La mansión de Donald Trump en Florida es registrada por el FBI

Donald Trump, ex presidente de Estados Unidos / Pixabay
Donald Trump, ex presidente de Estados Unidos / Pixabay.
El exmandatario enfrenta la vergüenza de ser requisado por miembros del FBI. Como se hizo conocido meses atrás, Trump se llevó documentos secretos a su residencia de Mar-a-Lago.
La mansión de Donald Trump en Florida es registrada por el FBI

Donald Trump es el centro de una investigación liderada por el FBI, la Oficina Federal de Investigación. Ha sido el mismo expresidente de EE UU quien reveló que agentes de esta oficina del gobierno habían entrado a su residencia de Mar-a-Lago, en Palm Beach, Florida. 

El FBI solo puede realizar este tipo de indagaciones contando con una autorización judicial, la cual solo es concedida por un juez que primero valora las pruebas que puedan tener los agentes para creer que en la residencia del mandatario pueda haber algo de interés para su investigación.

Ni la agencia, ni el Departamento de Justicia han declarado al respecto de estas investigaciones. Ha sido el propio Trump quien ha dado a conocer el procedimiento a través de un comunicado donde aseguraba que su casa, en la cual reside desde que dejó la Casa Blanca, estaba “bajo asedio, allanada y ocupada por un gran grupo de agentes del FBI”.

“Nunca le había ocurrido nada parecido a un presidente de EE UU”, afirmó y luego agregó que algo así “solo podría suceder en países rotos del Tercer Mundo”. El magnate se encuentra sumergido en varias investigaciones que tienen que ver con su gestión como presidente de EE UU. Una de ellas tiene que ver con su intento de alterar los resultados de las elecciones de 2020 y también por su supuesta responsabilidad en el asalto al Capitolio. Igualmente, sus negocios y declaraciones fiscales también están siendo investigadas. 

Meses atrás, los medios internacionales se hicieron eco de las sospechas de que Trump había llevado documentos oficiales y secretos a su casa de Mar-a-Lago. Según la ley penal estadounidenses, se debe castigar a quien “oculta, elimina, mutila, borra, falsifica o destruye voluntaria e ilegalmente” documentos federales bajo su custodia con penas que van de multas a penas de prisión que podrían inhabilitar sus opciones para lanzarse como candidato a las elecciones presidenciales. 

Los presidentes de EE UU están obligados a conservar los documentos que producen y manejan mientras estén en la Casa Blanca, incluyendo sus notas personales, y al término de su mandato deben entregarlas a los Archivos Nacionales. 

El The New York Times cita a dos fuentes del caso que aseguran que el registro se debió al material que el expresidente se llevó a su residencia en la Florida después de dejar la Casa Blanca, incluyendo cajas con documentos clasificados. Ya el presidente estaba bajo la mira debido a que tardó meses en devolver 15 cajas con documentos que los Archivos Nacionales reclamaron.

“Después de trabajar y cooperar con las agencias gubernamentales pertinentes, esta incursión no anunciada en mi casa no era necesaria ni apropiada”, dice Trump en su comunicado. “Se trata de una mala praxis de la Fiscalía, de la instrumentalización del sistema de justicia y de un ataque por parte de los demócratas de la izquierda radical que no quieren desesperadamente que me presente a la presidencia en 2024, sobre todo a raíz de las últimas encuestas, y que igualmente harán cualquier cosa para detener a los republicanos y a los conservadores en las próximas elecciones de mitad de mandato”.

¿Cuál es la diferencia entre esto y el Watergate, donde los operativos irrumpieron en el Comité Nacional Demócrata? Aquí, al revés, los demócratas irrumpieron en la casa del 45º presidente de EE UU”, agregó el exmandatario. 

El hecho de que la casa oficial de un expresidente de EE UU esté siendo revisada implica que el Departamento de Justicia está claramente involucrado, no todos los días se ordena investigar la casa de un exmandatario. Igualmente, como ya mencionamos, la orden para revisar la residencia debe firmarla un juez y para que este la firma, debe creer que en la residencia del exmandatario hay pruebas de que cometió un delito. Trump planea presentarse a las elecciones de 2024, pero un caso judicial en su contra dificultaría cualquier pretensión. @mundiario

La mansión de Donald Trump en Florida es registrada por el FBI
Comentarios