China muestra disposición para mediar en el conflicto, pero no deja de apoyar a Rusia

Xi Jinping, presidente de China. / Xinhua
Xi Jinping, presidente de China. / Xinhua

El ministro de Exteriores chino aseguró que la amistad entre Moscú y Beijing “contribuye” a la paz mundial. El gigante asiático sigue sin condenar la invasión de Putin a Ucrania.

China muestra disposición para mediar en el conflicto, pero no deja de apoyar a Rusia

La segunda economía del mundo, es decir, China sigue sin condenar o arremeter de alguna manera contra la invasión de Ucrania propiciada por Vladímir Putin. Pese a esto, se ha propuesto como mediador en el conflicto que está a punto de cumplir dos semanas de haber comenzado. Hasta la fecha, China ha sido muy cautelosa con todo lo que tiene que ver con el ataque ruso a los ucranianos, debido a que Putin es un amigo cercano a Xi Jinping, presidente de China.

Comenzando la semana, el ministro de Asuntos Exteriores, Wang Yi, aseguró durante una conferencia de prensa desde el Gran Palacio del Pueblo en Pekín que su país estaba “dispuesto” a “llevar a cabo la mediación necesaria cuando haga falta”, refiriéndose a la guerra desatada por Putin en Ucrania.

Estas palabras son las primeras que China deja en lo referente al conflicto en Ucrania, claro está, que sigue negándose a condenar los ataques de las tropas rusas. Wang dejó claro durante la conferencia que la amistad entre Rusia y China es “sólida como una roca” y seguirá profundizándose.

Desde que la invasión comenzó el pasado 24 de febrero, China ha dejado claro que la mejor solución al conflicto sería la negociación entre ambas partes. Sin embargo, el gobierno chino no había querido posicionarse como un mediador hasta ahora.

En palabras de Wang, ya China ha empezado a mediar en el conflicto. Luego de que comenzara la invasión, el presidente chino se comunicó con Putin, y le dejó saber que había una necesidad de paz en la región, algo en lo que su homólogo ruso habría estado de acuerdo. “Desde entonces se han celebrado dos rondas (de negociaciones), y esperamos una tercera”, sentenció Wang. “Mientras mayor es el desacuerdo, mayor es la necesidad de negociaciones”.

Desde hace más de una década, China y Rusia mantienen buenas relaciones, ni siquiera la anexión ilegal de Crimea en 2014 hizo que se tambaleara la amistad entre Xi y Putin. Moscú es un socio estratégico importante para Beijing, que ve con mucha cautela las sanciones occidentales contra el gobierno ruso.

Wang aseveró que la colaboración entre ambas naciones “no tiene límites” y “las perspectivas de colaboración futura son inmensas”. La guerra parece no haber afectado a “los socios estratégicos más importantes el uno para el otro” y cuya cercanía “contribuye” a la paz y estabilidad del mundo. “No importa lo sombría que sea la situación internacional, tanto China como Rusia mantendrán su determinación estratégica”, destacó el ministro.

Aunque China cuida mucho sus palabras, es obvia su apuesta por Moscú al evitar condenar el ataque pero tachar de “ilegales” las sanciones de Occidente. Ucrania, por su parte, ya había mostrado su interés porque China se posicionara como mediador por sus buenas relaciones tanto con Rusia como con el gobierno ucraniano. @mundiario

China muestra disposición para mediar en el conflicto, pero no deja de apoyar a Rusia
Comentarios