La división de las izquierdas ha pasado la factura en Andalucía

Inmaculada Nieto de Por Andalucía en mitin. - RR.SS.
Inmaculada Nieto de Por Andalucía en mitin. - RR.SS.

Las dos coaliciones a la izquierda han pasado de tener 17 diputados cuando concurrieron juntas en 2018, a cinco y dos parlamentarios este domingo.

La división de las izquierdas ha pasado la factura en Andalucía

Las coaliciones a la izquierda del PSOE lo han pasado mal. Al final de las elecciones de este domingo, las dos formaciones progresistas Por Andalucía y Adelante Andalucía han conseguido escaños en el Parlamento, solo para verse disminuidos en representación, cuando en 2018, tras concurrir en conjunto, lograron hacerse con 17 diputados.

La confluencia de izquierdas que dirige Inmaculada Nieto, en las que se encuentran a Izquierda Unida, Equo, Más País e Iniciativa del Pueblo Andaluz, y representa a Podemos y a la Alianza Verde que llegaron tarde a su inscripción de la candidatura, se ha visto reducida de 17 a tan solo cinco escaños, después de que la plataforma escindida de la exmorada Teresa Rodríguez, le restara votos a la tarjeta unida pactada in extremis.

Rodríguez, que por primera vez concurre después de ser expulsada junto a otros siete parlamentarios acusados de transfuguismo, ha conseguido representación en la cámara, con dos diputados, uno más de los que las encuestas le favorecían, por lo que es una de las pocas formaciones que mejoraron sus expectativas, junto al PP y Vox, pero ese alivio se ve truncado al considerar que Rodríguez había conseguido 17 escaños en la legislatura pasada, cuando lideraba Podemos Andalucía.

Aunque su pasado no se ha dejado ver por ningún lado durante la campaña electoral, dado que ni siquiera en los debates se han atacado la una a la otra a pesar de pescar en el mismo espacio a la izquierda del PSOE, la escisión ha pasado por fin la factura, en las urnas, después de que se perdieran 10 parlamentarios y 152.000 votos de los que consiguió Adelante Andalucía cuando era la unión entre IU y Podemos, y la lideraba Rodríguez.

Nieto culpa a Rodríguez de la fuga de votos

En su valoración de los resultados, Nieto ha lamentado que las dos coaliciones a la izquierda del PSOE lograran menos que en 2018, recordando que han quedado lejos del objetivo que se habían planteado, de mejorar su representación en el Parlamento. “No es un buen resultado, sobre todo para el pueblo andaluz”, ha dicho.

"La fuerza política que no se sumó lamentablemente ahora podrá ver el destrozo electoral y por tanto social, que provoca la desunión", dejó caer Nieto en referencia a Adelante Andalucía, la plataforma escindida. De igual modo, el nacimiento de Por Andalucía fue de última hora, un proyecto auspiciado por la vicepresidenta segunda del Gobierno Yolanda Díaz que generó conflictos internos en Unidas Podemos.

Rodríguez ha respondido, explicando que espera “que en algún momento entiendan que nosotros existimos, que no se nos puede seguir agrediendo, ninguneando o expulsando”, en referencia a la plataforma de Nieto. «Nosotros estamos fuera de un espacio unitario porque nos echaron hace dos años", ha indicado, recordando su expulsión de Podemos.

“Teníamos una fuerza política unida, con un grupo parlamentario que funcionaba y de repente vino la decisión de que teníamos que ser la correa de transmisión de Pedro Sánchez en Andalucía y de que la voz propia andaluza que nos comprometimos a llevar a cabo 2018, pues no era posible”, relató Rodríguez en una entrevista con Canal Sur. @mundiario

La división de las izquierdas ha pasado la factura en Andalucía
Comentarios