Descubren una explosión de una estrella 'vampiro' que ocurre cada 15 años

RS Ophiuchi, sistema estelar binaria de estrellas que forman una nova cada 15 años. / SINC
RS Ophiuchi, sistema estelar binaria de estrellas que forman una nova cada 15 años. / SINC

La interacción entre dos estrellas provoca detonaciones de radiación tan potentes, que las partículas que se liberan se aceleran a medidas de la velocidad de la luz.

Descubren una explosión de una estrella 'vampiro' que ocurre cada 15 años

Un sistema conformado por dos telescopios especializados en detectar la actividad de rayos gamma en el Universo, ha identificado dos estrellas a unos 5.000 años de distancia de la Tierra, que estalla en un cataclismo conocido como nova, y libera energía de manera muy potente.

Los rayos gamma son un tipo de radiación electromagnética compuesta principalmente por fotones, las partículas responsables de la actividad de la luz. Estos rayos emanan de protones que son acelerados a niveles de energía bastante altos, cuando resultan del impacto producido por una colisión. Un trabajo publicado en la revista científica Nature Astronomy, ha encontrado a una nova que emana cantidades de energía que se equiparan a las más altas jamás registradas.

La nova se conoce ahora como RS Ophiuchi (RS Oph), que es producida cada 15 años aproximadamente, tras la interacción de un sistema de dos estrellas ubicadas en la constelación del Portador de la Serpiente. Las novas ocurren en un sistema estelar binario, donde una de las estrellas es un parásito. Se forman de una enana blanca que chupa la energía de una gigante roja.

La enana blanca es más pequeña y que ha agotado todo su combustible estelar, pero esta orbita una gigante roja que está a punto de consumirse o quemarse. La estrella grande alimenta a la pequeña con la materia que emana de su superficie exterior hecha de hidrógeno. Este proceso persiste hasta que la enana blanca se consume por completo por la cantidad de energía.

La explosión de las estrellas

Según la publicación científica, la temperatura y la presión que están acumuladas en la enana blanca “se vuelven demasiado grandes” y “son posteriormente expulsadas en una gigantesca explosión”. Pero la estrella ni sufre realmente daños, por lo que tras el estallido el ciclo se repite, preparado para explotar en otros 15 años.

Los dos telescopios Major Atmospheric Gamma Imaging Cherenkov Telescopes (Magic), ubicados en La Palma, registraron rayos gamma estimados en 250 gigaelectronvoltios (GeV), entre los niveles de energía más altos jamás medidos en una nova. De hecho, medios de comunicación reportan que su radiación es cien mil millones de veces más potente que la luz visible.

Uno de los autores del estudio, David Green, científico del Instituto Max Planck de Física y Ciencias, explicó que varias partículas de energía son propagadas por el espacio y son aceleradas hasta alcanzar medidas casi la velocidad de la luz. “Esto también hace que los estallidos de nova sean una fuente de rayos cósmicos”, explica Green. “Sin embargo, tienden a desempeñar el papel de héroes locales, lo que significa que solo contribuyen a los rayos cósmicos en el vecindario cercano. Los grandes jugadores de los rayos cósmicos son los remanentes de supernova. Los frentes de choque creados por las explosiones estelares son mucho más violentos en comparación con las novas”, concluye el investigador.

"La erupción de RS Ophiuchi es un evento muy raro en el cielo en rayos gamma: es la nova más luminosa y con el flujo más alto detectada en rayos gamma hasta la fecha", asegura Rubén López-Coto del Instituto Astrofísica Andalucía del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (IAA-CSIC). @mundiario

Descubren una explosión de una estrella 'vampiro' que ocurre cada 15 años
Comentarios