Acaba el primer debate híbrido en Castilla y León, un peculiar encuentro tras la pandemia

Luis Tudanca (PSOE), el moderador Xavier Fortes y Alfonso Fernández Mañueco en el plató. - RS.SS
Luis Tudanca (PSOE), el moderador Xavier Fortes y Alfonso Fernández Mañueco en el plató. - RS.SS

Igea y Mañueco destacan su labor en el Ejecutivo, pero compiten por los méritos de la gestión, mientras Tudanca aboga ser el único candidato “por el cambio”.  

Acaba el primer debate híbrido en Castilla y León, un peculiar encuentro tras la pandemia

De forma semipresencial, el primer debate entre el Partido Popular (PP), Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y Ciudadanos (Cs) de estas elecciones en Castilla y León ha culminado, el primer encuentro de este tipo que ha ocurrido en la comunidad después de que el candidato de Cs, Francisco Igea, diera positivo por covid-19 el viernes pasado y tuviera que acudir por videollamada desde la casa de sus padres.

El candidato popular Alfonso Fernández Mañueco ha dejado claro que prevé que su partido pueda gobernar en solitario, predicción que el socialista Luis Tudanca y el naranja Igea cuestionan, asegurando que los números no le permitirían a Mañueco hacerse con el Gobierno regional sin necesitar de la ayuda de Vox para ello.

Mientras tanto, Tudanca vaticina que “el cambio” volverá a ganar la mayor cantidad de escaños, como en las elecciones de hace dos años, cuando los socialistas se hicieron con 35 procuradores en las Cortes, pero que, tal y como ha apuntado Tudanca, “fue frenado por un acuerdo” refiriéndose a la coalición que el PP y Cs pactaron para dirigir el Ejecutivo.

Fuerte tensión en la antigua coalición

Aunque Tudanca y Mañueco eran los que estaban sobre el plató, el equipo de Radio Televisión Española (RTVE) le facilitó a Igea los canales digitales necesarios para hacerse escuchar. El líder de los naranjas y el candidato por los populares protagonizaron un tira y afloja, compitiendo por los méritos de una gestión conjunta.

“Los ciudadanos de esta comunidad saben perfectamente quién estuvo al frente”, alegó Igea, quien en el transcurso de la pandemia se desempeñó como consejero de Sanidad y portavoz de la Junta. “El Gobierno es del presidente”, contestó Mañueco.

Mañueco explicó los logros del Gobierno bajo su mando en unas “circunstancias muy complicadas”, a lo que Igea le replicaba luchando por los méritos de ciertas medidas que la coalición había sacado adelante. En tanto, Tudanca se refería a ambos como el “pacto fracasado” que gobernó en Castilla y León los últimos dos años, y arremetió contra el PP por los tres casos de corrupción abiertos, de los que Mañueco se ha desligado afirmando que no le afectan “personalmente ni políticamente”.

La despoblación, el plato fuerte

Aunque se habló de la pandemia, de la educación, de la fiscalidad en la que las derechas coincidieron en que el PSOE propone un “hachazo” con sus propuestas de aumentarlos; el último bloque del encuentro se sirvió con 20 minutos de duración, para que los participantes intervinieran respecto a la despoblación.

Por primera vez en la noche, los tres candidatos estuvieron de acuerdo en algo, que se trata del peor problema que azota a Castilla y León.


Quizá también te interese:

La Junta Electoral de CyL rechaza el recurso de Cs para aplazar las elecciones

Castilla y León, epicentro de la política nacional: las claves del 13-F

El PSOE podría gobernar Castilla y León, según el CIS


En este sentido, Mañueco ofreció crear planes para retener el talento en la comunidad y para aumentar la natalidad con el “bono bebé”. Igea concordó con él al decir que la educación castellanoleonesa es “la mejor de España”, y que se necesitan estrategias que permitan a los ciudadanos tener oportunidades en la comunidad y frenar la emigración.

Tudanca por su parte apostó por la digitalización en el territorio y acabar con la “exclusión bancaria”, que viven los habitantes de municipios pequeños y lejanos al no contar con sucursales bancarias en sus localidades. “Todas las entidades estarán obligadas a no cerrar ni un solo cajero en el mundo rural”, ha dicho, y aseguró que estas afirmaciones serían avaladas por la ley.

Minutos de oro

Para sus últimas palabras en este primer encuentro, Mañueco aprovechó para resumir sus propuestas para todos los temas tocados en el debate, recordando así qué pretende hacer el PP si ganan las elecciones. “una sanidad y educación de primera, más apoyo a la familia y a la natalidad, una atención constante a los mayores, facilidad de acceso a la vivienda y al transporte colectivo e impuestos bajos” ha dicho.

Por su parte, Igea empleó sus minutos para arremeter contra la decisión de Mañueco de disolver las Cortes y de adelantar las elecciones. Pero también resaltó la participación de su partido en la gestión anterior. “Es la primera vez que este gobierno lidera los rankings de transparencia y un gobierno con profesionales. Es la primera vez que se puede elegir entre la honestidad y la mentira”.

Para finalizar, el socialista Tudanca ha recordado que el PP lleva gobernando la región desde hace 35 años, y realzó su consigna principal. “Quienes están cansados de despoblación y corrupción. Quienes quieren salarios y pensiones dignas. Quienes quieren apostar por la igualdad. Ha llegado la hora del cambio”.

El próximo debate tendrá lugar el 9 de febrero, se espera que Igea pueda salir del confinamiento para intervenir presencialmente a la cita. Sin embargo, quienes estrán ausentes como hoy serán Vox, Unidas Podemos y la Izquierda Unida (UP-IU), los partidos regionales de Unión por el Pueblo Leonés (UPL) y Por Ávila (XAV), la debutante plataforma de la España Vaciada y sus dos partidos que concurren en solitario en sus provincias, Soria¡Ya! y la Vía Burgalesa al no pertenecer, ninguno, a un grupo parlamentario propio en las Cortes.  @mundiario

Acaba el primer debate híbrido en Castilla y León, un peculiar encuentro tras la pandemia
Comentarios