desde el inicio de la guerra, cuando Ucrania pidió entrar a la OTAN y los Estados miembros se mostraron reticentes a conceder la adhesión, al mismo tiempo que este país, y después Georgia y Moldavia, firmaron sus solicitudes para anexarse a la Unión Europea (UE), en un intento por encontrar protección colectiva y una vía de escape a la esfera de influencia rusa.

La Cancillería de Finlandia ve posible una adhesión

Por su parte, el ministro de Exteriores finlandés, Peeka Haavisto, invitado a la reunión de este miércoles junto a su homóloga sueca, no ha querido revelar cuál sería la posición que tome el Parlamento de su país respecto a una posible adhesión a la OTAN, sin embargo, ha asegurado que la deliberación sería “relativamente rápida”.

“La opinión pública ha cambiado muy rápidamente desde el ataque de Rusia contra Ucrania. En tres o cuatro semanas, hay una clara mayoría de la población finlandesa, por primera vez, apoyando la incorporación a la OTAN” ha afirmado el canciller nórdico. El ministro recordó que “deberá pasar un tiempo” para que todos los Estados miembros aprueben la solicitud, por lo que su país no podría estar amparado bajo la figura del artículo 5 si Rusia decide aprovechar la burocracia y atacar.

Stoltenberg ha asegurado que, en vista de que esta posibilidad se materialice, la OTAN podría establecer garantías de seguridad con las naciones nórdicas para evitar ser atacados por Moscú, o para trazar líneas claras en materia de defensa colectiva que permitan disuadir al Kremlin de iniciar otra incursión militar, esta vez en las tierras del norte.

La opinión pública es favorable

Ciertamente, un sondeo elaborado a finales de marzo por la televisora estatal finlandesa determinó que el 62 % de los ciudadanos apoyaría un proceso de adhesión a la OTAN, tras 30 años de acercamientos entre Helsinki y Estocolmo hacia la defensa colectiva transatlántica. En este mismo sentido, una encuesta similar, pero realizada en territorio sueco, concluyó que el 51 % de los residentes apoyaría el ingreso de su país a la Alianza.

Aunque Finlandia se incline por 10 puntos más a convertirse en un miembro de pleno derecho de la OTAN, varios expertos y analistas sugieren que, si Helsinki o Estocolmo toman la decisión de unirse, “el otro le seguirá”, y que, dado a su posición geográfica sobre la península escandinava, junto a su vecino y miembro de la Alianza Noruega, los Estados “preferirían si los dos entraran en una sola oportunidad”. @mundiario

La OTAN abre la puerta a la adhesión de Finlandia y Suecia a la Alianza
Comentarios