La NASA podría adelantar el nuevo lanzamiento de la misión Artemis

Cohete SLS y nave Orión de la misión Artemis I. / NASA
Cohete SLS y nave Orión de la misión Artemis I. / NASA

A medida que el equipo del proyecto avanza en sus reparaciones, la agencia espacial baraja la idea de anticipar su despegue para finales de septiembre.

La NASA podría adelantar el nuevo lanzamiento de la misión Artemis

La misión no tripulada que allana nuestro camino de vuelta a la Luna, que no ha podido despegar tras dos intentos, la Artemis I, está avanzando en sus reparaciones para tratar de ser lanzada al espacio sideral una vez más. Las obras parecen marchar bastante bien, y de seguir así la NASA está dispuesta a adelantar el despegue hasta finales del mes.

Después de que otra fuga de combustible se produjera en el cohete Space Launch System (SLS), se canceló el segundo intento de lanzamiento el 3 de septiembre, los responsables de la NASA anunciaron que desistirían de hacer despegar la misión Artemis I, por lo pronto, hasta finales del mes de octubre; pero el buen ritmo que llevan las reparaciones les hacen barajar la posibilidad de adelantar otra oportunidad, según la actualización del estado de la misión esta semana.

Aquel sábado ni el cohete más potente del mundo ni la cápsula Orión pudieron emprender su odisea hasta la Luna, debido primordialmente por la detección de una fuga de hidrógeno líquido. El episodio se había repetido, justamente el 29 de agosto, en su primer intento, otra fuga de combustible, la aparición de una grieta en una tubería y una falla técnica en uno de los motores de la nave la dejaron en Tierra.

De todo marchar como hasta ahora, las autoridades de la agencia aeroespacial estadounidenses tienen en mente evaluar una nueva fecha de despegue, mucho más próxima, pese a haber descartado abrir otra ventana en el periodo de lanzamiento que inicia el 19 de septiembre.

¿Qué falló en el segundo lanzamiento del cohete?

Los trabajos de reparación han sido adversos. Se tuvo que construir una suerte de tienda de campaña alrededor de la estructura imponente del cohete y de la cápsula, para proteger el hardware y el resto de los equipos de las inclemencias del tiempo, pues permanecen en la plataforma de lanzamiento 39B del Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral, Florida, en lugar del Edificio de Ensamblaje de Vehículos, donde han sido reparados una veintena de veces.

De acuerdo con la NASA, el equipo ha reparado y reemplazado piezas. Se ha cambiado el sello que rodea una tubería que llena y drena el hidrógeno líquido de la parte central del cohete, así como otro que rodea una línea que redirige el combustible durante la fase de llenado.

Según indica el informe, estos nuevos sellos serán puestos a prueba antes del 17 de septiembre, en condiciones criogénicas (gélidas), además, la etapa central del cohete y su sección propulsora se llenarán de hidrógeno y oxígeno líquido para comprobar que todo arranque sin inconvenientes.

¿Cuándo despegará Artemis I?

En cuanto a las razones, motivos y circunstancias porque la nave no despegó el sábado, la NASA no ha podido encontrar respuesta todavía pese a que se habían corregido los incidentes del primer intento. Pero sí que ha dado una pista, que ocurrió una “presurización inadvertida de la línea de hidrógeno”, aumentando la presión de 20 libras por pulgada cuadrada de combustible a 60 libras.

No se sabe cómo ocurrió, pero la información de la NASA, reseñada por la cadena estadounidense CNN, indica que un error humano estuvo involucrado en la presurización que pasó desapercibida, aunque aclaran que no hay certeza de que ello haya podido causar la fuga de hidrógeno que experimentó el cohete.

Sea como sea, la NASA ha dado instrucciones al equipo del proyecto Artemis para que siga con los preparativos necesarios para la misión, incluyendo su lanzamiento. Las fechas tentativas para este crucial paso serían el 23 de septiembre y otra ventana de tiempo abierta para el 27 del mismo mes.

Las fechas del nuevo intento de lanzamiento serán configuradas teniendo en cuenta diversos factores. Uno de los más llamativos, sin duda, es la disponibilidad de la plataforma de lanzamiento, pues otras misiones importantes para la NASA despegarán pronto, como la Crew-5 de SpaceX que llevará un nuevo grupo de astronautas a la Estación Espacial Internacional (EEI) o la misión DART, que colisionará contra un gran asteroide que se acerca a la Tierra para desviar su trayectoria. @mundiario

La NASA podría adelantar el nuevo lanzamiento de la misión Artemis
Comentarios