El puesto de entrenador del Liverpool peligra para Jügen Klopp

Jürgen Klopp, entrenador del Liverpool podría estar en la cuerda floja tras los malos resultados. / @LFC
Jürgen Klopp, entrenador del Liverpool podría estar en la cuerda floja tras los malos resultados. / @LFC
Tras la destitución de Tuchel como entrenador del Chelsea tras la derrota en Champions, en el planeta fútbol se teme que el técnico del Liverpool corra con la misma suerte.
El puesto de entrenador del Liverpool peligra para Jügen Klopp

La presencia de técnicos alemanes en la Premier League corre serio peligro y más aún después de los resultados de la primera jornada de la UEFA Champions League. El Chelsea cayó en su visita a Croacia por la mínima ante el Dinamo Zagreb, un marcador que fue el detonante para el despido de Thomas Tuchel como ya lo reveló horas antes Mundiario y ahora Jürgen Klopp podría estar en la cuerda floja, tras la goleada sufrida en Italia.

Al pareccer, el otrora entrenador blue de 49 años, no solo se ha visto penalizado por los irregulares resultados de este inicio de campaña, según señalan desde Inglaterra, existe otra situación que va más allá del terreno deportivo, como apuntan desde The Independent, que asegura que su relación amorosa con una brasileña que se inició justamente cuando aún se había separado de su esposa, tras 13 años de matrimonio y quien es madre de las dos hijas del entrenador.

Sin importar los motivos, Tuchel ya no está y Jürgen Klopp podría ser el próximo en caer si las cosas en el Liverpool no cambian radicalmente. El cuadro de la ciudad portuaria no atraviesa tampoco su mejor momento, a pesar de la gran cantidad de dinero invertido en el recien finalizado mercado de fichajes, algo muy similar a la situación del Chelsea.

La irregularidad en la Premier League y una escandalosa derrota a manos del Napoli en la primera jornada de la Champions podrían desencadenar una crisis sin precedentes en el club, desde que el extécnico del Borussia Dortmund fue contratado en pleno desarrollo de la campaña 2015-2016 cuando sucedió en el cargo a Brendan Rodgers.

Su bien ganado prestigio como exitoso conductor de la plantilla no está en duda, pero los problemas para estabilizar  el rendimiento deportivo podrían ser signos inequívocos de que su ciclo en Anfield Road estaría dando signos de desgaste y que su discurso ya no cala igual entre sus futbolistas. Presumiblemente el match ante el Wolverhampton podría marcar un punto de inflexión, que le permitriía ratificarlo en el cargo o por lo contrario, lo puede convertir en el tercer técnico despedido en lo que va de campaña. @mundiario

El puesto de entrenador del Liverpool peligra para Jügen Klopp
Comentarios