La boxeadora mexicana que temió por su vida decide colgar los guantes

Alma Ibarra, boxeadora mexicana decide retirarse del boxeo. / @CulturaColectiva
Alma Ibarra, boxeadora mexicana decide retirarse del boxeo. / @CulturaColectiva
Alma Ibarra, pugilista mexicana que abandonó su último combate al temer por su salud física y mental anunció su retiro de los cuadriláteros, tenía 6 meses meditándolo. 
La boxeadora mexicana que temió por su vida decide colgar los guantes

¿Qué llevó a Alma Ibarra tomar la decisión de retirarse del boxeo? Tal como ella misma lo cuenta, primeramente comprendió que la salud física y mental es importante para un deportista, pero también destacó que desde hace meses venía considerando ponerle fin a su carrera deportiva profesional, sin embargo, aceptó la pelea ante Jessica McCaskill por el título absoluto del peso wélter, pero el combate no salió como ella esperaba y terminó abandonado la pelea. 

Tal como se recordará el pasado 26 de junio recorrió la noticia en el mundo entero, Alma Ibarra abandonó su pelea frente a la estadounidense "Caskilla", pero lo más llamativo fue la frase que le pronunció a su entrenador:  "No, no, no, yo quiero llegar viva a mi casa", en respuesta a la insistencia de su preparador quien le daba ánimos segundos antes de iniciar el cuarto asalto, por supuesto, la pugilista había recibido un literal castigo de su rival durante los primeros tres rounds. 

La boxeadora azteca se subió al ring del Arena Tech de San Antonio, Texas, con la intención de convertirse en la campeona absoluta en peso wélter, sin embargo, su objetivo se desvió desde el primer asalto cuando comenzó a recibir una auténtica paliza de la estadounidense Jessica McCaskill, quien finalmente fue declarada campeona, tras el abandono de Ibarra, quien tomó la valiente decisión de no continuar la pelea. 

¿El abandono de la pelea la llevó a retirarse del boxeo?, prácticamente era una decisión que ya ella venía meditando antes de su estelar combate y lo acontecido en esa noche en el cuadrilátero le mostró el camino: "Hoy después de 15 años digo adiós al boxeo, un retiro que había postergado por seis meses y hoy me da la paz y tranquilidad que mi vida necesita. Me voy tranquila porque sé que a pesar de todo siempre estuve ahí picando piedra y remando contra la corriente para salir adelante".

Ibarra inició su camino como profesional oficialmente en 2017, desde entonces fue logrando victorias que la llevaron a ser una de las referentes femeninas en el boxeo, conquistó títulos en las distinas asociaciones y confederaciones que avalan profesionalmente esta disciplina, incluso se retira con un récord de 10-2, de esas pleas 5 las ganó por la vía del nocaut.

Alma Ibarra, boxeadora mexicana que literalmente recibió una paliza sobre el ring. / @MilenioBox
Alma Ibarra, boxeadora mexicana que literalmente recibió una paliza sobre el ring. / @MilenioBox

 Lo que no deja de llamar un tanto la atención es el ¿Por qué Alma Ibarra aceptó realizar este combate?, ya que como ella misma declaró prácticamente fue una mala decisión: "Acepté la pelea y creo que fue uno de los peores errores más grandes que cometí. Me retiré de la pelea por dos cosas, para comprobar que la salud mental es tan importante como la física, y la segunda para dar la cara por mi equipo, que no tiene absolutamente nada de culpa, agradezco que aguantaran todo esto".

Esto nos lleva a una reflexión y quizás a especular un poco, quizás se dejó tentar por los organizadores de la pelea, la suma de dinero en juego era atráctiva, o probablemente no solo era un tema económico, tal vez llegó a sentir la confianza de encarar dicho combate, pero es evidente que tras el resultado hay más dudas que certezas, pero es importante que como deportista pueda manifestar que su retiro la deja tranquila, en paz y eso le brindará sin duda beneficios para su salud física y mental. @mundiario

La boxeadora mexicana que temió por su vida decide colgar los guantes
Comentarios