17 Ribeira Sacra: Laboriosa búsqueda de progreso

Ribeira Sacra
Ribeira Sacra
Galicia importa cada año 3 millones de toneladas de forrajes secos y concentrados para complementar el alimento de su cabaña ganadera. Hay en marcha un proyecto para regar 15.000 hectáreas y producir 500.000 toneladas de alimento.
17 Ribeira Sacra: Laboriosa búsqueda de progreso

La Ribeira Sacra Lucense aglutina a las comarcas de Chantada, Quiroga y Lemos. Un conjunto de once municipios, cuya capital consensuada es Monforte de Lemos. Es una comarca donde se repiten muchas constantes que vamos viendo en las diversas comarcas lucenses, pero donde se aportan iniciativas y particularidades en las que vale la pena detenerse.

La población total es de 46.885 habitantes, con un 10,25% de menores de 18 años, un 55,64%% de entre 18 y 65 años y un 34,11% mayores de 65 años. Esta última media ya veremos que tiene unas cifras más elevadas en la mayor parte de municipios, pero la mayor población de Monforte, que supone casi un 40% del total de la comarca, compensa y acompasa las estadísticas.

La renta media de la Comarca es de 19.628,67 euros. También muy condicionada por la renta de Monforte, que se sitúa en el octavo lugar por renta de la provincia de Lugo, con 22.286 euros.

Ribeira Sacra Población y Renta

Población de A Ribeira Sacra y renta media por municipios

Casi una vaca de leche por habitante

Aparte de Monforte de Lemos, nos encontramos en A Ribeira Sacra con los municipios de Bóveda, Carballedo, Chantada, Pantón, A Pobra de Brollón, Quiroga, Ribas de Sil, O Saviñao, Sober y Taboada.

Ribeira Sacra Población por Edades

Población por franjas de edad

Aunque con desigual distribución de la actividad ganadera, según municipios y zonas, la Comarca produce la tercera parte de la leche contabilizada en la provincia de Lugo (33,20%), según datos que nos facilita Mariano Nieves, responsable de Unions Agrarias en Chantada. Todo ello con unas 2.848 explotaciones ganaderas con vacas, de las que el 70% corresponden a vacuno de leche y el 30% a vacuno de carne. Y de esas explotaciones ganaderas, aproximadamente el 40% se concentra en cuatro municipios: Chantada, O Saviñao, Taboada y Carballedo.

En cuanto a vacuno de leche se cuenta en la comarca un total de 46.156 vacas en producción, que lógicamente vienen a contabilizar la tercera parte de las existentes en Lugo. Lo hemos señalado en ocasiones anteriores: si el ganadero percibiera 2 céntimos más por litro, se percibiría una media estadística de 5.000 euros más al año por explotación lechera. Tal como han subido los precios de los piensos, no sé si daría para sufragar este mayor coste, pero ayudaría a evitar la ruina de un sector que, mal que bien, contribuye a fijar población rural, y a mantener productiva la tierra.

Producción de leche _Unios Agrarias

Producción de leche en Ribeira Sacra/Unions Agrarias

El total de explotaciones y ganado, según datos oficiales. Aunque es posible que se esté dando una concentración de más vacuno por explotación, y disminuyendo, por tanto, el número de explotaciones:

Ribeira Sacra Explotaciones y ganado

Ganado por municipio

De todas formas, como se esta viendo en las movilizaciones de los ganaderos de los últimos días, el punto de inflexión sólo se podrá producir en la agrupación de los ganaderos, y en la iniciativa de éstos para lograr dar valor añadido a su producción, acometiendo de forma directa la tarea de la transformación de sus productos. En la comarca existen tres cooperativas que asumen el primer paso de la colaboración para hacer frente a sus necesidades: la Cooperativa Icos, en Chantada, con 867 cooperativistas (que aglutina también a ganaderos de otros municipios de fuera de la comarca), y en Monforte la Cooperativa Lemos, que agrupa a 616 ganaderos, y que junto con la cooperativa Coreber, de la comarca de Bergantiños, ha adquirido la láctea Celega. Sin olvidarnos de la cooperativa Aira, que junto Icos y otras tres cooperativas ha creado una fábrica de piensos en Taboada, con una considerable producción de 170.000 toneladas al año.

Enmendar el pasado con un proyecto de futuro

El Val de Lemos, que dispone de alrededor de 32.000 hectáreas cultivables, tiene un clima habitualmente seco entre mayo y septiembre. Por ello, en los años sesenta se pensó un plan de regadíos, para que se instalaron una serie de canales de riego, y en 1969 se construyó el embalse de Vilasouto, en la cuenca del río Mao, y en el borde del municipio de O Incio (Sarria). El embalse de Vilasouto ocupa una extensión de 112,6 hectáreas y tiene una cpacidad de 21 hectómetros cúbicos. El plan pretendía establecer el riego de 5.000 hectáreas de terreno de Lemos por el sistema clásico de “riego a manta”. 5.000 hectáreas definidas, que tenían ¡6.000 propietarios! Se constituyó una comunidad de regantes que -debido a la imposibilidad de gestionar una estructura tan poco transitable, ha terminado tirando la toalla en 2014.

Embalse de Vilasouto

Embalse de Vilasouto en O Incio

A partir de las nuevas figuras de movilización de tierra agraria que desde el presenta año prevé la legislación sobre desarrollo rural de Galicia, un grupo de trabajo (en el ámbito del Espacio de Encuentros Galicia Debate) se ha puesto manos a la obra para tratar de poner en pie un proyecto renovado que -utilizando tecnologías más actualizadas- logre optimizar, con sistemas de riego más eficientes, el alcance del anterior proyecto, de forma que pueda alcanzar hasta unas 15.000 hectáreas, con una producción de alrededor de 500.000 toneladas de pasto, y otras producciones agrícolas y hortofrutícolas.

Galicia importa cada año 3 millones de toneladas de forrajes secos y concentrados para complementar el alimento de su cabaña ganadera, tanto para el vacuno de leche y carne como para la ganadería avícola y porcina.

En el caso del vacuno se calculan unas necesidades alimentarias de alrededor de 2.720.000 toneladas de materia seca anuales, de las cuales 947.000 toneladas (el 35%) se importan en su totalidad, normalmente de países extracomunitarios, a través de los puertos de A Coruña, Vilagarcía y Marín. Estas importaciones conllevan unos efectos negativos, algunos de los cuales constituyen una amenaza más para la cabaña ganadera de Galicia:

Hacen vulnerable la seguridad alimentaria, como se está viendo en la actualidad, cuando el encarecimiento de los transportes ha incrementado en 100 euros el importe de la tonelada de estas importaciones.

Reducen la competitividad de las explotaciones ganaderas.

Aumentan la huella de carbono de la producción ganadera, debido al transporte: los productos importados vienen de unas distancias de en torno a los 7.000 kilómetros de media.

Reducen la sostenibilidad del ciclo de producción.

El proyecto generaría unos 472 puestos de trabajo de nueva creación, y está diseñado de forma que tenga un impacto en la subcomarca afectada, con la propuesta de creación de una agencia de desarrollo comarcal, que colabore de modo activo con los restantes agentes de la zona para abordar unas mejoras de los servicios, del tratamientos de temas como el del abandono de viviendas (en el artículo anterior veíamos cómo sólo en Monforte existe un porcentaje no desdeñable de viviendas vacías), de los cuidados de mayores y dependientes, de potenciar las iniciativas de emprendimiento y creación de empleo, y de fomentar el desarrollo de la cultura y el ocio, como algo sustancial para el funcionamiento del Estado del Bienestar.

El grupo de trabajo ya ha presentado el proyecto al presidente de la Diputación, que lo ve con ojos favorables, y continúa sus trabajos de concreción y diseño. Sólo queda esperar que la Confederación Hidrográfica Miño-Sil y la Consellería de Medio Rural sepan entender los beneficios que comporta el proyecto, y le den su apoyo y colaboración activa.

Viticultura heroica

Sin abandonar el sector primario, pero dando a la vez el salto a la iniciativa industrial, no podemos dejar de poner el foco sobre una realidad característica y fructífera de la Ribeira Sacra. El autor aún recuerda cuando hace algunas décadas, al visitar Galicia, en algunos restaurantes donde lo tenían, había un momento en el que se había agotado el vino de Amandi, por la corta tirada de su cosecha. Para más concreción podría hablar, por ejemplo, del Don Gaiferos en Compostela. Pasados los años, y no pocos esfuerzos y penalidades, hoy nos encontramos con una Denominación de Origen Ribeira Sacra, que se extiende a lo largo y a lo ancho de 1.251 hectáreas, para sacar unos productos, tintos y blancos, de calidad reconocida y capaces de abastecer su mercado.

Viticultura heroica

Viticultura heroica

Estamos hablando de lo que denominan “Viticultura Heroica”, que según los estándares de la Unión Europea es aquella que se desarrolla o en zonas por encima de los 500 metros, o en zonas con pendientes de más del 30%. Aquellas, como las de A Ribeira Sacra, en las que las cajas y cestos de la uva durante la cosecha salen remontando las pendientes a hombros de los vendimiadores, o utilizando raíles para escalar los desniveles, o por barco a través de las corrientes fluviales. Porque la Denominación de Origen Ribeira Sacra abarca territorios comprendidos entre el Miño y el Sil y sus afluentes.

Una zona que abarca 19 municipios de Lugo y de Ourense, que se extiende por 1.251 hectáreas (aunque hay algunos intentos de ampliación, cuya opción se está dirimiendo en la actualidad), con 1.500 viticultores de todos los tamaños, y 93 bodegas.

El espacio bajo la denominación de origen abarca 5 subzonas: Amandi, con 32 bodegas; Chantada, con 19 bodegas, Quiroga Bibei, con 13 bodegas, Ribeiras do Miño, con 20 bodegas; y Ribeiras do Sil, con 9 bodegas. Entre las variedades admitidas dentro del Consejo Regulador existen:

Las de Tintos preferente: Mencía, Brancellao, Meerenzao, Sousón, Caiño Tinto, Caiño Longo y Caiño Bravo.

Las de Tintos Autorizados: Garnacha Tintorera; Mouratón; Tempranillo y Grao Negro.

Y las de Blancos Preferentes: Godello; Loureira; Treixadura; Dona Branc; Albriño; Torrontés; Branco Lexítimo y Caiño Branco.

El 70% de los viñedos se encuentran en los municipios de Quiroga (263,5 hectáreas), Sober (205 hectáreas), Pantón (183,6 hectáreas), O Saviñao (142,6 hectáreas) y Chantada (115,9 hectáreas).

La de A Ribeira Sacra es la única zona de viticultura de montaña en Europa sin ayudas específicas. Su cosecha en 2021 ha superado los 6,5 millones de kilos de uva (5,8 millones de tinta y 0,77 millones de blanca).

D. O. Ribeira Sacra Cosecha 2021

D.O. Ribeira Sacra. Cosecha de 2021

Para que nos hagamos una idea de dimensiones y producción, la D.O. Rías Baixas dispone de 4.051,6 hectáreas (3,23 veces más) y su rendimiento ha sido superior al de la Ribeira Sacra: 6.911,8 kilos por hectárea. La de Ribeira Sacra ha sido de 5.236,18 kilos por hectárea. Y la Rioja dispone de 65.000 hectáreas, con un rendimiento en 2021 de 6.307 kilos por hectárea. Son, de todos modos, comparaciones que no tienen por que ser concluyentes en ningún sentido, al depender los rendimientos de muchos factores: climáticos, condiciones de trabajo, y de diversas circunstancias sobrevenidas, y casi siempre coyunturales.

Dejando a salvo los secretos de viticultores, bodegueros y enólogos, prácticamente todo lo que hay que saber sobre el vino de la Ribeira Sacra, podremos encontrarlo en Monforte de Lemos, en el Centro del Vino.

Laboriosidad empresarial

Al hablar de la comarca de la Ribeira Sacra hay una palabra que se repite continuamente: laboriosidad. Lo hemos podido comprobar en todo lo que llevamos escrito. Pero vale la pena referirse también al esfuerzo industrial, y en algunos casos innovador, que se produce en la comarca.

Entre las principales empresas de la comarca, considerando su facturación, están Aira y Celega. Aira es, como decíamos anteriormente, una cooperativa que junto con otras cuatro creó en Taboada una fábrica de piensos, con una producción anual que alcanza las 170.000 toneladas, y una facturación de 105 millones de euros. Celega, situada en O Saviñao, también en manos de dos cooperativas, entre ellas la Cooperativa Lemos, supera, con treinta y tantos trabajadores, la facturación anual de los 50 millones de euros. Recoge anualmente alrededor de 120.000 toneladas de leche a los ganaderos de la zona. Entre ambas cooperativas facturan más de la mitad de la facturación total de las 15 principales empresas de la comarca. Aun teniendo en cuenta que entre esas 15 empresas se incluye Galicia Vento, situada en Chantada, que factura en torno a los 18 millones de euros al año.

Entre esas principales empresas suman una plantilla de 956 trabajadores. Pero hay que tener en cuenta que el número real de trabajadores de la comarca vinculados a estas empresas es casi de la mitad, ya que, entre las empresas citadas, y situada en Monforte de Lemos, está la empresa de seguridad Alcor, que presta servicio en diversas Comunidades Autónomas y cuenta con 476 empleados.

Vale la pena, no obstante, reseñar a diversas empresas comarcales, bien porque se esfuerzan en aportar valor añadido a los productos locales, bien porque generan productos de creación propia, aportando también valor añadido, en este caso el de los propios conocimientos y tecnología.

Sin contar las empresas del vino, entre las primeras están, por supuesto, Aira y Celega, así como Queserías Prado y Oviganic Ibérica (recientemente adquirida por la compañía china Yeeper), ambas en Monforte; o Castañas Naiciña y Sidrería Galega (ambas pertenecientes al Consello Regulador de Agricultura Ecolóxica de Galicia), y la quesería Airas Moniz, todas ellas en Chantada.

Entre las segundas se pueden citar en Chantada a Davega (que fabrica las conocidas galletas mariñeiras), o la empresa de inyección de aluminio Asma Yeet, que fabrica caldeeras y radiadores. Y en Monforte a Calzados Losal (con sus propios diseños: saca unas 40 referencias de zapatos cada año), la cooperativa Sicyme, que además de ser instaladores de depuradoras, potabilizadoras y desaladoras, y de instalaciones eléctricas, fabrica sus propios cuadros eléctricos. O Construcciones Metálicas Galegas, que fabrican e instalan estructuras metálicas. O Ramiro Vila, que fabrica maquinaria desde 1989.

Dejamos mucha tinta en el tintero, lo sabemos; aunque no a propósito. Pero con lo que hemos señalado parece que queda probado que la Comarca de A Ribeira Sacra se aplica laboriosamente a la tarea de construir [email protected]

17 Ribeira Sacra: Laboriosa búsqueda de progreso
Comentarios