Encuentran una extraña formación en Marte que recuerda a los corales

La 'flor marciana' captada por el róver Curiosity. / RR.SS.
La 'flor marciana' captada por el róver Curiosity. / RR.SS.

El róver Curiosity halló una rara formación que, por un momento, se hizo pasar por un coral o una flor, desconcertando a los científicos.

Encuentran una extraña formación en Marte que recuerda a los corales

Una extraña formación hizo a los científicos mirar dos veces. El róver Curiosity, un vehículo espacial del tamaño de un coche que fue diseñado para estudiar los cráteres del planeta rojo, ha tomado esta semana una interesante imagen de un objeto que parece un coral marino o una especie de flor.

Según el registro de la NASA, el Curiosity tomó sus fotografías el 25 de febrero, con el instrumento Mars Hand Lens Imager (MAHLI), una suerte de lente amplificadora que se parece a los instrumentos que los geólogos utilizan en el campo. El ingeniero de software Kevin M. Gill, quien trabaja procesando imágenes del róver, exhibió las fotos en su cuenta de Twitter, llamándola “flor marciana”.

La fotografía revela un pequeño objeto arenoso, con múltiples ramificaciones que, de acuerdo con la jefa del proyecto Curiosity, Abigail Fraeman, mide lo mismo que una moneda. A primera instancia, parece ser una forma de vida orgánica, o al menos sus restos, pero después de varios análisis, el equipo que maneja el rover determinó que es un mineral.

Cristales ‘diagenéticos’

El equipo que controla al Curiosity confirmó que en realidad no se trata de ninguna forma de vida orgánica, ni los restos de un coral o una flor, sino que es una suerte de cristal muy especial, llamado clúster de cristales diagenéticos, lo que quiere decir que se trata de distintos minerales coexistiendo. En química, un clúster es un cúmulo de componentes, y diagenético quiere decir que es una ‘recombinación’ de varios minerales entre sí.

Algunos expertos en ciencias planetarias explican que estos cristales atraviesan un proceso que en mineralogía se conoce como ‘pseudomorfosis’. Esto ocurre cuando un mineral adopta la forma de otro diferente, al que ha sustituido debido a cualquier modificación, disolución o los efectos del ambiente.

Estas formaciones han sido registradas por los vehículos de misión en Marte, siempre nombrados de distinta manera, pues adoptan diferentes formas; algunos ejemplos son “las bayas” o “las coliflores”, debido a sus peculiares formas que recuerdan a estos alimentos terrestres.

De acuerdo con los astrónomos de la NASA, este se trata de un descubrimiento bastante interesante, ya que permite ahondar en los minerales espaciales, cómo se componen y por qué adquieren diferentes formas. Los estudios preliminares indicarían que el cristal estaba insertado en una roca, pero fue erosionada por el viento, por lo que sus ramificaciones quedaron intactas, debido a su densa composición. @mundiario

Encuentran una extraña formación en Marte que recuerda a los corales
Comentarios