Hallan un sistema estelar ‘viuda negra’ con el periodo orbital más corto

El sistema estelar 'viuda negra' con el periodo orbital más corto. / NASA
El sistema estelar 'viuda negra' con el periodo orbital más corto. / NASA

Los expertos han descubierto un extraño sistema donde uno de los astros devora a su compañera, con una órbita de poco más de una hora.

Hallan un sistema estelar ‘viuda negra’ con el periodo orbital más corto

Un equipo internacional de investigadores, entre los que se encuentran los científicos del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), ha logrado descubrir un extraño sistema estelar, donde uno de los astros devora a su compañera progresivamente, igual que ciertos tipos de arañas hacen con su pareja, hasta desvanecerla por completo.

Los púlsares son estrellas de neutrones, cadáveres estelares que continúan emitiendo brillo y ondas de radiación que actúan como un faro. El estudio ha hallado el púlsar ZTF J1406+1222, en compañía de una segunda estrella compañera que la orbita apenas cada 62 minutos, un tiempo récord jamás registrado en la escasa veintena de sistemas “viuda negra” que han sido documentados por la ciencia.

El término ‘viuda negra’, en astronomía, se refiere a una analogía que hace referencia a, literalmente, el comportamiento sexual de las arañas como la viuda negra del sur (Latrodectus mactan), que devoran a su pareja lentamente. En este caso ocurre algo similar, dado que el movimiento que realizan los púlsares y sus estrellas acompañantes provoca la desaparición del astro de compañía.

Según los expertos, esto ocurre por los intensos vientos de partículas que se desprenden del púlsar, que termina por evaporar de alguna manera a las estrellas acompañantes, “devorándolas” poco a poco cada que interactúan entre sí, es decir, cada hora.

Un sistema ‘viuda negra’ de tres estrellas

El estudio fue liderado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), pero donde participaron el IAC y la Universidad de La Laguna (ULL), se ha publicado en la revista Nature. Allí los investigadores describen que este sistema recién descubierto se ubica a unos 3.000 años luz de la Tierra, aún en la galaxia de la Vía Láctea. Pero, además, viene por partida triple. Un tercer astro haría parte de esta dupla, convirtiéndolos en un trío bastante singular.

Los datos obtenidos por el satélite Gaia y el Sloan Digital Sky Survey, han ayudado a los científicos a comprender que, en realidad, no se trata de dos estrellas, sino tres. La tercera rueda de esta dupla contrarresta una de las principales particularidades del sistema, su órbita es de 10.000 años, mucho más tiempo que los 62 minutos que separan a las dos estrellas del centro del planeta.

Análisis de las observaciones hechas a través de los telescopios Gran Telescopio Canarias (GTC o Grantecan) en La Palma y Keck en Mauna Kea, Hawái, entre otros, sugieren que este extraño caso, al igual que la mayoría de estos sistemas, se habría formado en una densa nube de estrellas antiguas, conocida como cúmulo globular que pudo haberse desplazado hasta el centro de la Vía Láctea, donde la influencia de la gravedad del agujero negro supermasivo de nuestra galaxia lo habría desmembrado, dejando las tres estrellas intactas en el proceso.

“Se trata, sin duda, de un complicado origen”, dicen los investigadores. “Es un sistema que ha estado flotando alrededor de la galaxia mucho antes de la formación de nuestro Sol”, afirma Kevin Burdge, investigador del Departamento de Física del MIT y autor principal de este estudio

Un descubrimiento único con nuevas técnicas

El coautor Pablo Rodríguez-Gil, investigador del IAC y la ULL, considera que “a pesar de que la mayoría de las viudas negras se ha detectado por su emisión en los rangos espectrales de los rayos X y gamma, en este caso decidimos poner a prueba el visible. En estas binarias debe existir un gran contraste de brillo entre las caras diurna, que mira siempre al púlsar, y nocturna de la estrella acompañante”.

 Para descubrir este sistema se empleó una nueva técnica, que se alejaba de la convencional fórmula para rastrear los rayos de radiación que desprenden los púlsares. En su lugar se realizaron pruebas fotométricas, es decir, con base al brillo que emite el sistema y que se puede detectar en el espectro visible, a través de un instrumento dedicado a captar la luz y detectar ciertos tipos de variaciones.

“Curiosamente, aún no hemos detectado fotones X o gamma provenientes de J1406, por lo que debemos tratarlo aún como un sistema candidato a viuda negra, pero estamos casi seguros de que las observaciones futuras en estos rangos espectrales lo confirmarán”, dice Burdge. “Sí está confirmado que estamos viendo una estrella compañera con una cara diurna muchísimo más brillante que la nocturna en una órbita de 62 minutos”. @mundiario

Hallan un sistema estelar ‘viuda negra’ con el periodo orbital más corto
Comentarios