El Madrid saca provecho de su estratégica paciencia con los jóvenes

Carlo Ancelotti se adaptó a los jóvenes. @vinijr
Carlo Ancelotti se adaptó a los jóvenes. / @vinijr

El equipo blanco decidió tenerle paciencia a los jóvenes, en espacial a los brasileños; Vinícius Jr. (21), Rodrygo (20) y Militao (23) y ya comenzó a sacar el máximo provecho.

El Madrid saca provecho de su estratégica paciencia con los jóvenes

Transición exitosa. Cuando se confirmó el fichaje del técnico Carlo Ancelotti (62) algunos pensaron que los jóvenes de la plantilla del Real Madrid tendrías los días contados. Ciertamente al italiano le costó mucho rotar, pero el empuje, valentía e irreverencia de los muchachos lo obligó a mirar cada vez con mayor confianza al banco de suplentes. Vinícius Jr. (21) y Rodrygo (21) son los cabecillas de este grupo que ya es el presente.

La directiva aceptó la renuncia de Zidane en 2021, el técnico más exitoso de la última década. Lo hizo confiando al 100% en el proyecto de transición generacional y le dio la batuta a un técnico de 62 años, una apuesta arriesgada que ha dada resultados.  Considerado un técnico fundamentalista Ancelotti ha dado a cada jugador un peso específico y la gran mayoría ha sabido aprovechar su rol.

El caso de los atacantes Vinícius Jr. y Rodrygo quizás sea los más emblemático. El primero llegó en 2018 a Madrid con la etiqueta del nuevo Neymar, una sombra que le hizo mucho daño. Los primeras dos temporadas se nubló en sus propias gambetas y tres años después encontró la madurez como extremo por la izquierda. Ahora es un felino rápido y feroz que acumula 18 goles y 19 asistencias en 48 compromisos.

El club lo pagó en 45 millones de euros y hoy su valor es de 100 kilos, un 55% de aumento que lo convierten en el negocio más rentable de los últimos fichajes. Vinícius Jr. tiene contrato hasta 2024 y ya se ganó una extensión con un aumento considerable, sobre todo tomando en cuenta que gana 3.5 millones netos por temporada, uno de los salarios más bajos de la actual plantilla.

RODRYGO DESBANCÓ A ASENSIO

Rodrygo, anotó el gol que forzó la prórroga. realmadrid.com
Rodrygo, figura del Real Madrid en Champions. / realmadrid.com

Rodrygo, por su parte, se ha ganado a pulso su lugar. Llegó en 2019 al equipo blanco procedente del Santos FC a cambio de los mismos 45 kilos y este año pesco en río revuelto tras las ausencias por rendimiento y lesiones de Gareth Bale y Eden Hazard.

Con los dos goles en la remontada ante el Manchester City el brasileño llegó ocho y, además, suma nueve asistencias en 44 compromisos, siento titular o el primer cambio del técnico Ancelotti. Este rol lo tenía Marco Asensio (26), pero el español perdió mucho terreno en una competencia genuina y ni siquiera sus 12 goles en 40 partidos le aseguran un lugar en la plantilla del próximo año.

Federico Valverde (23) es, después de Vinícius Jr., quien más ha evolucionado. No le huyó al reto de pelearle un lugar a Modric (36) y Toni Kroos (32) y su versatilidad le permitió incluso actuar como falso extremo. Acumula 2.562 minutos distribuidos en 41 partidos y es el presente de un mediocampo dirigido en un futuro muy cercano por Eduardo Camavinga (19).

En defensa Eden Militao (24), por su parte, superó su mala fama y no tiene techo. Su rival es su propia capacidad de evolución y oportunidades seguirá teniendo de sobra. Hoy es titular indiscutible y terminará el año con la mayor cantidad de minutos en toda su carrera y posiblemente supere los 50 compromisos jugados, una cifra que habla de regularidad.

Eduardo Camavinga con la camiseta del Real Madrid. realmadrid.com
Eduardo Camavinga llegó para reclamar un lugar. / realmadrid.com

En el camino se quedaron los canteranos Miguel Gutiérrez (20) y Antonio Blanco (21) victimas de lesiones y sobrepoblación en sus posiciones. Cualquier equipo de Europa recibiría a un lateral izquierdo y un volante central de sus características, basta conocer el plan del club con ellos para la próxima temporada.

La idea de Florentino Pérez y la directiva merengue es armar un equipo que este al nivel del nuevo Santiago Bernabéu, escenario deportivo que se convertirá en el más moderno del mundo una vez culminen las remodelaciones. El nombre del volante central Aurélien Tchouaméni (22) suena con mucha insistencia como próximo refuerzo, sobre todo por su gran parecido con Casemiro, el único que no tiene un relevo natural.

La novela de Kylian Mbappé (23) también continúa. Sería una nueva pieza joven que rejuvenecería todavía mucho más la plantilla. Pero no es el único. Erling Haaland (21) está a la espera y hay un viejo deseo por el cual habría que desembolsar una gran cantidad de dinero: Trent Alexander–Arnold (23) lateral derecho del Liverpool que hoy está valorado en 80 millones de euros. @mundiario

El Madrid saca provecho de su estratégica paciencia con los jóvenes
Comentarios