Indignación en México por el séptimo periodista asesinado en 2022

Armando Linares, séptimo periodista asesinado en México en 2022. / Joel Vera
Armando Linares, séptimo periodista asesinado en México en 2022. / Joel Vera

El director de Monitor Michoacán fue asesinado esta semana tras denunciar el homicidio de uno de sus colaboradores. El medio ha concluido las labores periodísticas.

Indignación en México por el séptimo periodista asesinado en 2022

La prensa está consternada en México, esta semana se registró un nuevo homicidio contra un periodista en el país azteca. El comunicador Armando Linares, director del portal de noticias Monitor Michoacán, fue asesinado de varios disparos en las inmediaciones de su vivienda, tras denunciar el homicidio de uno de sus trabajadores.

Fuentes de la Policía Estatal del estado occidental de Michoacán, informaron a la prensa de que Linares fue atacado con al menos ocho detonaciones de armas de fuego, en las afueras de su hogar, en el municipio de Zitácuaro, el mismo en el que a finales de enero fue asesinado Roberto Toledo, periodista y colaborador de Monitor Michoacán.

Según medios locales, Linares había denunciado amenazas en su contra por ser un periodista crítico con los funcionarios gubernamentales en la región. En respuesta a ello, después de su asesinato, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dijo que Linares nunca aceptó las medidas de protección que presuntamente el Estado mexicano le ofreció.

“Nosotros no estamos armados, nosotros no traemos armas. Nuestra única defensa es la pluma, un lapicero una libreta”, denunció entonces Armando, al dar a conocer la noticia de que el periodista Toledo había muerto.

“Nos están matando”

Medios de comunicación y organizaciones de derechos humanos señalan el vínculo entre ambos homicidios con el ejercicio del periodismo, al mismo tiempo que piden esclarecer los hechos. Linares había denunciado que a Toledo lo habrían asesinado sicarios, de varios disparos, en las inmediaciones de su domicilio, el mismo modus operandi con el cual se dio de baja a otros periodistas este año como Margarito Martínez o Lourdes Maldonado, también a principios de 2022.

El medio de comunicación donde tanto Toledo como Linares se desempeñaban, cesó sus labores periodísticas esta semana, tras el último asesinato. “Ha quedado claro que nuestra labor incomodó a muchos en el poder, seguiremos exigiendo ante las autoridades se haga justicia por las muertes de nuestros colaboradores”, señaló Joel Vera, también trabajador en Monitor Michoacán.

Organizaciones como Reporteros Sin Fronteras o periodistas independientes se han pronunciado duramente acerca de estos casos. Van siete homicidios a periodistas en los dos primeros meses del año. En la capital del estado michoacano, Morelia, así como en otras ciudades de México, los trabajadores de la prensa han manifestado su preocupación en las calles, protestando y coreando la consigna “nos están matando”.

“Estoy muy consternada, muy preocupada y muy enojada. Tengo miedo porque cada vez nos damos cuenta que, si somos periodistas, donde te encuentren te van a matar. Los mecanismos de protección y el cuidado de los periodistas en México no existen, y aquí (con el asesinato de Armando Linares) están las pruebas”, denunció Magdalena Alonso, directora del Noticiero al Aire Zitácuaro.

AMLO se defiende

López Obrador ha condenado los hechos y advirtió de que no habría impunidad, a pesar de que la mayoría de los casos de homicidios contra la prensa actualmente no han sido esclarecidos, con algunos sospechosos vinculados a proceso, o con órdenes de captura. Además, AMLO ha negado que los periodistas corran un peligro, asegurando esta semana durante sus alocuciones matutinas diarias “que es normal que mueran, todos los días mueren personas” y culpó de ello a los grupos violentos “instalados durante los gobiernos anteriores”.

Sin embargo, desde el año 2000 se han registrado 151 asesinatos de periodistas en México, posiblemente vinculados a su labor periodística porque el Estado no coteja esa información y algunos juicios no proceden. Del total, 139 son hombres y 12 mujeres. En comparación, el mandato actual de AMLO resulta más mortífero. Durante el período del expresidente Enrique Peña Nieto (2012-2018) 47 periodistas fueron asesinados, pero en los casi tres años del mandato de López Obrador (2018-2024), ya van 32 comunicadores asesinados.

La semana pasada el Parlamento Europeo condenó las amenazas, persecución y homicidios contra los periodistas y defensores de derechos humanos en México pidiendo que se investiguen los casos de manera transparente y veloz. En respuesta, AMLO envió una dura carta, en la que tachó a los eurodiputados de “borregos que se suman a la estategia reaccionaria y golpista que se opone a la Cuarta Transformación (su Gobierno en México)” y rechazó “la corrupción, hipocresía e injerencismo” de la Eurocámara.

Esta semana, a raíz del homicidio de Linares, declaró: “lo de la declaración de los diputados europeos lo único que demuestra es que son muy colonialistas, prepotentes”, dijo el presidente mexicano. @mundiario

Indignación en México por el séptimo periodista asesinado en 2022
Comentarios