La conservadora May gana sin mayoría absoluta y el laborista Corbyn ya pide su dimisión

Theresa May, primera ministra británica. / RTVE
Theresa May. / RTVE

Revés para el Gobierno británico y la estabilidad política del Reino Unido. La primera ministra conservadora retrocede en escaños a diez días del inicio de la negociación del Brexit ante la Unión Europea. Por su parte, los laboristas logran su mejor resultado en muchos años.

La conservadora May gana sin mayoría absoluta y el laborista Corbyn ya pide su dimisión

Las elecciones generales del Reino Unido se saldaron con un revés para el Gobierno británico y la estabilidad política del país. Frente al laborista Jeremy Corbyn, la conservadora Theresa May no ha conseguido aumentar la mayoría absoluta que heredó de David Cameron, como era su intención al adelantar las elecciones generales en el Reino Unido.

La primera ministra conservadora Theresa May retrocede en escaños a diez días del inicio de la negociación del Brexit ante la Unión Europea y los laboristas de Jeremy Corbyn logran su mejor resultado en muchos años.

La conservadora Theresa May gana, pues, sin mayoría absoluta –su objetivo– y el laborista Jeremy Corbyn ya pide su dimisión.

En definitiva, un incierto panorama político británico, que concluye con una pérdida de la mayoría absoluta de los conservadores de Theresa May en estas elecciones.

Los resultados de Theresa May auguran ahora nuevas guerras internas en el partido gobernante en el Reino Unido y complican la situación política en Gran Bretaña e incluso las negociaciones del Brexit con Bruselas.

Los laboristas de Jeremy Corbyn han obtenido ya 257 asientos en la cámara, mejorando en al menos 30 escaños sus últimos resultados electorales.

Jeremy Corbyn derrota, pues, a los sondeos y a los ataques de la mayoría de los medios de comunicación, al aumentar el número de escaños de los laboristas hasta 257.

Llega otro hung parliament 

Con 630 escaños asignados, los conservadores obtienen 308 y ya no va a poder llegar a los 326 necesarios para el control de la cámara, quedando lo que los britanicos llaman un hung parliament (un parlamento colgado). Solo en dos ocasiones desde 1929 se ha producido una situación en que ningún partido tuviera mayoría absoluta en el Parlamento británico.

Desde aquel año de crisis financiera, un hung parliament  se dio en 1974, cuando el conservador Edward Heath intentó formar un Gobierno de coalición pese a haber obtenido menos escaños que los laboristas. Estos, liderados por Harold Wilson, formaron un gobierno de minoría y convocaron elecciones 10 meses después.

La segunda ocasión se produjo en el año 2010, cuando los conservadores de David Cameron fueron el partido que obtuvo más escaños aunque hubo de formar un gobierno en coalición con los liberaldemócratas.

Otros derrotados en el Reino Unido

UKIP, por su parte, sufre una verdadera debacle electoral en estos comicios anticipados, con un 11% menos de votos que en las últimas elecciones del Reino Unido.

Los nacionalistas escoceses también pierden varios escaños y ven debilitadas sus aspiraciones para un nuevo referendo independentista.

Otro derrotado es Nick Clegg, exviceprimer ministro liberaldemócrata del Reino Unido, que ha perdido su escaño en el Parlamento británico por la circunscripción de Sheffield Hallam (norte de Inglaterra), que se adjudicó el laborista Jared O'Mara.

La conservadora May gana sin mayoría absoluta y el laborista Corbyn ya pide su dimisión
Comentarios