La recuperación económica se mantiene, pero se ralentiza, tanto en España como en el mundo

Kristalina Georgieva, directora del FMI.
Kristalina Georgieva, directora del FMI.

Para España, el FMI cifra el crecimiento de 2022 en el 5,8% –ya rebajado en diciembre–, una previsión distante del 7% que prevé el cuadro macroeconómico del Gobierno para este año.

La recuperación económica se mantiene, pero se ralentiza, tanto en España como en el mundo

Vienen curvas. “Lo positivo es que la recuperación seguirá, pero irá perdiendo impulso conforme afronte nuevas olas de contagios por la posible aparición de nuevas variantes del coronavirus, la inflación se mantenga más elevada de lo previsto y eso presione sobre los elevados niveles de endeudamiento que superan los 26 billones de dólares (22,9 billones de euros)”, dijo la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, ante el Foro Económico Mundial (WEF).

Los contagios que no cesan, la inflación y el endeudamiento están frenando el crecimiento en el mundo y de manera más acusada en España, donde el IPC es ya más alto que en otros socios de la eurozona y la deuda pública está en niveles record.

Debido a la variante ómicron, se reduce el rebote anunciado por el FMI a escala global, que será del 4,4% en 2022 y del 3,8% en 2023. A su vez, la inflación durará “más de lo previsto”.

Para España, el organismo que dirige Kristalina Georgieva cifra el crecimiento de 2022 en el 5,8% –ya rebajado en diciembre–, una previsión distante del 7% que prevé el cuadro macroeconómico del Gobierno para este año.

España llegó con los deberes sin hacer, por lo que es ahora cuando debe afanarse en acometer las reformas que llevan décadas esperando, con un coste mayor al de sus homólogos europeos, se subraya en el libro Cómo salir de esta (II). Las reglas de gasto van a suavizarse, una vez agotado el período de suspensión, pero van a volver.

Es urgente abordar la modernización del aparato productivo para recuperar el mercado laboral. El nuevo modelo debe ser capaz de generar actividades avanzadas con trabajos altamente capacitados y bien remunerados. Solo así volverá la clase media y el potencial recaudatorio del sistema fiscal, al tiempo que el refuerzo del sistema de protección social.

Las tensiones que se observan entre los partidos políticos y entre el Gobierno central y algunas comunidades autónomas no anticipan nada bueno

Si siempre es aconsejable el consenso y la concertación en la economía, del mismo modo que el pacto social, ahora lo es más. El Plan para la Recuperación, Transformación y Resiliencia exige un engranaje perfecto de todas las piezas necesarias para que el motor de la recuperación arranque y comience a funcionar a pleno rendimiento. Las tensiones que se observan entre los partidos políticos y entre el Gobierno central y algunas comunidades autónomas no anticipan nada bueno.

La ayuda extraordinaria del mayor plan de estímulos europeo jamás acordado ha de servir de base para trabajar sobre un nuevo modelo productivo y fiscal que genere crecimiento, reduzca la deuda, pero, sobre todo, consiga acabar con el déficit estructural. Los antecedentes en la ejecución de los fondos estructurales y de inversión tampoco son halagüeños, pero esta vez no hay elección.

La reforma laboral, la modernización del sistema educativo y la sostenibilidad del sistema de pensiones son cuestiones prioritarias, a las que debe preceder una reforma integral del sistema fiscal –ahora en estudio–, que conllevará también la revisión del sistema de financiación autonómica y un programa estructurado de eliminación del gasto superfluo de la Administración, tal y como el Gobierno de Pedro Sánchez se ha comprometido con Bruselas.

Sin crecimiento no habrá recuperación y España no se encuentra en el mejor escenario para protagonizarla, a diferencia de otros países que llegaron a esta crisis con sus cuentas saneadas tras mantener a raya su gasto público estructural y haber acometido a tiempo las reformas estructurales que les permitieron dedicar todos los esfuerzos a salir del pozo y a crecer. Alemania, Dinamarca, Países Bajos, Finlandia, Suecia o Irlanda serían buenos ejemplos. En estos países el reparto de los costes económicos de la pandemia fue más equitativo y, a pesar de la montaña rusa en la que se movió la economía, la recuperación de su tejido productivo fue un hecho ya en el verano de 2021. @J_L_Gomez


Bolsa de Madrid. / RR SS

Bolsa de Madrid. / RR SS

A LA BAJA

La Bolsa

Vista desde fuera, la Bolsa española está regalada, lo que hace prever que si hay recuperación puede subir mucho. Recorrido no le falta, ya que, a diferencia de los mercados de otros países grandes, el español sigue lejos de alcanzar el nivel prepandemia. Otros no solo lo han logrado, sino que están muy por encima. El año 2022 empezó de hecho con una tendencia alcista, pero el pasado viernes la Bolsa española se despidió de las ganancias que venían registrando. Este martes, el Ibex sumó un 0,73% hasta los 8.479,50 puntos, animado por los bancos y valores como Repsol y Telefónica. Aún así, tendrá que volver a empezar desde abajo.

AL ALZA

Volar

En el sector aéreo toca subir los precios para pasar a beneficios o reducir al menos las pérdidas en medio de tensiones alcistas, según el experto Ignacio Vasallo, que fue fundador y primer director general de Turespaña. El combustible –un tercio de sus costes– dobló su precio en 2021, los viajes de negocios se redujeron y la inflación también encareció otros suministros. La crisis es tan fuerte que compañías como Thomas Cook, Flybe o Alitalia, entre otras, tuvieron que cerrar.


PROTAGONISTAS DE LA SEMANA

Fernando González Laxe, durante su intervención en la presentación del libro Cómo salir de esta (II), en la Casa Charry del Concello de Oleiros (A Coruña). / MundiarioFernando González Laxe, durante su intervención en la presentación del libro Cómo salir de esta (II), en la Casa Charry del Concello de Oleiros (A Coruña). / Mundiario

Fernando González Laxe

Catedrático de economía

La salida de la crisis económica derivada de la pandemia del coronavirus se ve condicionada por grupos financieros que distorsionan la competencia, según alertó en una presentación del libro Cómo salir de esta (II), celebrada la semana pasada en Oleiros (A Coruña). Este lunes cambió de tercio y advirtió a Adif de que no tiene razón de ser si no sabe que el tren es esencial para los puertos. Lo hizo en A Coruña, que tiene un puerto nuevo, que costó 1.000 millones de euros, y aún no tiene tren, pero sí deudas de centenares de millones.

 

Vicente Martín

Economista

Como avanzó MUNDIARIO, asesores independientes experimentados en varios países europeos gestionarán a través de Dealbridge M&A Advisors oportunidades transfronterizas de fusiones y adquisiciones. Uno de ellos será el economista gallego Vicente Martín, MBA (i) ESADE.

 

Óscar Arce

Ejecutivo en el BCE

El hasta ahora director general de Economía en el Banco de España –léase también servicio de estudios–, lo será del Banco Central Europeo desde el 1 de febrero, donde dirigirá los análisis sobre la eurozona, necesarios para la política monetaria.

Jesús Gascón

Director de la AEAT

El director general de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) coincidirá con Isaías Táboas Suárez, presidente de Renfe, en la XI Reunión Anual del Foro Económico de Galicia, prevista para abril en el Parador Costa da Morte, en Muxía. @mundiario

 

La recuperación económica se mantiene, pero se ralentiza, tanto en España como en el mundo
Comentarios