La invasión de Ucrania refuerza la cohesión de la UE y tensa el nervio dormido de la OTAN

Banderas de Rusia y de la Unión Europea. aa.com.tr
Banderas de Rusia y de la Unión Europea. / aa.com.tr
Ucrania, Moldavia y Georgia tratan de conseguir estatus de país candidato a formar parte del club de la UE, que algunos entienden como de amparo ante lo que Rusia representa para ellos.
La invasión de Ucrania refuerza la cohesión de la UE y tensa el nervio dormido de la OTAN

Las dos exrepúblicas soviéticas Moldavia y Georgia, y la duramente castigada por tierra, mar y aire Ucrania, conforman el trío de países que los Veintisiete quieren que la Comisión de la Unión Europea decida cuanto antes la concesión del estatus de país candidato a pertenecer al Club. El proceso de adhesión de alguna manera ya está iniciado y, salvo males mayores de los ya conocidos, podrían pasar a formar parte de tal bloque comunitario por una vía de la que no todos los que conforman el club pudieron disponer.

Tal candidatura se deduce de lo informado por la presidencia francesa de la Unión. Los embajadores de los Estados miembros de la UE se han referido este lunes al "acuerdo para invitar a la Comisión Europea a presentar una opinión sobre cada una de las solicitudes de adhesión a la UE presentadas por Ucrania, Georgia y Moldavia".

La petición de adhesión de Ucrania fue firmada por el presidente de esta nación la semana pasada. El jueves lo hicieron Moldavia y Georgia, azuzadas previsiblemente por la decisión rusa de invadir Ucrania. El mandatario ucraniano, Volodímir Zelensky, ha pedido la entrada urgente de su país en la Unión. La firma de tal petición se llevó a cabo como respuesta a la invasión que el 24 de febrero inició Rusia. En esta invasión los rusos van dejando un amplio rastro de muertos, heridos y ciudadanos que abandonan su país buscando en la periferia de este y aún en países más lejanos, la tranquilidad que ahora no encuentra en Ucrania por culpa de las bombas, los misiles y todo aquello que pueda contribuir a destrozar una nación que no es fruto de la Unión Soviética sino de su propia larga y dura historia. Pero Rusia también llora -cabe suponer- sus muertos en una guerra tan absurda como esta.

UE Y OTAN, LOS MIEDOS DE PUTIN 

La destrucción total que supondría el uso de armas nucleares, a las que Rusia se refirió en algún momento de esta dura realidad, es uno de los muchos miedos que invaden al mundo. Y para Putin tiene sus causas en el más que posible ingreso de Ucrania en la Unión Europea y la deriva de Moscú en su seguridad -en la mente de Putin- si finalmente Ucrania ingresa en la OTAN. Si esto fuera así, ¿peligraría la seguridad de esa Gran Rusia que Putin pretende en el caso de que se instalaran en Ucrania bases de la Alianza Atlántica que ya tiene en otros países limítrofes al noroeste del país? ¿Se repite en Ucrania lo vivido en la famosa "guerra de los misiles" rusos en Cuba?

Está claro que el presidente ruso no quiere que la expansión de la OTAN sea una realidad por el costado este de Europa, porque sería "una amenaza" para Rusia. Pero Europa tampoco sabe con exactitud lo que Rusia tiene en su costado oeste, lindante con Europa o países que quieren ser Estados miembros de la UE, a uno de los cuales hace quince días arrasan las armas pesadas de los ejércitos rusos.

Cuando, con la invasión de Ucrania, Putin pretendía -pretende- desmoralizar a quienes habiendo permanecido durante décadas bajo el manto "protector" de la URSS quieren ahora superar "aquello", la invasión de Ucrania ha reforzado tanto la cohesión de la UE como tensado el nervio dormido de la OTAN. De ahí la insistencia de Georgia, Moldavia y Ucrania en su petición de pertenencia al club, que algunos entienden como de amparo ante lo que Rusia representa para ellos. Pero también ha movido los sentimientos europeístas de Suecia y Finlandia. Es decir: invadiendo Ucrania, Rusia -por orden de Putin- ha hecho más grande a la UE y ha reforzado el atlantismo de aquellos que los rusos entendieron siempre como "enemigos". Incluso de los durmientes Suecia y Finlandia. @mundiario

La invasión de Ucrania refuerza la cohesión de la UE y tensa el nervio dormido de la OTAN
Comentarios