El segundo intento del alto al fuego fracasa en Mariúpol

Ciudad de Mariúpol siendo bombardeada. / RR SS.
Ciudad de Mariúpol siendo bombardeada. / RR SS.

Rusia y Ucrania se atacan mutuamente mientras civiles fallecen tratando de escapar de la guerra de Putin. Prometieron un corredor humanitario, pero solo hay bombardeos.

El segundo intento del alto al fuego fracasa en Mariúpol

La guerra de Vladímir Putin sigue tomando vidas luego de que el segundo intento de una evacuación en la ciudad de Mariúpol, al sureste de Ucrania, fracasara. Moscú y Kiev se acusan mutuamente de no respetar las condiciones para que se diera un corredor humanitario tras la última ronda de negociaciones en Bielorrusia.

Durante la segunda ronda de negociaciones, tanto Rusia como Ucrania se comprometieron con la apertura de un corredor humanitario que no ha llegado a ser debido a que el Kremlin no se comprometió para un alto al fuego, cuestión esencial para permitir que los civiles dejen la ciudad sin temor a la muerte.

La Alcaldía de la ciudad llegó a avisar de que algunos autobuses habían salido desde Zaporiyia hacia Mariúpol para recoger a la mayor cantidad de civiles posibles que quisieran dejar la ciudad estratégicamente bien posicionada a las orillas del mar interior de Azov.

“El convoy de evacuación con la población local no pudo salir hoy de Mariúpol: los rusos comenzaron a reagrupar sus fuerzas y bombardearon intensamente la ciudad”, expresa el mensaje que luego lanzaría la Alcaldía. “Es extremadamente peligroso sacar a la gente -unos 200.000 civiles- en tales condiciones”.

Pese a dicha información, la agencia Interfax cita a fuentes de las milicias de Donetsk, donde aseguran que al menos 300 civiles habían logrado dejar la ciudad antes de que comenzaran los bombardeos.

No fue posible la entrega de 90 toneladas de ayuda humanitaria que se dirigía hacía Mariúpol en un convoy que también salía desde Zaporiyia. El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) se hace eco del desastroso intento de sacar a los civiles de la ciudad mientras no exista un acuerdo “detallado y funcional” entre las partes involucradas en el conflicto. Mariúpol cuenta con fuerzas militares ucranianas que custodian la ciudad de las fuerzas de Donetsk, una provincia ucraniana declarada por Rusia como independiente y que sirve como base para las fuerzas del Kremlin.

El CICR aconseja que las partes acuerden una hora especifica, rutas de salida, lugar de evacuación y otros detalles logísticos para permitir que los civiles abandonen la ciudad sin que se conviertan en el daño colateral.

Mariúpol es una de las grandes ciudades de Ucrania que Rusia quiere conquistar cuanto antes, su posición estratégica así lo exige. La estrategia de Moscú para hacerse con el control de la ciudad consiste en bloquearla por completo, impidiendo que entren los alimentos y que los civiles queden en medio del conflicto. Vadim Boychenko, alcalde de la ciudad, aseguró que están la borde de una catástrofe humanitaria debido a la falta de comida, electricidad o agua.

Un fracaso doble

Las fuerzas habían pactado un primer intento de evacuación civil para el día sábado, pero las condiciones no se dieron. Luego el Ayuntamiento informó que el nuevo intento de evacuación se establecía para el domingo desde las 10:00 a las 21:00 hora local, pero nuevamente no existió un conceso entre las partes.

Donetsk había anunciado la apertura de un corredor humanitario tanto en Mariúpol como de la ciudad de Volnovaja, al sureste del país. Eduard Basurin, representante de las milicias había asegurado que “este domingo por la mañana” comenzaría la evacuación de los civiles siempre y cuando las fuerzas ucranianas que custodian las ciudades desbloquearan “las salidas para que la población civil pueda abandonar el lugar”.

La importancia de Mariúpol

Rusia quiere conquistar esta ciudad a toda costa debido a que no solo es una ciudad cercana a su frontera, también será esencial para conectar a sus fuerzas en el sur, en especial, con Crimea, la península ucraniana que Putin anexó ilegalmente en 2014. La ciudad ubicada en la costa del mar Azov tiene una población civil de 450.000 personas. Volnovaja sería otro enclave al ubicarse a unos 60 kilómetros de Donetsk. En este lugar hacen vida unas 20.000 personas. @mundiario

El segundo intento del alto al fuego fracasa en Mariúpol
Comentarios