Putin introduce la activación de la fuerza nuclear en su expansionismo imperialista

Destrucción en Ojtirtka. / TV
Destrucción en Ojtirtka. / TV

Delegaciones de Ucrania y Rusia se disponen a negociar en una ciudad fronteriza de Bielorrusia una salida a la guerra. "Sin condiciones", avanza el presidente de Ucrania.

Putin introduce la activación de la fuerza nuclear en su expansionismo imperialista

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha ordenado poner en alerta máxima a las fuerzas de disuasión de Rusia, las unidades responsables de manejar las armas nucleares, como respuesta a las sanciones y la actitud “agresiva”  de miembros de la OTAN, la organización militar atlantista que lidera EE UU.

Putin estaría activando así “en modo especial de combate” el arsenal nuclear de Rusia, compuesto por misiles nucleares, entre ellos los de alcance intercontinental, así como sistemas de defensa antimisiles y fuerzas estratégicas no necesariamente nucleares.

Desde junio de 2020, Rusia tiene en vigor una doctrina de disuasión nuclear, donde “la decisión del empleo de armas nucleares la toma el presidente” si se contempla una agresión nuclear o un ataque con armas convencionales “cuando la existencia misma del Estado sea puesta en peligro”.

De las dos amenazas de Vladímir Putin previas a la guerra en Ucrania ya se ha cumplido la invasión total emprendida contra Ucrania y está en el aire el otro paso que preocupaba a la OTAN: el posible despliegue de armas nucleares en Bielorrusia. Vladímir Putin ya exhibió su arsenal nuclear, cuando sus fuerzas armadas probaron el pasado día 19 todos los misiles de nueva generación rusos.

Una salida a la guerra

Mientras Putin activaba la fuerza nuclear ante la presión internacional, delegaciones de Rusia y Ucrania de disponían a negociar en la frontera de Bielorrusia una salida a la guerra. Sin condiciones, dijo Zelenski, el presidente de Ucrania. "No quiero que cohetes, aviones y helicópteros vuelen a Ucrania desde Bielorrusia", dijo también en una advertencia al presidente  Lukashenko, alineado con Putin. 

En el campo de batalla, tras cuatro días de asedio, fuerzas de la antigua república soviética ofrecen resistencia, pero Rusia elevó su amenaza y atacó infraestructuras estratégicas de gas y petróleo en varias poblaciones ucranias. Además, Rusia entró en la ciudad clave de Járkov, cuyo alcalde mantiene que Ucrania controla la segunda población del país.

Tras cuatro días de guerra, al menos 198 personas han perdido la vida en Ucrania y más de 360.000 han cruzado la frontera para huir de las bombas y de los combates.

Más sanciones a Rusia

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunció un nuevo paquete de sanciones contra el régimen de Putin tras comunicar la desconexión de Rusia del sistema de pagos internacionales Swift. 

La Unión Europea cerró el espacio aéreo a las aerolíneas rusas y las autoridades de Bruselas propusieron crear un fondo para financiar el suministro de armas y combustible al Ejército ucranio. 

Además, la UE prohibirá emitir a las grandes cadenas rusas de televisión RT y Sputnik.

Refuerzo militar en Alemania

Alemania, la primera potencia económica de la UE, dio un giro a su política de Defensa con un histórico aumento de la inversión militar, al anunciar su canciller Scholz una inversión de 100.000 millones de euros para mejorar su Ejército. Por su parte, España envió 20 toneladas de equipos militares de protección a Ucrania. 

En materia humanitaria, la UE protegerá a decenas de miles de personas que huyen de Ucrania y no se descarta ninguna medida excepcional, como el establecimiento de pasillos humanitarios de entrada. @mundiario

Putin introduce la activación de la fuerza nuclear en su expansionismo imperialista
Comentarios