11 A Montaña: Buscadores de futuro

La Vía Künig
La Vía Künig.

 Iniciativas que intentan abrir camino a nuevos sistemas productivos y valerse de las tecnologías digitales para introducirse en el mercado. Todo ello desde el despoblado mundo rural.

11 A Montaña: Buscadores de futuro

Visitar Navia de Suarna de la mano de Toño Núñez es como asomarse a la vez a la historia del pasado y a la esperanza del futuro. Él ya no habita en Navia (ha ejercido su carrera de docente en Palas de Rei), pero vive Navia y está al tanto de sus problemas y, junto con otros vecinos, continuamente buscando alternativas que abran camino. Han constituido una asociación: la Asociación Vecinal Irmandade Naviega, desde la que tratan de poner en pie proyectos e iniciativas que sirvan de base para fundamentar el futuro.

De sus 107 entidades de población, en el núcleo principal de Navia de Suarna habitan 800 de los 1.063 habitantes que tiene el municipio. Atravesado por el río Navia tiene toda la apariencia de un pueblo tranquilo, situado en un valle entre montañas, cuidado, con la mayor parte de sus casas de piedra restauradas, y presididas por un castillo medieval; situado sobre un promontorio rocoso, al que en su día se adosaron viviendas en altura, hoy deshabitadas. Poco más allá del castillo, el puente medieval, de un solo arco apuntado y construido sobre basamentos romanos, acompaña a la fortaleza en su testimonio del pasado histórico. Por lo demás, se nota una gestión municipal pulcra y ajustada, con su playa fluvial y zona recreativa, y con sus instalaciones deportivas.

La Asociación Vecinal Irmandade Naviega tiene entre sus propósitos la recuperación del castillo para establecer quizá las instalaciones del concello y para el desarrollo de actividades culturales y vecinales. Y desarrollar actividades e iniciativa de mejora urbana, cuidado del medio ambiente y mejora de condiciones de vida. La asociación está en contacto y colaboración con el concello.

Asociación Irmandade Naviega

Asociación Vecinal Irmandade Naviega.

Una lluvia de iniciativas

También en Navia de Suarna, y coordinados con la mencionada asociación, existen otras iniciativas de diversa índole. Desde el regreso y la restauración de la casa familiar -hórreo incluido- de Pedro, un joven ingeniero, que convierte la casa restaurada, Casa Quiñones, en la oferta de una plataforma para el “coworking” (espacio desde el que él mismo trabaja en una patente tecnológica propia de un equipo de recuperación de baterías industriales, que vende a nivel internacional), o dando acogida a visitantes que se acercan a Navia con diferentes objetivos. O la inserción, apoyada por la asociación y por los vecinos, de una pareja rusa, curiosamente orientados desde A Fonsagrada: Alisa Smirnova y Pável Yakhusev, de quienes recibo noticias en diferentes lugares de la comarca.

Pável -esforzándose con el idioma, como símbolo de su voluntad de integración- nos explica la ilusión que sienten ambos de vivir en Navia, donde siembran su arte en los diversos rincones del pueblo: él dice que es herrero, pero en definitiva es un artista que forja en hierro su inspiración, que va dejando, como una huella de su presencia, por las calles de Navia de Suarna. A la vez que va recopilando herramientas antiguas y útiles de hierro, como yunques y otros instrumentos, que tal vez algún día contribuyan a una exposición o museo que cuente parte de la historia del pueblo. Por ahora van subsistiendo con encargos de los vecinos para rotular los nombres de sus casas.

Huellas del arte de Pavel en Navia

Huellas del arte de Pavel en Navia.

Igualmente en Navia, a 20 minutos del núcleo urbano, y a 20 minutos de Becerreá y de San Román (Cervantes) el cineasta Oliver Laxe ha restaurado la casa de su familia -Casa Quindós- para convertirla en la plataforma de una iniciativa que han lanzado con la creación de la Asociación Ser (como el río que pasa por Vilela). Su primo Jesús le ha seguido, junto con su mujer y su hija, y sigue ejerciendo su trabajo desde la vivienda familiar, que está restaurando, a la vez que se dedica de lleno a las actividades de la asociación, que tiene por objeto estimular al retorno al rural.

De entrada -nos cuenta Jesús- están limpiando de maleza las 100 hectáreas de Vilela, con el pastoreo de cabras de un criador de cabras de Cervantes que se ha prestado a utilizar los pastos. Y de las actividades que van desarrollando, ya han salido dos grupos (uno de Palas de Rei, que compró casa en Coruxedo (Navia)y proyectan organizar desde allí rutas a caballo, y otro de Sarria, con un proyecto similar; y hay una tercera persona de Madrid que está considerando intentar comprar una de las cinco casas que existen, deshabitadas, en el antiguo núcleo de población de Vilela.

Cuentan con el apoyo del alcalde de Navia -José Fernández- para las tareas que requieren la actuación del concello. Y en algunas de las iniciativas que han organizado, también con la participación de la Diputación de Lugo.

Nacieron casi a la vez que la pandemia, y a pesar de las limitaciones, durante 2021 han organizado hasta 15 cursos gratuitos, con un acuerdo con la Escuela de Capacitación Agraria de Guísamo, con asistencia de 10 a 15 personas por curso, excepto en el de Pastoreo, al que asistieron más de 100 personas. Su propio desarrollo va a necesitar de iniciativas complementarias, como es, por ejemplo, el de algún restaurante que sirva las comidas a los asistentes a los cursos. En el mes de diciembre organizan la visita de los colegios de la comarca -Navia, Becerreá, Cervantes…-, y en Navidades organizan el Cineclub de Montaña, pendiente aún de concretar su programación. Además, organizan visitas, para poner en valor el Castro de Teso da Ermida, también en Vilela.

Castro de Teso da Ermida Vilela

Castro de Teso da Ermida. / Vilela

Emprendedores a los que hay que apoyar

Siempre se dijo que “principio quieren las cosas”. Y si estas iniciativas perseveran, e incluso se coordinan, y si son apoyadas e integradas por la actuación institucional, pueden suponer un camino de recuperación para el futuro.

En A Fonsagrada, a un costado del Museo Etnográfico, Laura Valiela desarrolla su actividad en la caseta de Turismo. Mientras atiende a peregrinos y turistas que se acercan a preguntar por diversas orientaciones sobre visitas, nos va contando iniciativas y actividades del municipio y de la comarca, entreverada con recomendaciones de visitas obligadas que nos darían para un trimestre de caminatas y de actividad turística.

Coincide en la información que ya nos había dado Nazaret, de Unions Agrarias, acerca del establecimiento, en los años sesenta, de una comuna en Negueira de Muñiz. Negueira de Muñiz, con 215 habitantes, formó hasta 1925 un único municipio, denominado Burón, con A Fonsagrada. Un grupo de personas del municipio ha creado la Cooperativa Ribeira do Navia, que desarrolla actividades de preparación y venta de productos naturales: conservas, zumos y otros productos, a la vez que también atiende a trabajos forestales y trabaja en bioconstrucción.

En los últimos años, la pareja formada por Usoa Areitio y Roi Agulla Monteseiriño han puesto en marcha, en cooperativa, la panadería ecológica Lento, en Ernes, que suministra pan a toda la comarca, a Ribadeo, Lugo, y otras poblaciones.

Otra iniciativa que se puso en marcha en Negueira de Muñiz es la de la apicultura en Outurelos, a través de lo que sus creadores en 2009 llaman “El país del Abeyeiro”. Que no solamente producen miel con procedimientos ecológicos, sino que han establecido lo que ellos llaman un Ecomuseo, y organizan cursos y actividades relacionadas con la apicultura y la naturaleza. También venden online, al parecer con gran éxito.

Negueira de Muñiz, al tener menos de 250 habitantes, se rige por la elección de su corporación municipal por listas abiertas. En la época democrática ha contado con sólo dos alcaldes. El actual, José Manuel Braña, perteneciente al PSdeG, que asumió la alcaldía en 2003, tras el fallecimiento de su antecesor, Eladio Basadre, al ser el segundo más votado; y ha sido elegido en cada una de las siguientes elecciones democráticas.

Un pequeño ayuntamiento de A Montaña puede demostrar una enorme capacidad de iniciativa, digna de ser reforzada, apoyada e imitada:

Mapa turístico de Negueira de Muñiz

Mapa turístico de Negueira de Muñiz.

También en A Fonsagrada, los propietarios de dos explotaciones ganaderas de carne decidieron unirse para generar valor añadido al producto de su trabajo. Están criando vacuno de la raza angus, para carne; cada explotación funciona de forma independiente, pero han creado una sociedad para el sacrificio de los animales y para la venta del producto, a cuyo objeto han abierto una carnicería en Castroverde, y utilizan también el sistema de venta online, haciendo llegar los pedidos a domicilio.

Son iniciativas que intentan abrir camino a nuevos sistemas productivos y valerse de las tecnologías digitales para introducirse en el mercado. Todo ello desde el despoblado mundo rural. Iniciativas que las Instituciones de Galicia deben apoyar y promocionar, si de veras quieren que la Galicia interior se reactive, se ponga en valor y rompa la dinámica negativa de la despoblación y el abandono.

Toda esta información seguro que se podría completar con muchas otras iniciativas de emprendedores, así como de algunos portales digitales que van surgiendo para la venta online de productos de las comarcas lucenses. Como, por ejemplo, el portal Son de Lugo, que de manera aún incipiente oferta online la distribución de productos alimentarios de las comarcas de A Chaira, Ribeira Sacra, A Ulloa y A Montaña.

Además de las iniciativas estrictamente económicas, hay otras que también potencian la comarca. En A Fonsagrada, a partir de 2015, comenzaron a celebrarse “As Foliadas”. Una iniciativa de un grupo autodenominado “Peta Pouco e a Destempo”, que trata de poner en valor el flolclore tradicional, desarrollando durante tres días talleres de música y de baile tradicionales, una feria de productos locales y de artesanía, y recorridos musicales por distintos lugares del municipio: bares y tabernas, y otros itinerarios. Este año se celebrarán entre el 3 y el 5 de diciembre.

Y hablando de música y artesanía, A Fonsagrada es uno de los pocos sitios donde hasta hace poco se continuaba forjando el arpa de boca llamada birimbao, hasta que falleció el artesano que las fabricaba. Ahora ha comenzado a forjarlas un artesano que fabrica navajas, que se llama Avelino.

Homenaje al birimbao delante del museo A Fonsagrada

Homenaje al birimbao ante el Museo Etnográfico de A Fonsagrada.

También las instituciones luchan por el futuro

Pero además está la inquietud de los ayuntamientos. En el anterior artículo recogíamos, por ejemplo, la iniciativa del ayuntamiento de Pedrafita do Cebreiro de desarrollar las obras del municipio por administración, generando empleo (por desgracia no continuo) para 90 trabajadores, con un presupuesto anual de 800.000 euros para esas actividades.

El alcalde de As Nogais, Jesús Núñez, preside la agrupación de municipios que están apostando por poner en pie una variante del Camino Francés, denominada “Vía Künig”. Forman parte de dicha agrupación, además de As Nogais, Pedrafita do Cebreiro, Becerreá, Baralla, O Corgo y Lugo.

Becerreá promoviendo la Vía Künig

Becerreá promueve la Vía Künig.

La iniciativa parte de la existencia de una guía de peregrinos, editada en 1495 (y reeditada cinco veces) para peregrinos alemanes por el monje germano Hermann Künig de Vach, en la que, a partir de Las Herrerías describe con todo lujo de detalles y de consejos el itinerario del Camino a través de Pedrafita do Cebreiro, As Nogais, Becerreá, Baralla, O Corgo y Lugo, donde entroncaría con el Camino Primitivo hasta Santiago.

Dicha guía marca un precedente histórico en el que los municipios concernidos basan su reivindicación, con la esperanza de que el Xacobeo les abra la oportunidad de recoger una parte de los peregrinos, abriendo también una puerta para recibir las ventajas económicas que podrían fortalecer a su sector servicios. Y activar de esa manera también el inicio de posibles iniciativas turísticas, que su territorio, su paisaje y su historia pueden perfectamente acreditar.

Los responsables municipales no pierden una oportunidad de poner en primer plano sus municipios para la celebración de actividades, por ejemplo, deportivas, como es el caso de Becerreá con la celebración de los llamados Raids de Orientación de los Ancares, organizado en colaboración con el Club Fluvial de Lugo, en la que participan diferentes equipos de toda Galicia. Se trata de orientarse para realizar los recorridos no señalizados que exija la prueba, a lo largo de en torno a 80 kilómetros por los montes de Os Ancares, realizando dos trayectos a pie y dos en bicicleta de montaña.

O la celebración de la “Ancares Cicling Marathon”, con un recorrido de unos 126 kilómetros por carreteras de montaña de Os Ancares. En 2021 han participado 500 personas, entre las que se encontraban Carlos Sastre y Miguel Induráin.

O la iniciativa de los ayuntamientos ribereños del río Navia -aun pendiente de realizar- de construir una senda que siga el río hasta el mar, que genere actividades de senderismo, deportivas, de pesca, o que favorezca la accesibilidad del río como un complemento de atractivo para planificar incluso unas vacaciones.

Se trata, a través de actividades culturales o deportivas, de dar fe de la propia existencia, y de dar a conocer la comarca, atraer visitantes, animar con los eventos a los propios habitantes y mover la economía. Todo suma.

Aunque también se trata de poner en valor la entidad histórica y el patrimonio de la comarca y sus municipios. Es lo que trata de realizar el Colectivo Patrimonio dos Ancares, capitaneado por su presidente Xabier Moure.

Algo que hemos citado en otros artículos de esta serie no podemos pasarlo por alto en el caso de A Montaña, donde están a punto de inaugurar dos realizaciones del plan es la línea de trabajo de la Diputación de Lugo de construir residencias de tercera edad, con un concepto de cercanía de los residentes a su lugar de vida. En el caso de Becerreá está a punto de abrir una residencia con 100 plazas de residentes y 40 de centro de día, y en el de Navia de Suarna, la residencia y centro de día será de 50 plazas.

Se afrontan, con esa iniciativa varios problemas: la acogida de personas dependientes que se han ganado esta acogida con su trabajo de una vida entera; evitar en lo posible el desarraigo, porque no dejan de residir en el ámbito en el que han vivido; afrontar los cuidados de los mayores, como un deber de la sociedad, y generando una profesionalización de puestos de trabajo que cada vez van a ser más necesarios, dada la prolongación de la esperanza de vida; y la activación de las comarcas, con esos puestos de trabajo, normalmente ocupados por gente joven, en edad de avivar el relevo demográfico. Sin olvidarnos de que se trata, en este caso, de un servicio público prestado desde lo público, y no sometido a ningún tipo de negocio.

Dentro del desaliento que puede producir la progresiva despoblación y la amenaza del relevo generacional generado por la brecha de edad de la comarca, vale la pena recopilar diferentes ejemplos de personas e instituciones que se preocupan por la sostenibilidad de los habitantes de un territorio tan espléndido como el de A Montaña. Una especie de homenaje a esa especie de buscadores de futuro, que -sin duda- serán capaces de dinamizar el destino de A Montaña lucense. @mundiario

11 A Montaña: Buscadores de futuro
Comentarios