Un extraño objeto espacial nunca antes visto desconcierta a los astrónomos

Representación gráfica del objeto descubierto por la Universidad de Curtin, Australia. / ICRAR
Representación gráfica del objeto descubierto por la Universidad de Curtin, Australia. / ICRAR

Los científicos buscan esclarecer de qué se trata un cuerpo extremadamente extraño que se enciende y se apaga periódicamente, en “nuestro patio trasero galáctico”.

Un extraño objeto espacial nunca antes visto desconcierta a los astrónomos

Desde un telescopio de la Australia occidental, un equipo de investigadores, ha confirmado la existencia de un raro y “espeluznante” objeto, que parpadea cada 20 minutos y manda señales de radio en la Vía Láctea. Los científicos especulan que podría tratarse de una nueva estrella de neutrones o una enana blanca.

Este misterioso objeto tiene la particularidad de estallar en una gigante onda de energía de manera periódica, liberando una serie de señales de radio de inmensas magnitudes y según los investigadores que corroboraron su existencia, “no se parece a nada que se haya visto” en el espacio exterior.

Por los momentos lo único que se conoce de este extraño cuerpo es que rota despacio, es más pequeño que nuestro Sol y que se encuentra aproximadamente a 400.000 millones de años luz de la Tierra en nuestra galaxia, algo que para los astrónomos es una distancia bastante cercana, tanto que los autores del hallazgo denominan al lugar donde se apreció como “nuestro patio trasero galáctico”.

Una serendipia espacial

El hallazgo inicial lo realizó un estudiante de posgrado de la Universidad de Curtin, Tyrone O’ Doherty, quien el año pasado se encontraba rastreando ondas de radio desde el telescopio Murchison Widefield Array (MWA) con una técnica que él mismo desarrolló, cuando se topó con una señal extraña y potente, que se emite tres veces cada hora.

“Este objeto aparecía y desaparecía durante unas pocas horas durante nuestras observaciones”, explicó la astrofísica Natasha Hurley-Walker, investigadora del Centro Internacional para la Investigación de Radioastronomía (ICRAR por sus siglas en inglés), y jefa del equipo que verificó el hallazgo de O’Doherty.

“Ha sido algo completamente inesperado, e incluso un poco escalofriante para un astrónomo porque no hay nada conocido que se comporte de esa manera", dijo la investigadora coautora del descubrimiento.


Quizá también te interese:

Descubren un cúmulo estelar que quedó 'huérfano' al expulsar a sus estrellas masivas

Los astrónomos descubren a 'Maggie', la estructura más grande jamás detecada en la Vía Láctea.


Los objetos transitorios

Tal cual describen los investigadores, los cuerpos espaciales que se apagan y luego se encienden no suelen ser algo excepcional, pues muchos de ellos se pueden encontrar vagando por el cosmos. Se trata de los objetos transitorios que, como explican los expertos, son estrellas “muertas”, que atraviesan una fase donde no les queda más energía.

En la publicación de su hallazgo en la revista Nature, el equipo ofreció sus hipótesis de que podría tratarse de una nueva clase de estrella transitoria, como una enana blanca con un potente campo magnético o una nueva clase de estrella de neutrones, es decir, núcleos estelares o sus remanentes al borde de su desaparición tras consumir su energía.

Magnetar de periodo ultralargo

Lo cierto es que, según apuntan, nunca se ha visto algo como esto. La doctora Hurley-Walker considera que podría tratarse de una estrella de neutrones que nunca se ha podido ver, pero sí describir teóricamente. Se le conoce como magnetar de periodo ultralargo, un astro que ha sido predicho de manera matemático, pero que nunca se ha visto, por ende, nunca se ha comprobado su existencia.

“La existencia de esta estrella de neutrones que gira lentamente ha sido predicha teóricamente. Nadie esperaba detectar una directamente porque no esperábamos que fuera tan brillante”, explica. Mientras tanto, los expertos se mantienen alertas y continúan investigando este extraño fenómeno que para determinar a ciencia cierta qué es. @mundiario

Un extraño objeto espacial nunca antes visto desconcierta a los astrónomos
Comentarios