Un conde, nuevo protagonista de un acto machista en Madrid

Una imagen referida a la violencia machista. / Pixabay
Una imagen referida a la violencia machista. / Pixabay
Tres personas fueron encontradas muertas en un piso en la calle Serrano. El acto de violencia machista deja huérfana a una niña de 11 años que no estaba cuando ocurrieron los hechos.
Un conde, nuevo protagonista de un acto machista en Madrid

La Policía Nacional de Madrid ha dado a conocer sus primera hipótesis sobre lo ocurrido en un piso de la calle Serrano, donde a primeras horas fueron hallados tres cuerpos sin vida. Todo apunta a que se tratan de dos víctimas de violencia machista por parte de un conde.

Las autoridades creen que fue el hombre que asesinó a disparos a las dos mujeres y luego utilizó la misma arma para quitarse la vida. Una de las mujeres era su pareja y la otra era una de sus amigas.

La hipótesis es la que baraja el Grupo V de Homicidios de la Jefatura Superior de la Policía luego de analizar la escena del crimen, estudiar los cuerpos y antecedentes de las víctimas. La documentación y testimonios reunidos por la policía comprueban que la violencia del presunto asesino venía de atrás hasta que finalmente habría acabado con la vida de su mujer en su residencia correspondiente al 1ªC del número 205 de la calle Serrano de Madrid.

El presunto autor de los hechos es Fernando González de Castejón, conde de Atarés y marqués de Perijaa, de 53 años, quien habría acabado con la vida de su pareja sentimental en el piso que compartían desde hace tiempo. La mujer, de nacionalidad española, contaba con 44 años y se convierte en una nueva víctima mortal de la violencia de género. Ambos tenían una hija de 11 años, que se encontraba fuera cuando ocurrieron los hechos.

González de Castejón contaba con antecedentes por violencia de género. En 2018 ya había sido detenido por violencia contra la misma mujer, madre de su hija, aunque en la actualidad el caso estaba cerrado y no había ninguna orden judicial en vigor debido a que la víctima había retirado la denuncia y habían continuando conviviendo. 

Pero la denuncia de su pareja no era la única que tenía el presunto asesino. También había sido denunciado en 2009 por su madre y hermana, quienes le acusaron de maltrato y solicitaron una orden de alejamiento. 

La otra víctima del crimen quizás solo terminó encontrado la muerte en un acto donde buscaba se buena amiga. Se trata de una mujer de 70 años que se conoce como amiga de la otra mujer, quien habría decidido acompañarle al piso ante el miedo de esta de la reacción violenta de su pareja luego de su regreso de París, donde estudia la hija de ambos. 

El arma fue hallada en los pies del varón, reforzado la teoría de un crimen machista y luego un suicidio ante la imposibilidad de hacer frente a los hechos cometidos. El piso donde habitaban también ha dejado alguna pistas sobre la personalidad del hombre que, al parecer, era un fan de las armas ya que en una de las habitaciones del lugar había toda una vitrina ordenada con varias armas y municiones. Uno de los vecinos fue consultado por Europa Press sobre el suceso y este reveló que González de Castejón enfrentaba problemas con la comunidad donde vivía debido a que bajaba al patio compartido y disparaba contra cuadros a modo de dianas. El presunto asesino parecía tener admiración por Francisco Franco y Adolf Hitler, de quienes tenía retratos en su casa.

La policía aún debe confirmar su teoría. Esta no es la primera ni la última víctima del año. La muerte de los padres deja a un niña de 11 años huérfana. @mundiario

Un conde, nuevo protagonista de un acto machista en Madrid
Comentarios