Los talibanes “desconocían” que el líder de Al Qaeda asesinado estaba en Kabul

Ayman al-Zawahiri. / RR.SS.
Ayman al-Zawahiri. / RR.SS.

El Gobierno Talibán ha negado conocer que Ayman Al-Zawahiri residía en una lujosa zona de la capital, y ha acusado a EE UU de violar los acuerdos de Doha.

Los talibanes “desconocían” que el líder de Al Qaeda asesinado estaba en Kabul

Los talibanes han asegurado que “no tenían información” de que el líder de Al Qaeda asesinado por EE UU el fin de semana, Ayman al-Zawahiri, se encontraba refugiado en una vivienda en una acomodada zona de Kabul, la capital de Afganistán.

Las autoridades del Emirato Islámico de Afganistán ya habían condenado el ataque con un dron que llevó a cabo EE UU, alegando una violación en los acuerdos para la retirada de los soldados estadounidenses en territorio afgano, pero esta se trata de la primera vez que el Talibán se refiere directamente a la muerte del líder terrorista.

El grupo islámico que consiguió hacerse con el poder hace casi un año, cuando el presidente estadounidense Joe Biden dirigió una polémica retirada de las fuerzas de su país de Afganistán, se había limitado a confirmar que hubo un ataque con un dron en el balcón de una residencia el 31 de julio, siendo muy ambiguo respecto a la presencia de Al-Zawahiri en la ciudad, sin confirmar su presencia y al mismo tiempo sin desmentirla.

“El Emirato Islámico de Afganistán no tiene información sobre la llegada y estancia de Ayman al-Zawahiri en Kabul”, declaró el Gobierno talibán a través de un comunicado difundido en redes sociales. No obstante, ello contradice la versión estadounidense, que asegura que el líder de Al Qaeda se estaba hospedando en una residencia “de un asesor de un líder talibán”, según conoció la prensa de manos de funcionarios de la administración Biden.

El Talibán advierte a EE UU

En el mismo comunicado los talibanes advirtieron de que, si un evento similar al ataque remoto que ocurrió el sábado vuelve a suceder en los territorios que controlan, “la responsabilidad de las consecuencias recaerá en Estados Unidos”. De hecho, se conoció que los líderes de este grupo extremista están analizando cómo reaccionar al ataque, pero deben considerar muchos factores como su objetivo de alcanzar una decente legitimidad internacional y la crisis económica que buscan resolver.

El Ejecutivo talibán recalcó el hecho de que ha comandado a sus unidades de inteligencia para llevar una investigación “exhaustiva y seria” acerca de los hechos del 31 de julio en los que murió Al-Zawahiri. En respuesta a las razones de EE UU para el ataque, que aseguraron que el líder de Al Qaeda sigue representando una amenaza para la seguridad nacional, los talibanes insistieron en que en su territorio “no hay ninguna amenaza para ningún país, incluido EE UU”.

Además, defendieron su compromiso de cumplir con el acuerdo de Doha, el pacto alcanzado con EE UU para conseguir la retirada completa de los soldados de Afganistán. Los talibanes alegan que Washington ha violado los acuerdos, pero desde la Casa Blanca han trasladado que la operación se llevó a cabo de manera remota.

Por su parte, las autoridades estadounidenses afirman que el grupo radical es en realidad el bando que ha violado el pacto de Doha, pues una de las condiciones primordiales del acuerdo es que el Talibán deje de ser un santuario para el yihadismo y sus líderes, como ocurrió cuando este grupo estuvo en el poder entre 1996 y 2001. @mundiario

Los talibanes “desconocían” que el líder de Al Qaeda asesinado estaba en Kabul
Comentarios