Guillermo en sus 40 años: un rey en formación y más lejos de su hermano

Kate Middleton y el príncipe Guillermo, duques de Cambridge. RR SS.
Kate Middleton y el príncipe Guillermo, duques de Cambridge. / RR SS.
El duque de Cambridge no lanzó nuevas fotografías como su esposa, en cambio se contentó con recordar uno de sus últimos buenos actos. Ve su futuro como rey, pero lejos de Harry.
Guillermo en sus 40 años: un rey en formación y más lejos de su hermano

A principios de enero Kate Middleton sorprendía presentando una serie fotográfica de su persona para celebrar sus 40 años de vida. Se esperaba que algo similar ocurriera con el príncipe Guillermo pero este, haciendo uso de la austeridad que el caracteriza, decidió recordar uno de sus últimos actos benéficos presentado una serie de fotos de él entregando periódicos, una labor a la que se dedican muchas personas sin hogar en Reino Unido.

Con este gesto, Guillermo deja ver un poco de su futuro como príncipe de Gales y luego como Rey. Se dice que el duque de Cambridge ha sabido encontrar un equilibrio entre la bondad y la cercanía que le enseñó su madre, Diana de Gales, y la profesionalidad y dedicación que ha aprendido de su abuela y padre. 

Por eso, a él no le ha hecho falta lanzar una serie de fotografías profesionales. Él no lo necesita, está destinado a reinar, en cambio, a su esposa le corresponde demostrar que está a la altura de la responsabilidad y que ya no es una simple plebeya viviendo el sueño de muchas junto a su príncipe, sino una duquesa más que preparada para apoyar a su marido.

Y justamente su unión con Kate ha sido fundamental. Formar una familia con ella y convertirla no solo en su esposa, sino también en su mejor amiga, le han dado la estabilidad que tanto anhelaba desde que era joven y vivió la polémica separación de sus padres y pasó a tomar responsabilidades que aumentaron con la trágica muerte de Diana. Tras esto, Guillermo se convirtió en el mayor apoyo de su hermano, el príncipe Harry, quien veía en su hermano a un confidente, un apoyo y esa mano dura y sincera que necesitó en sus momentos más polémicos.

Se extraña ese compañerismo entre hermanos. Ahora la ruptura entre ambos es la mayor que enfrenta la familia real. Durante el Jubileo de Isabel II no se vio ningún gesto cercano entre los hermanos y no trascendió ninguna foto de las parejas y muchos menos de los primos.

La prensa inglesa rumorea con la desconfianza que siente Guillermo hacia Harry y Meghan. Todo indica que el futuro rey no quiere darles material para que estos terminen contando cualquier cosa de ellos en televisión o a través de un podcast. El círculo más cercano del duque de Cambridge ofreció una serie de declaraciones a Rebecca English, la editora jefe de realeza del medio británico Daily Mail, donde hablaron sobre la actual relación de los hermanos.

“Alterna entre el llanto por lo que ha perdido y sentirse muy, muy enojado por lo que ha hecho su hermano”, afirmó una de las fuentes. “Él realmente ama a Harry y siente que ha perdido a la única persona que, además de su esposa, puede entender la extraña vida de todos ellos. Pero cree que hay cosas que simplemente no se hacen y Harry ha cruzado esa línea al cien por cien”."

Guillermo también tiene muchos principios y cree que Harry se ha pasado de la raya. Ha lanzado acusación tras acusación, sabiendo que el silencio es la única opción de la familia porque no quiere verse arrastrada a una pelea pública de insultos", detalla otra de las fuentes. "Él es absolutamente alérgico al drama, pero Harry se ha asegurado de que la ropa sucia de la familia se airee a escala mundial".

La relación de los hermanos ha estado en problemas desde que Harry se casó con Meghan y ha realizado movimientos que según el mismo duque de Sussex solo buscan proteger a su familia. Al dejar la monarquía, Harry argumentó que buscaba el anonimato y dejar atrás la vida pública, pero apenas se mudaron a EE UU, la pareja dió una entrevista que hizo daño a la familia y que no me gustaron especialmente al príncipe Guillermo.

Otras de las fuentes asegura que Markle lo ha complicado todo. "En realidad, Guillermo siempre ha sido muy protector con Harry y tiene muy poca tolerancia con las personas que le faltan el respeto, incluso ahora. Creo que le dejará la puerta abierta para siempre. De alguna manera, no es como si nada de esto fuera una sorpresa. Harry siempre tuvo preocupaciones sobre la vida dentro de la familia real. Y en retrospectiva, la presión que se les impuso a él y a Guillermo, viviendo y trabajando juntos como una especie de dúo dinámico, supuso una enorme tensión en su relación", destaca otra fuente. "Pero Meghan lo complicó. Harry tenía que elegir un bando, y solo había un bando que iba a elegir. Pero también me resulta imposible creer que haya algo que estos dos hermanos puedan decir el uno del otro que signifique que nunca vayan a encontrar una manera de reparar las cosas. Eran demasiado cercanos y han pasado por demasiado juntos para que eso suceda".

En cualquier caso, el duque de Cambridge ha encontrado en Kate una compañera que le ayuda a seguir adelante y le apoya en sus decisiones, pero también es clara al manifestar cosas que no le gustan. Guillermo le ha dado todo el espacio que ella necesita, pero también la ha protegido de la difícil monarquía. Ambos forman un equipo ideal que ha sabido sortear las regias normas de la monarquía. En su 40 cumpleaños, Guillermo goza de popularidad y la estabilidad que tanto anhelaba y parece que no permitirá que nadie la haga tambalear, ni siquiera su querido hermano. @mundiario

 

Guillermo en sus 40 años: un rey en formación y más lejos de su hermano
Comentarios