La OTAN pone a sus tropas en “estado de alerta” ante un posible despliegue militar

Volodímir Zelenski, presidende de Ucrania; Joe Biden, presidente de EE UU; Vladimir Putin, presidente de Rusia. / RR SS.
Volodímir Zelenski, presidende de Ucrania; Joe Biden, presidente de EE UU; Vladimir Putin, presidente de Rusia. / RR SS.

EE UU ha informado de que mantiene alrededor de 8.500 soldados en “estado de alerta” para un posible despliegue en Europa del Este, junto a sus aliados de la Alianza Atlántica.

La OTAN pone a sus tropas en “estado de alerta” ante un posible despliegue militar

La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) ha informado que mantiene a sus tropas en “estado de alerta”, y que continúa enviando buques y aviones en dirección a la franja oriental del bloque, en un intento por reforzar la presencia de Occidente en ese flanco y de respaldar a Ucrania en medio de las tensiones con Rusia.

“La OTAN seguirá tomando todas las medidas necesarias para proteger y defender a todos los aliados, incluso reforzando la parte oriental de la Alianza. Siempre responderemos a cualquier deterioro de nuestro entorno de seguridad, incluso reforzando nuestra defensa colectiva”, ha dicho el director de la organización, Jens Stoltenberg.

Aunado a ello, la OTAN informó que busca aumentar su presencia militar en el sudeste europeo, específicamente en Bulgaria y en Rumanía, de manera similar a la que otros batallones operan en los países bálticos y en Polonia.

La unión trasatlántica

Mientras las tensiones aumentan, el presidente de EE UU Joe Biden, ha sostenido este lunes una reunión virtual con la presidenta de la Comisión Europea Úrsula von der Leyen, el presidente del Consejo europeo Charles Michel y los mandatarios de Reino Unido, Francia, Alemania, Italia y Polonia. Aunque acordaron buscar una salida diplomática con Rusia, enfatizaron en que los aliados se apoyarían mutuamente, especialmente el ámbito militar.

Un comunicado de la OTAN señaló que, en efecto, se ha logrado y se ha contemplado el envío de más tropas y equipos adicionales desde varios países, incluidos Dinamarca, España, Francia, los Países Bajos y los Estados Unidos.

Tras una reunión en la base militar de Camp David, al presidente norteamericano Joe Biden, se le presentó un amplio catálogo de alternativas militares, de las que, según ha declarado el portavoz del Pentágono John Kirby, incluyen un despliegue en Estonia, Letonia y en Lituania de entre 1.000 y 5.000 soldados, pero adelantó que cerca de 8.500 efectivos están en “alerta máxima” y listos para recibir órdenes de desplegarse.

Salida de Ucrania

Mientras que Rusia asegura que “no tiene intenciones de invadir Ucrania”, la inteligencia de Kiev ha informado que, en su frontera oriental con Rusia, se han concentrado ya 127.000 soldados comandados por el Kremlin. EE UU y Reino Unido han asegurado que una invasión podría ocurrir “en cualquier momento” y que existe evidencia que indica que Moscú busca derrocar al Gobierno ucraniano.

Estas afirmaciones han concordado con la autorización dada por Washington de iniciar la salida de todo el personal no esencial de Ucrania junto a los familiares de funcionarios diplomáticos, y la recomendación a sus ciudadanos de abandonar el país. Esta medida ha sido optada por Londres igualmente, aunque persiste en las conversaciones con Rusia.

Sin embargo, la Unión Europea (UE) ha decidido desmarcarse de EE UU y del Reino Unido, cuando el Alto Representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell, afirmó que no secundarían la reducción de personal a menos que EE UU ofrezca información que así lo amerite. “Mientras las negociaciones (con Moscú) continúen, y de momento continúan, no pienso que sea necesario salir de Ucrania”, dijo.


Quizá también te interese:

Reino Unido acusa a Rusia de querer instalar un Gobierno títere en Ucrania


 

La UE apuesta por la estabilidad

En este sentido, la UE afirmó realizar lo contrario a Washington y a Londres, que es permanecer en territorio ucraniano, apostando así por una desescalada de las tensiones. Por su parte, los ministros de los Veintisiete han aprobado por unanimidad un documento en el que le advierten a Moscú que “cualquier nueva agresión militar de Rusia contra Ucrania tendrá consecuencias enormes y costes elevadísimos”.

Ello implica oficialmente represalias económicas de parte de la UE y sus aliados contra Rusia, que aseguran que afectarán “a una amplia gama de sectores”, y no sólo a los altos cargos de funcionarios rusos.

Mientras tanto, von der Leyen ha anunciado la implementación de un paquete de asistencia macrofinanciera para respaldar al Gobierno del presidente ucraniano, Volodomir Zelensky, de 1.200 millones de euros, que iniciarían con un primer desembolso de la mitad, 6.000 millones, que busca aumentar el apoyo financiero y empresarial de Ucrania, en un intento por estabilizar la situación en el país.@mundiario

La OTAN pone a sus tropas en “estado de alerta” ante un posible despliegue militar
Comentarios