Castilla y León, epicentro de la política nacional: las claves del 13-F

Principales candidatos en las elecciones de Castilla y León. / Mundiario.
Principales candidatos en las elecciones de Castilla y León. / Mundiario.

La mayoría de las encuestas auguran una holgada victoria del PP, excepto por el CIS, que prevé que el PSOE gane por un fino margen. La expectativa está puesta en la España Vaciada.

Castilla y León, epicentro de la política nacional: las claves del 13-F

Castilla y León se convierte en el epicentro de la política nacional. La campaña electoral ha arrancado este viernes en la comunidad autónoma más extensa de España, que por primera vez vivirá unas elecciones autonómicas en solitario tras el adelanto que dio el presidente regional Alfonso Fernández Mañueco al cesar las Cortes el año pasado.

Los comicios autonómicos marcan el principio de un ciclo electoral de dos años. Estos meses también se jugará la presidencia a la Junta de Andalucía y, el año que viene, 12 regiones autonómicas se prepararán para las elecciones. Asimismo, llegarán las elecciones municipales también en mayo; y, si no se adelantan, en noviembre tendrán lugar las elecciones generales de España. En 2024, Galicia y País Vasco renovarán a sus funcionarios y también habrá elecciones europeas.

La campaña en Castilla y León continuará hasta el 11 de febrero y, mientras tanto, cada partido maniobra para posicionarse ante los electores, en un intento por aumentar sus escaños en el Congreso. Según indican las encuestas, los únicos dos candidatos que tienen posibilidades de ser presidentes son Mañueco del Partido Popular (PP) y Luis Tudanca, del Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

Un debate de a tres

La Ley Electoral estipula que se celebren dos debates durante las próximas semanas. El primero tendrá su cita este lunes, que será producido por Radio Televisión Española luego de ganar un recurso ante la Junta Electoral. El 9 de febrero sería el segundo, transmitido por el canal privado Castilla y León Televisión (RTVCyL).

Sin embargo, en ambos encuentros sólo intervendrán los candidatos que tengan un grupo parlamentario propio en las Cortes, como indica la ley. Por lo tanto, el debate será de a tres participantes: Mañueco por el PP, Tudanca por el PSOE y el exsegundo al mando del Gobierno regional, Francisco Igea por Ciudadanos (Cs), quien este viernes ha dado positivo por covid-19 y atenderá al primer debate de forma telemática.

 

Tanto Vox como Unidas Podemos, que concurrirá con Izquierda Unida (UP y IU), quedan fuera de la justa al pertenecer al grupo mixto, junto a los partidos regionales Unión del Pueblo Leonés (UPL), Por Ávila (XAV), y la recién presentada plataforma de la España Vaciada.


Quizá también te interese:

La Junta Electoral decide que RTVE producirá uno de los debates en Castilla y León

Elecciones oportunas en Castilla-León


 

El bipartidismo, un muro a vencer

La mayoría de las encuestas augura otros cuatro años más de gobierno de los populares, después de 35 años ininterrumpidos en los que el azul pintó Castilla y León en cada elección. A pesar de ello, en las últimas elecciones autonómicas ganó el socialista Luis Tudanca, pero no pudo gobernar debido a la coalición de Gobierno entre el PP y Cs, que según Igea no se repetirá “nunca más”.

El informe que el Centro de Investigaciones Sociológicas publicó esta semana indica otra cosa. No contradice que el PP pueda alcanzar más escaños de los que tiene hoy en día (29), pero asegura que el PSOE ganaría por un fino margen de un punto, y que obtendría una horquilla de hasta 34 procuradores. Pero solo rozarían la mayoría absoluta de 41 curules, por lo que se vislumbra otro Gobierno de coalición.

La meta del PP, en todo caso, es desligarse de Vox: “gobernar en solitario”, como ha dicho Mañueco y convertir su Gobierno minoritario en una mayoría cómoda como la de Isabel Díaz Ayuso en Madrid, que en mayo del año pasado aplastó al resto de formaciones y solo necesitó de la abstención de Vox para su investidura.

Por su parte, el PSOE busca hacerse con los votantes de Cs de centroderecha, sin los cuales no puede imponerse al PP, alegando que una coalición entre “la derecha y la extrema derecha” se podría dar en caso de que Vox sirva de palanca para los populares.

 

Una tercera opción

Entre tanto, Ciudadanos busca recuperarse del desastre de las últimas elecciones, tras desaparecer de Madrid después de gobernar en coalición con Díaz Ayuso. Igea ha asegurado que su partido está dispuesto a gobernar en solitario y que no pactará con el PP. Pero los sondeos ponen en duda incluso que la formación naranja llegue a tener representación en las Cortes.

Por su parte, Vox solo podría aumentar sus escaños. Actualmente tiene uno y se prevé que su presencia pase a ser la de la tercera fuerza en la región. Con dos procuradores se encuentra UP, que apuesta por tumbar una victoria de la derecha, apostando por un Gobierno de coalición de hasta tres formaciones políticas.

La España Vaciada planta cara a la despoblación

Después del éxito de Teruel Existe (TE) en las elecciones generales de 2019, la plataforma de la España Vaciada debuta en los comicios castellanoleoneses con la intención de reivindicar las regiones afectadas por la despoblación y buscan tener representación parlamentaria de cara a las elecciones generales del año que viene.

Su participación, al igual que las de las fuerzas regionales de León y Ávila, podrían ser cruciales para la investidura del candidato electo, en caso de que, como indique el CIS, ocurra un empate técnico que permita a estos partidos opacar el protagonismo en su propia tierra, que ahora está enfocado en los grupos nacionales.

 

Esta nueva base concurrirá en cinco de las nueve provincias castellanoleonesas: Palencia, Valladolid, Salamanca, Burgos y Soria, aunque en estas últimas dos provincias, dos de sus partidos integrantes, Vía Bugalesa y Soria ¡Ya!, concurrirán con su propio nombre respaldados por el colectivo, pero al final perteneciendo a la plataforma. Los escaños que obtenga podrían adherirse al grupo parlamentario de la España Vaciada si esta logra al menos cinco procuradores en las demás circunscripciones electorales.

Campaña en clave nacional 

En definitiva, la batalla por Castilla y León no se limitará a sus fronteras: todos los líderes nacionales buscarán aumentar su protagonismo durante estas dos semanas en la comunidad más extensa de España. 

El PP ve en la campaña electoral de autonomía una clave para impulsar la figura de Pablo Casado, con la vista puesta en un cambio de ciclo que lleve al líder de la oposición a La Moncloa. El popular estará en las nueve provincias y tendrá al menos cuatro actos junto al candidato de la formación, Alfonso Fernández Mañueco. 

Por su parte, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, visitará hasta en cuatro ocasiones la comunidad autónoma, una de estas para el cierre de la campaña con Tudanca en Valladolid. 

Por parte de Podemos, estarán muy presentes Irene Montero e Ione Belarra, mientras que Yolanda Díaz tiene previsto acudir a un solo acto. Y también será máxima la implicación de la dirección de Vox: todo el equipo de dirección de la formación de ultraderecha liderada por Santiago Abascal estará en tierras castellano-leonesas. 
@mundiario

Castilla y León, epicentro de la política nacional: las claves del 13-F
Comentarios